Política de cookies

viernes, 4 de marzo de 2011

Reflexiones: Comer sano, alimentarse bien


Se ha publicado una encuesta sobre hábitos alimenticios de los españoles que da mucho que pensar. En esa encuesta queda patente que en la dieta de los españoles hay demasiada grasa, demasiados platos preparados y azúcares, y poca fruta, cereales, vegetales, hortalizas y legumbres. A parte, el español medio no hace ejercicio de ningún tipo, lo que se conoce como ser sedentario o sedentarismo.
Hace relativamente poco la Unesco consideró la Dieta Mediterránea como Patrimonio de la Humanidad en alguna de sus variables... y los españoles no son precisamente los que más la siguen.
La dieta es unos de los hábitos que más van a condicionar nuestra salud... no sólo la presente, sino la futura, la salud que tendremos -o no- en nuestros años de madurez y ancianidad. Una dieta inadecuada a nuestra actividad física cotidiana favorece el desarrollo de patologías crónicas como la obesidad, la Diabetes tipo 2, el desarrollo de alteraciones de los lípidos -grasas- en sangre como hipercolesterolemia, que a su vez todo esto facilita el desarrollo de Hipertensión Arterial, cardiopatías, poliartrosis... no voy a desgranar todo lo que supondría porque es prolijo y sería aburrido.
La Dieta Mediterránea en lo que supone de variedad de productos y en la riqueza de su preparación, no sólo a nivel gastronómico sino como valor nutricional, se ha demostrado que es beneficiosa en todos los aspectos de nuestra salud, que facilita la prevención de todo lo que se ha indicado más arriba y que cuida la salud.
El ejercicio físico diario adecuado a cada uno de nosotros es un hábito saludable imprescindible y complementario a una dieta adecuada. Antiguamente, aunque tampoco hace tantos años, nuestro trabajo cotidiano requería un gran esfuerzo físico. Hoy eso no es así. Muchos trabajos y ocupaciones son sedentarios o requieren poca actividad física, por ello lo que no hacemos en nuestro laboreo cotidiano deberíamos hacerlo fuera, en lo que supondría nuestro tiempo de ocio y tiempo libre. Muchos afirman no poder económicamente, no disponer de tiempo para ir a un gimnasio...
Excusas y autoengaño... en la mayoría de los casos, por supuesto.
Ejercicio físico diario puede ser salir a caminar diariamente una hora o más, depende de cada uno y de su situación particular. Ponerse ropa adecuada y un calzado cómodo -no tiene porqué ser un chándal- y salir a andar durante una hora... no a hacer recados o a visitar a un amigo. A caminar, a buen ritmo, aunque sin exagerar -al ritmo que cada uno pueda, por supuesto, sin ahogarse o cansarse en exceso-. Andar es tan buen ejercicio aeróbico como montar en bici, correr, bailar, hacer batuka, nadar, saltar a la cuerda o jugar al fútbol o baloncesto.
Merece la pena cuidarse cuando uno se encuentra bien, joven y en forma. Merece la pena pensar un poco en que con un modesto cambio de hábitos en nuestra dieta y en nuestra actividad diaria podremos ir cumpliendo años con un nivel óptimo de salud.
¿Qué pasa cuando uno, aún siendo aún joven o madurito, ya tiene sobrepeso o tiene colesterol alto o algo similar? En estos casos se debe asumir que el cuidado de estos procesos debe proceder de uno mismo. Buscar asesoramiento en su centro de salud con su médico de cabecera y su enfermero que son los que de una forma personalizada podrán dar las pautas para llevar una dieta correcta y un ejercicio óptimo. Cuidarse.
Sé que las prisas del día a día imperan en nuestra vida, nos llevan a comer cualquier cosa de cualquier forma y a considerar el ejercicio físico como un objetivo inalcanzable en nuestro devenir cotidiano. Pero es algo que debemos plantearnos como necesario ahora que nos encontramos bien, porque nadie nos va a cuidar si no nos cuidamos nosotros mismos primero.
Por último, una reflexión con respecto a los NIÑOS. Los niños aprenden a comer con nosotros y con nuestros hábitos. Hacen deporte si les educamos en el deporte. Enseñar, educar en estos hábitos, en algunos casos, no es fácil; supone a menudo un derroche de paciencia y de constancia que en ocasiones nos frustra y nos lanza a tirar la toalla. Es más fácil darle a un niño unas natillas de postre que una fruta; un batido o un pastelito para merendar o para llevar al cole que preparar un bocata de queso; y para cenar, una pizza o unas salchichas... que un pescadito a la plancha o un plato de verdura. El niño que se cría obeso, será un adulto obeso. Ya existen cardiopatías en niños y patologías crónicas asociadas a niños propias hace años de adultos mayores. Además, los niños ya no juegan en la calle como cuando nosotros éramos pequeños... ahora hasta los juegos infantiles tienden al sedentarismo.
Volver a la DIETA MEDITERRÁNEA de siempre y hacer ejercicio adaptado a nuestras circunstancias diariamente nos va a beneficiar y nos va a evitar males futuros... esos que, supongo, ninguno deseamos padecer. No hay que esperar a que una analítica nos dé el dato funesto o que un diagnóstico nos abra los ojos. Hay que cuidarse, hay que desear cuidarse sin esperar a que un profesional no los recomiende en una consulta de crónicos.
Nuestra salud es nuestra responsabilidad... no la de los servicios de salud. Nuestra.
¡Ea, ya lo dejo...!
Y, por ahora, nada más.

