Política de cookies

martes, 5 de junio de 2018

¿Se siguen sin respetar los derechos de los donantes vivos?




He escrito con anterioridad sobre los derechos de los donantes vivos de órganos e injertos. Podéis leerlo en estas dos entradas que adjunto a continuación, y que se llevan más de seis meses de diferencia.

Tal como expongo en la segunda entrada, la del día 2 mayo de 2018,
«...Eso sí, insisto: todos los gobiernos, con sus ministros de sanidad a la cabeza, se ponen medallas con respecto a los grandes logros en donaciones. Y las donaciones de vivo también contribuyen a reducir las listas de espera de trasplantes y también ayudan a reducir gastos relativos a los enfermos en listas de espera.
      Creo que se hace necesario estar muy vigilante de lo que al final se derive de esta situación… y somos los ciudadanos de a pie, las personas normales y corrientes las que debemos procurar que esto se consiga y se dé solución a este grave problema. Una PNL no es la mejor forma de conseguir una promesa de solución, de hecho, las PNL son las que habitualmente el gobierno suele obviar porque no se siente obligado a plasmarla en ley. Ojalá en breve demos este tema por solucionado y los derechos de los donantes vivos se vean perfectamente asegurados con una ley en toda regla.»

No me he equivocado demasiado, la verdad. El gobierno del PP que acaba de ser cesado gracias a una moción de censura, nunca se sintió obligado a reconocer ningún derecho a los donantes vivos de injertos y órganos y se han ido sin mover un dedo para hacer que esta PNL se hiciera realidad.

Hace unos días nos encontramos con la noticia de que una mujer militar puede ver su trabajo peligrar dado que el Ejército ya no la considera operativa al 100% porque donó un riñón a su hermana. Lo podéis leer en este enlace: 

“A mi hermana la van a echar del Ejército por donarme su riñón”

Esta noticia no la he encontrado desarrollada en ningún sitio más, lo que me resulta llamativo. También parece que la denunciante ha compartido su denuncia con la ONT y con el Defensor del Pueblo... y hasta la fecha en que se publica la noticia —21 de mayo 2018—, no ha obtenido respuesta.
No insisto más porque no tengo más datos, pero es patente que  los donantes vivos estamos desprotegidos y que nos encontramos al libre albedrío de quienes legislan. Otros intereses son los que copan la atención de los que tienen el poder de dictar leyes que protejan a la población. Esperemos que el gobierno entrante y a su flamante ministro o ministra de Sanidad SÍ le resulten importantes las necesidades de los donantes vivos de injertos y órganos, esos mismos ministros de Sanidad que luego se hacen la foto de rigor —y se cuelgan medallas que atraen votos y voluntades— cuando de forma periódica se publican los magníficos datos de donación y trasplantes en España, datos que también se logran gracias a la generosidad sin límites de quienes ponen en riesgo su salud —...y sus derechos sociosanitarios— y su vida donando un órgano en vida.
Y, por ahora, nada más. Cuidáos, por favor..

No hay comentarios: