Política de cookies

viernes, 1 de enero de 2016

Memoria de mi enfermera LVIII: Apatía de navidad...


Sí, la NAVIDAD, no siempre es felicidad ni alegría, ni siquiera amor ni buen rollito... Cada año estoy más convencida de que la Navidad es un estado de ánimo y que además, es un estado de ánimo muy social y siempre muy comercial. Hay que comprar regalos para hacer felices... ¿a nuestros seres queridos o al centro comercial de turno? ¿De verdad?
      Siento cortaros el rollo felicidad que se desgrana estos días por todo rincón mediático...
      Estas fechas, a muchos, les recuerda su propia soledad, la ausencia de seres queridos que por una razón u otra no regresarán, su falta de trabajo y de recursos económicos que les impide proporcionar a sus hijos o a los más pequeños de la casa todo eso que anuncian en la tele y en los centros comerciales con frases tan definitivas como ¡¡LO QUIERO!! y «¡¡me lo pido!!»

En estos días hay MUCHAS PERSONAS que están solas, que están enfermas, que no tienen con qué celebrar nada... que están varadas en una playa de un país que no les quiere... ¡palabra del año: «REFUGIADO», dicen en los telediarios! Y todos siguen comiendo su turrón y tocando la zambomba...

Sí, tal como la carita de mi gata Runa muestra arriba, a muchas personas la NAVIDAD solo nos causa tristeza y apatía, al ver tanta gente dando botes de alegría y manifestando un amor y unos deseos de esperanza estupendos y muy necesarios pero que el resto del año están ausentes o adormecidos...
      Hagamos de este AMOR Y SOLIDARIDAD navideños, unos valores que duren el resto del año en igual medida. AMOR Y SOLIDARIDAD es salud del alma... una forma saludable de vivir la vida, ¿no creéis, amigos y amigas? Estoy segura que la generosidad, la solidaridad, el respetos mutuos, el aceptar a los demás como son... eso sí que es vida saludable. Y además, ¡es contagioso!

¡Feliz año 2016... os deseo felicidad todo el año y más allá, feliz vida toda!
Cuidaos, por favor... y cuidad a quienes lo necesitan.

2 comentarios:

Marisa G dijo...

Buenos días Lola. Feliz Año.
Comparto todo lo que escribes y me identifico totalmente.
Tengo ganas de que pasen ya estos días.
Quedémonos con las buenas noticias que por suerte nos llegan de cuando en cuando y que no tienen nada que ver con felicidad impuesta o gastos y regalos obligatorios.
Espero y deseo que ese regalo de vida que tuvisteis, os haga disfrutar y mucho.
Seguimos en la lucha.
Un beso

Lola Montalvo dijo...

Muchas gracias, Marisa.
Besos miles y feliz vida... no limitemos nuestros buenos deseos a un espacio limitado de tiempo!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...