Política de cookies

miércoles, 12 de diciembre de 2012

12/12/12... Aniversario de #DIFERENCIA_T


Fotos Lola Montalvo (C)

Ya hace un año que se puso en marcha el proyecto Mírame, Diferénciate, un proyecto que  buscaba y que busca, nada más y nada menos, que humanizar la asistencia sanitaria. Partía, por lo tanto, como un gesto de autocrítica: se reconocía un fallo y se planteaba una solución, que no es sólo «una» solución, sino que pasa por tantas soluciones como profesionales hay en nuestra sanidad.
      Ha pasado un año ya y se nos plantean diversas preguntas...


      Cuando me sumé a este proyecto me planteé en todo momento de DÓNDE PARTÍAMOS: hice un breve recopilatorio de las actitudes más frecuentes entre los profesionales de la salud, esas que todos más pronto que tarde sufrimos cuando somos atendidos en cualquier centro sanitario y que tanto incomodan, molestan y dejan un agrio sabor de boca... Porque la mayoría de los profesionales son correctos y amables, considerados y empáticos, pero una pequeña minoría no lo es y, por desgracia, se les ve demasiado.
      ¿SON ÚTILES ESTAS INICIATIVAS?, sí, lo son, porque ayudan a mirarnos a vernos con los ojos de nuestros pacientes y a entender que nuestro papel como profesionales parte, ante todo, de nuestro valor como personas, como seres humanos y que ninguna terapia, tratamiento, pauta, cuidado, tarea... que llevemos a cabo con nuestros pacientes y usuarios tendrá valor o resultado alguno si perdemos de vista su/nuestro carácter humano.
      ¿SÓLO TIENEN DIFUSIÓN EN LOS MEDIOS ON-LINE Y ESO LES RESTA POTENCIA? Pues, por desgracia, creo que sí, este proyecto no se ha visto o notado demasiado fuera de los medios sociales de Internet. Compañeros con los que tengo contacto en centros de salud y hospitales no se han hecho eco de nada de lo que respecta esta campaña, que, además, se desarrolló en varias fases con bastante difusión 2.0
      Creo que la solución pasa por hacer un trabajo personalizado, nuestro y con nuestros compañeros, y ocuparnos de que los nuevos alumnos aprendan a cuidar/tratar a sus pacientes con humanidad, empatía, con amabilidad y consideración..., algo que siempre he afirmado que no debería ser necesario explicitar, pero que visto como está la cuestión se ve que es necesario refrescar. Campañas como ésta, de difusión en redes, blog, webs..., en Internet en definitiva, siempre serán una enorme ayuda que facilite, cada día más, que lleguen a todos los profesionales que laboran en nuestros centros sanitarios.

      Tratar a nuestros pacientes como a nosotros nos gustaría ser tratados... como enfermos/usuarios.

      Campañas como ésta dicen mucho de los profesionales que la pusieron en marcha: autocrítica, ése fue el germen de todo y para eso hay que tener valor. Y en movimientos como éste siempre sumaré mi apoyo, mi blog, mi persona y mi ente profesional.
      Entiendo que la crisis dificulta que, hoy día, muchos profesionales de la salud que se están desviviendo por conservar su puesto de trabajo, por mantener una asistencia mínima y gratuita y por conservar unos mínimos de calidad en la misma, puedan pensar en otra cosa..., pero creo que la capacidad de mirar, de diferenciarse, de empatizar, de humanizar la asistencia, en definitiva, no entiende de recortes, de repagos, de euros por receta ni nada de todo esto. Es más, la humanidad de los profesionales de la salud de nuestro país es tan suprema que considera que la asistencia sanitaria como un derecho universal, gratuito e indiscriminado; considera la asistencia sanitaria como un derecho por encima de todo, lo que no deja de ser un punto de profesionalidad humano, muy diferente del talante de muchas políticas antisociales que nos aprisionan cada día más y que se olvidan (los políticos y sus políticas) que detrás de cada dato de asistencia sanitaria hay personas. Y por ello luchan (luchamos).

Hablé de este tema en la etiqueta: Diferencia_T

Por último, comparto con vosotros un bonito vídeo que dice mucho, dice tanto...
Y, por ahora, nada más

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...