Política de cookies

viernes, 25 de noviembre de 2016

Contra la violencia machista

Imágen creada por la artista cordobesa ROMINA LERDA

      Nosotros solemos conocer los nombres o iniciales de las mujeres que son asesinada por hombres que han sido o son sus parejas, pero no podemos ni imaginar la cantidad de miles de mujeres, millones en el mundo entero que sufren a diario agresiones de todo tipo, no sólo físicas-mutilaciones-violaciones, sino también y menos patente (por lo menos para quien no desea verlo) agresión psicológica, verbal, económica, institucional, laboral, social...
Ser mujer es una situación de riesgo para sufrir todo tipo de agresiones cotidianas 
     Se nos enconge el corazón cada vez que sabemos que otra mujer ha sido asesinada por el mero hecho de ser mujer. Las instituciones hacen su minutito de silencio a la vista de todos (...y de los medios que les hacen la foto o les sacan en la TV) y se vuelven a sus despachos con la sensación de haber librado una batalla honrosa... ¡Esta hipocresía me enerva!
  • Esas mismas instituciones públicas son las que permiten que se recorte en presupuestos dedicados a atender a estas mujeres... sobre todo con el actual y anterior gobierno de esta país, tan conservador. Habría que hacerles ver en qué medida puede que se disparen los casos de asesinatos por este motivo, lo que lleva a denunciar menos... Ahhh, y el gobierno suele llamarlo: «muertes de mujeres a manos de sus parejas o ex-parejas». Suele evitar el concepto «asesinato». La mujer no se muere sola, la asesinan... (premeditado y casi siempre, alevoso; y, muchas veces, coexiste ensañamiento)
  • Se sigue permitiendo y defendiendo y concediendo subvenciones a colegios que discriminan por sexo... afirmando (¡¡¡ojo a la idiotez machista!!!) que si están juntos niños y niñas rinden menos... Ya se les mete en vena desde pequeños una discriminación por sexo de dimensiones astronómicas...
  • ¡El Constitucional, además, avala los conciertos con los centros que fomentan esa segregación...!
  • Se sigue permitiendo que jueces marcadamente machistas sigan fallando sentencias discriminatorias contra la mujer al interpretar la ley como les sale de las narices o que no lleven a cabo medidas cautelares proporcionadas cuando una denuncia nos muestra una mujer en alto riesgo.
  • Se sigue permitiendo, que jerarcas religiosos de diverso pelaje lancen proclamas machistas y misóginas (y esos seres trogloditas se creen con capacidad de juzgar nuestras conciencias por nuestros pecados) sin que pase nada... fomentando, de forma más o menos directa, el odio hacia la libertad de las mujeres, sobre todo la libertad de pensamiento... porque a esos jerarcas rancios y antediluvianos les molesta que las mujeres piensen por sí mismas. Señores jerarcas de diverso pelaje: coartar la libertad de acción o pensamiento de las mujeres o inducir a hacerlo es una forma de violencia.
  • Se sigue fomentando en TV y medios de información que usan la imagen de forma mayoritaria, que la belleza de las mujeres sea unos de los valores fundamentales para ser elegidos como periodistas o presentadores, mientras que la belleza de los hombres pasa a un segundo plano... a los hombres se les valora por su inteligencia y su profesionalidad... a la mujer además se le exige que sea guapa, y le queden bien trajes apretados y tacones de más de10 cm... 
  • En profesiones en las que la mujer es mayoría de forma abrumadora, como las enfermeras, sus órganos de representación siguen estando copados por hombres... ¿por ser más capaces? Lo dudo, sobre todo en lo que a las enfermeras respecta. En el resto, le dejo a cada uno que se pronuncie...
  • Se sigue pagando sueldo más altos a los hombres con respecto a las mujeres, en igual categoría laboral y tipo de contrato... solo por el «gran valor» añadido de ser hombre.
  • Nuestra sociedad consiente el machismo como parte de nuestro topiquismo y nuestras tradiciones, se ríen las gracietas machistas, se educa machista... (véase lo de los colegios segregados... o la falta de clamor en protesta de creyentes ante las proclamas misóginas de jerarcas religiosos), se sigue con la nariz pegada a la tele programas casposos en los que la imagen de la mujer queda a niveles del betún..., las películas romanticonas, con un romanticismo repugnante de «mujer que no es feliz si no le piden en matrimonio y que si no se casa no está completa y el día de su boda es el más feliz de su vida» son exitazos de taquilla sin fin. Se sigue considerando machotes a los hombres promiscuos y considerando fulanas a las mujeres que hacen lo que les da la gana... Y un largo etc... no se puede recoger aquí todo.
  • Nuestra sociedad sigue aceptando la prostitución como parte del paisaje, cosificando a mujeres como muñecas hinchables de carne y hueso... 
Creo que queda demasiado camino por delante. A los ciudadanos nos llega la idea de que la vara de medir de las instituciones se limita a que el número de mujeres muertas a manos de hombres se reduzca... y ese no puede ser el único indicador. No olvidemos a las millones de mujeres que a diario sufren un infierno real acogotadas por hombres que las ven y las creen de su propiedad. Nadie las ve, nadie las escucha, nadie las ayuda... No las olvidemos y hagamoslas visibles, saquémoslas de ese infierno.

El machismo mata y viola y mutila y humilla y prostituye y acogota y somete... El machismo es Violencia

      Y los profesionales de la salud tenemos mucho que hacer en la prevención y detección precoz de todas formas y manifestaciones de maltrato hacia las mujeres. No olvidemos la importancia de nuestra labor frente a este problema. 
      Y, por último: a ver si algún día las enfermeras reaccionamos y empezamos a cuestionarnos quienes nos representan y cómo... tanto pasotismo no es sano para una profesión como la nuestra. Nuestra imagen en la sociedad viene determinada en gran medida por las voces que dicen hablar en nuestro nombre. Y esas voces en muchos casos no son las más adecuadas.

Este espacio está en contra de toda forma de violencia, acoso, hostigamiento, menosprecio... hacia las mujeres por el mero hecho de ser mujeres. Eduquemos en igualdad y respeto a todos, sin distinciones por razón de género. 

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...