Safe Creative #1103048629246

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Es muy cierto y muy importante lo que escribe; pero estará de acuerdo conmigo que llenar la cesta de la compra con alimentos de la dieta mediterranea, hoy por hoy es cuasi un milagro si la tarjeta no sale pitando; es más barato un paquete de franfurt, patatas congeladas y un lacto de chocolate, que comprar un poco de pescado, lechuga, tomate y naranjas, pero no la desanimo, yo cada día calculadora en ristre lucho en el mercado para llegar a fin de mes y que los mios coman sanos, hagan deporte, tomen sol y controlar las emiciones de la pantalla de la tv y el ordenador; está educación deberia de impartirse desde todos los hambitos, en la casa, en le cole, en los centros sanitarios.....para que no suene a sermón dominical o algo ñoño. Saludos

tomae dijo...

ay lola, con lo buenos que están esos huevos fritos, ¿no les faltaría un poco de bacon?

...pues tengo que empezar con todo esto y... aveces pienso o que me falta un susto o una terapia...

Bueno también quería pasar a saludarte!

CreatiBea dijo...

"Somos lo que comemos" esto es así. Desde pequeña en casa me inculcaron que comiese de todo y bien, y no sabes lo agradecida que estoy. Cada vez que veo a esos niños obesos que no pueden jugar, ni correr, pienso que sus padres no les están educando bien, por mucho que se crean que dándoles lo que quieren comer (porque sino no comen)lo están haciendo bien. Se tiene que aprender a comer bien y eso forma parte de la educación como padres: enseñarles a comer.Y aunque algunos niños no estén obesos, seguro que una mala alimentación les pasa factura.

En cuanto al deporte, no puedo estar más de acuerdo contigo. El que no hace deporte es porque no quiere. Siempre se puede sacar un rato para hacerlo, el problema es que te tiene que gustar o tener un hábito adquirido , y para que te guste o adquirir ese hábito tienes que mamarlo o esforzarte.

Además hay muchos deportes, no se tiene uno que pegar una paliza corriendo (a mi eso no me va) pero está el pilates, el yoga(que no es sólo hacer relajación), natación... cada uno que encuentre el suyo.

Perdón por la extensión pero creo que es muy importante para tener una buena calidad de vida.

Besos miles.

Lola Montalvo dijo...

ANÓNIMO: Estoy de acuerdo con usted en que las economías de los hogares están pasando duros momentos. Pero discrepo con usted: precisamente la variedad y calidad de los alimentos que conforman esta dieta son de los más asequibles y suelen ser de los menos caros: legumbres, verduras, arroces, patatas, carnes blancas... Pero no vamos a entrar en esta cuestión, dado que cada uno sabe lo que puede o no puede.
Destaquemos el aspecto de la preparación: evitar fritos, rebozados, empanados... y fomentar la plancha, el vapor, el horno. No es cuestión de economía.
De todos modos hay una web magnífica que se ha preocupado de este tema, «Escuela de pacientes»: http://cocinar-ricoysano.blogspot.com/
Y por supuesto, también estoy de acuerdo con usted en que se debe huir de los sermones. Eso es lo que pretendo en todo lo que escribo y difundo. Todos y cada uno debemos de preocuparnos de nuestra salud. Es nuestra propia responsabilidad y mientras que nuestros hijos sean pequeños, también debemos ocuparnos de ellos. Tal como lo hagamos hoy, ellos serán mañana.
Muchas gracias por leer y por opinar. Un saludo.

Lola Montalvo dijo...

TOMAE: amigo, Tomae: esos huevos fritos con o sin bacon son deliciosos, cierto. Yo creo que si uno cuida su dieta de forma constante y hace ejercicio de forma regular, de vez en cuando comer estos huevos fritos no suponen una bomba de relojería.
No esperes, por favor, a tener un susto... es mala terapia y no siempre funciona, créeme. Cuídate, amigo y, sobre todo no dejes de traer esa maravillosa simpatía por estos lares. Besos miles

Lola Montalvo dijo...

BEA: A mí no me inculcaron nada de nada de pequeña. De hecho, el primer ejercicio que hice fue cuando jugué mi primer partido de baloncesto más allá de los 14 años. Lo que afirmas es una realidad como un templo y muestra lo cierto de que educar en el deporte y en una dieta variada es una buena inversión. Conseguir que los niños coman de todo es en algunos casos MUY DIFÍCIL... lo digo por que lo sé. Mis hijos son un auténtico tostón en este tema y nos cuesta horrores que coman de todo y variado... esfuerzo diario. Diario. Pero ahora que van siendo más mayores, que hacen deporte de forma regular, que no comen chuches entre semana ni bollería y lo asumen como algo lógico y normal uno ve que los esfuerzos sirven para algo.
Gracias, Bea. Nunca pienses que escribes mucho... me encanta leerte y lo sabes. además proporcionas otro punto de vista muy enriquecedor para el tema. Besos miles, Bea.

Serena van der Woodsen dijo...

Efectivamente no es sólo la dieta, sino el ejercicio que poca gente hace!
Cuando hago noches, las compañeras siempre llevan patatas, bollería, etc, y yo intento comer fruta. ¡Que no estoy a dieta! Simplemente intento comer medianamente bien.

Lola Montalvo dijo...

SERENA: ese es el error de muchos/as que creen que sólo se debe tomar fruta cuando uno está a dieta. Yo desayuno fruta todas las mañanas y ya nadie me dice nada cuando se toman sus tostadas con manteca...
Besos miles y gracias por seguir ahí.

curso dietetica y nutricion dijo...

muy interesante aporte. La nutrición es muy importante en la vida de cualquier ser vivo, por lo que crear adecuados hábitos de alimentación es indispensable a la hora de llevar una vida saludable.

Lola Montalvo dijo...

CURSO DIETÉTICA Y NUTRICIÓN: Completametne de acuerdo. Muchas gracias por leer y opinar. Un abrazo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...