Política de cookies

jueves, 26 de febrero de 2015

Enfermeros rurales... los grandes olvidados

imagen perteneciente a Periodistadigital.com

Imagen perteneciente a Fundación de Enfermería de Cantabria, en su artículo:
«La actividad domiciliaria de la enfermera rural», lectura recomendada

Cuando se hace referencia al trabajo asistencial en el SNS, un colectivo de grandes olvidados son los profesionales de la salud que llevan a cabo su labor en los pueblos y sobre todo, las enfermeras  y enfermeros rurales. Sé de lo que hablo, porque yo fui enfermera de pueblo durante algo más de tres años, en cuatro pueblos diferentes.
      Se habla de los recortes, de la saturación de servicios, de Urgencias a rebosar, de falta de recursos de falta de personal. Pues si esto sucede en las ciudades (más o menos grandes o importantes) imagínense lo que deben de estar sufriendo en pueblos y aldeas...
  • En los pueblos, las enfermeras hacen todo. No hay división de trabajo, en muchas ocasiones, porque no hay con quien repartir. Se ocupan de Consultas de Crónicos, de Sala de Heridas y extracciones, de visitas a domicilio (programadas y a demanda, de crónicos y de tipo asistencial...), del Programa de Vacunación de Adultos e Infantil (tanto en centro de salud como en colegios), se ocupan de urgencias...
  • Se ocupan de todo tipo de urgencias y de grandes urgencias/emergencias hasta que los servicios de 112 o equivalente hacen acto de aparición: eso supone todo tipo de accidentes, desde los más benignos hasta tráficos horripilantes. Ahí están médic@s y enfermer@s con su maleta de urgencias haciendo la primera asistencia hasta que reciben ayuda.
  • Se ocupan de Cuidados Paliativos..., porque en los pueblos no existen los servicios de especializada que lleven este Programa de Cuidados, tan necesario y básico. Yo visitaba a mis los enfermos terminales y sus familias cuando acababa la jornada laboral, porque me faltaba tiempo...
  • En muchas ocasiones, trabajar en un centro de salud de pueblo supone tener que atender también ciertas aldeas o pedanías cada cierto número de días... con tu propio vehículo privado, por supuesto (y tu gasolina...). Y mi móvil: debía dar mi número de móvil para poderme avisar en urgencias y avisos a domicilio. ¿Pasa igual con los cargos de la Junta? No.
  • En los centros de salud de los pueblos (como ahora pasa en todos los servicios de salud) no se repone personal, ni por bajas ni casi por vacaciones. Cuando falta alguien por el motivo que sea, los que quedan hacen doble o triple labor.
  • No siempre se proporcionan recursos para realizar toda esta labor... en mi caso yo llevaba mi coche y no me pagaban dietas por kilometraje ni para gasolina (a diferencia de los cargos de la Junta que todos reciben estas prerrogativas)... hasta ponía mi maletín, mi aparato de la tensión arterial, mi aparato de la glucemia...
  • En los pueblos cercanos a la costa, cuando se acerca el verano, se refuerzan los centros de salud costeros quitando recursos a los pueblos de interior... No se ponen medios extra, se quitan de quienes los necesitan para atender en las épocas estivales: se llevan personal y ambulancias.
  • En estos tiempos de crisis se están cerrando servicios de urgencias de pueblos, se están quitando ambulancias... ya en mi tiempo de enfermera de pueblo tuve que llevar más de un enfermo en mi propio coche; pues ahora...
Muchos de los que lean esto tendrán conocimiento de estas cuestiones por primera vez, porque la mayoría de la gente vive en ciudades o en pueblos grandes bien abastecidos y con recursos. Pero hay muchas personas en pueblos, aldeas y pedanías que no tienen médicos y enfermeros a diario, sólo una o dos veces en semana. Y los profesionales que hacen esta labor están en la mayoría de ocasiones bajo mínimos... lo están desde siempre, sin «crisis» pues imaginen ahora.
      Los profesionales de la salud que desarrollan su labor en los pueblos son los grandes olvidados del sistema. Ellos evitan que muchos enfermos  necesiten acudir a un especialista, o evitan con su trabajo que ciertos enfermos vayan a urgencias o sean hospitalizados, porque hacen su labor muy bien, a pie de calle, a pie de casa, con las consultas abarrotadas de gente. ¿Hay que reforzar los hospitales? Por supuesto, pero TAMBIÉN hay que reforzar (con recursos adecuados, comunicación fluida con servicios de ciudad, con formación para diagnostico precoz de ciertas lesiones, incluso vía intranet-web.cam) los centros de Atención Primaria porque, cuando ellos llevan a cabo su labor de forma adecuada, coger la carretera con un familiar y dirigirse a Urgencias del hospital ya no se hace necesario siempre.

No se olviden de los profesionales de los pueblos. No se olviden de las Enfermeras y Enfermeros de pueblo... ellos sí que hacen cuidados de enfermería en todas las etapas de la vida y en todas situaciones de salud-enfermedad en el mismo ámbito y entorno de las personas. Reivindico su labor como importantísima y esencial.

Y, por ahora, nada más. Cuídense, por favor...

9 comentarios:

Mar Rodríguez dijo...

El próximo 1 de Mayo cumplo 30 años de practicante titular,hoy enfermera de atención primaria, y tienes toda la razón, somos los grandes olvidados.

Antonio Fernández dijo...

Enhorabuena por la fotografía que has realizado de nuestro trabajo. Llevo casi siete años en un pueblo después de 23 en un hospital y sabes qué es lo que más me gusta... soy feliz!!!!

Margarita Escudero dijo...

Llevo más de 20 años trabajando en un pueblo de montaña y es tal como lo has comentado. Hay muchas desventajas pero tienes la satisfacción de conocer a toda tu población. Verlos crecer es estupendo, ya que los tratas a lo largo de toda su vida. Espero que se acuerden más de nuestra labor puesto que es maravillosa y muchas veces precaria, yo siempre lo comparo con un hospital de campaña... Un saludo. Yo no cambio mi trabajo por otro.

Pilar López dijo...

Lola, solo puedo escribirte una cosa. Muchísimas gracias por escribir este post.
Un beso.

Lola Montalvo dijo...

MAR
hacéis un gran trabajo
besos miles y gracias por leer y comentar

Lola Montalvo dijo...

ÁNTONIO FERNÁNDEZ
esta fotografía es fruto de mi propia experiencia. Y lo recuerdo con mucho cariño
besos miles y gracias por leer y comentar

Lola Montalvo dijo...

MARGARITA
lo que comentas es el motivo de que afirme en el texto que los enfermeros de pueblo son los que de verdad atienden a la población en todas las etapas de la vida, en salud y enfermedad. El que disfruta con su trabajo es el que mejor lo va a llevar a cabo
Besos miles y gracias por leer y comentar

Lola Montalvo dijo...

PILAR
Gracias a ti por leer y comentar
besos miles!

Lola Montalvo dijo...

PILAR
Gracias a ti por leer y comentar
besos miles!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...