Política de cookies

domingo, 31 de mayo de 2015

La sexualidad en los enfermos renales crónicos

La sexualidad es una propiedad biológica inherente a casi todos los seres pluricelulares en general, pero en el ser humano adquiere unas características muy particulares porque, además de servir para reproducirnos, también nos sirve para relacionarnos, para obtener placer y para recibir y dar amor. Ya Maslow, en 1943, en su famosa pirámide que servía para apoyar su teoría de las Jerarquía de las Necesidades Humanas, estableció que la sexualidad conformaba una de las fundamentales necesidades fisiológicas del ser humano, junto a comer, beber, respirar, eliminar desechos y descansar[1].
      Ante la enfermedad varias o todas de estas necesidades básicas se van a ver alteradas. Si la enfermedad deriva hacia la cronicidad, las diversas necesidades básicas se pueden ver en parte restituidas si la persona va acomodándose a su nueva situación, pero de las necesidades fisiológicas, una de las que más a menudo se aparcan es la sexualidad.
      Las enfermedades crónicas[2], como la ERC, con frecuencia están asociadas con disfunciones sexuales, en las que la capacidad para tener deseo o mantenerlo está afectado de forma destacada. Toda alteración de la sexualidad se puede enfocar desde diversos aspectos: físicos y psicológicos
      Entre los factores físicos se incluyen los derivados de la propia enfermedad: malestar general, edemas, calambres, vómitos, anemia, neuropatías derivadas... y las terapias empleadas, como corticoides, algunos fármacos cardiovasculares, fármacos anti rechazo, catéter abdominal, en caso de diálisis peritoneal... Entre los factores psicológicos pueden aparecer problemas de autoestima, de ansiedad y, sobre todo, de depresión asociada a la propia enfermedad. Otros factores: cansancio.
      Entre los factores orgánicos no debemos olvidar que a menudo los enfermos ERC suelen sufrir otras patologías asociadas como Diabetes o cardiopatías, ambas causas a su vez de alteraciones en la sexualidad de quienes la padecen, dados que las disfunciones sexuales en la mayoría suelen ser de origen vascular y circulatorio

Los factores orgánicos no afectan de la misma manera a hombres y mujeres (la disfunción eréctil en hombres es más evidente que la falta de deseo en las mujeres) ni ejercen los mismos efectos sobre la respuesta sexual; hay que tener en cuenta las diferencias individuales, ya que un mismo proceso físico puede ejercer efectos completamente distintos sobre diferentes personas en función de su personalidad, historia sexual, sexualidad previa... En general, las enfermedades crónicas tienden a alterar las fases de deseo y excitación sexual. 

En resumen: los problemas sexuales más comunes que se pueden desencadenar en los ERC se pueden resumir en estos tres:

· Falta de interés en el sexo
· Falta de excitación
· Dificultad para llegar al orgasmo

Se puede considerar que éste es un problema bastante frecuente en enfermos ERC de tal forma que gran parte de ellos presenta algún tipo de disfunción sexual, pero pocos de ellos expresan abiertamente esta situación en las consulta del nefrólogo y/o enfermero; ni los profesionales de la salud les suelen preguntar sobre esta cuestión. Además, el hecho de que el sexo pertenezca a una esfera tan íntima y personal, al afectar a diversos tipos de personas, edad y culturas, muchas de ellas con dificultad para expresar abiertamente estas cuestiones, hace que con frecuencia se produzca una disfunción sexual pero nadie lo afronte ni le dé solución. Muchos enfermos consideran que esta faceta de su vida personal deben darla por definitivamente cerrada a edades que en condiciones normales no debería serlo. Y no olvidemos que el sexo es una de las necesidades fisiológicas más básicas, junto con la alimentación, el sueño o la eliminación, entre otros.
      Es evidente que este es un tema que no se plantea con frecuencia. Existen pocos artículos que traten este aspecto de la ERC y los que hay son antiguos. Muchos estudios son locales y existen dudas de que sus resultados puedan ser extrapolables a todos los enfermos ERC. Lo que parece que todos tienen claro y que coinciden es que las patologías renales que producen Insuficiencia Renal Crónica a su vez desencadenan disfunciones sexuales en los enfermos ERC, tanto en hombres como en mujeres, fundamentalmente por estos factores orgánicos:

· Alteraciones circulatorias derivadas de la ERC
· Anemia
· Patologías asociadas, fundamentalmente Diabetes y patologías cardiocirculatorias.

Es necesario abordar este problema para poder plantear una solución. Cada situación tendrá su solución individualizada..., quizá sea necesario remitir al enfermo a otro especialista. Los profesionales de la salud tenemos la responsabilidad de indagar sobre estos aspectos de la vida cotidiana de los enfermos ERC que atendemos.

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

PARA SABER MÁS: 
  • Victoria Eugenia Muñoz García; Ana María Vaca Ruíz; Esperanza Romero Estudillo; Juana García Criado; Aziza Bagdad Abselam; Nayet Mohamed Maanan «Comportamiento sexual en los pacientes de hemodiálisis en Melilla» Revista de la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica v.13 n.2 Madrid abr.-jun. 2010
  • HOE, KK; SOYIBO, AK; JAMES, K  y  BARTON, EN. «Prevalencia de la disfunción sexual entre los pacientes con enfermedad renal en etapa terminal en Jamaica». West Indian Medical. Journal. [online]. 2013, vol.62, n.9, pp. 825-830. 
  • Damaris Vidal DISFUNCIONES SEXUALES EN PACIENTES CON IRC EN TRATAMIENTO SUSTITUTIVO Enfermería Nefrológica VOLUMEN 1 - Nº 32 - 2007 
  • El sexo en la enfermedad renal. «Comer por un riñón» http://comerporunrinon.blogspot.com.es/2013/10/el-sexo-en-la-enfermedad-renal.html


[1] Maslow más allá de la psicología: influencias sobre las formas de pensar el cuidado Revista de historia de la psicología, ISSN 0211-0040, Vol. 29, Nº 3-4, 2008, págs. 269-274
[2] Ángel Alonso Álvarez, «Sexualidad y enfermedades crónicas» Revista Internacional de Andrología Vol. 5. Núm. 1. Enero 2007

jueves, 28 de mayo de 2015

Enfermos renales en estadios avanzados: PREDIÁLISIS/ERCA


La Enfermedad Renal Crónica (ERC) se define como la disminución de la función renal, expresada por un filtrado glomerular (FG) inferior a 60 ml/min/1,73 m2 o también se define como la presencia de daño renal de forma persistente durante al menos 3 meses[1]. Existen diferentes grados de disminución de filtrado y por tanto de daño renal, del nivel 1 que supone daño renal con filtrado glomerular normal al grado 5 con fallo renal completo. Los niveles 4 y 5 son los que supondrán que el enfermo tenga que empezar una terapia sustitutiva en diálisis, dado que su filtrado glomerular se verá por debajo de 29 ml/min. Lo enfermos en nivel 3 ya son susceptibles de empezar a ser atendidos en la consulta de prediálisis, es decir, aquellos enfermos renales con un filtrado glomerular igual o inferior a 59 ml/min
       La consulta de prediálisis, conocida también como ERCA (Enfermedad Renal Crónica Avanzada) será el lugar en el que el enfermo con una ERC avanzada comience un tratamiento personalizado y específico para su situación, en base a sus circunstancias.
      En esta consulta nefrólogo establecerá un tratamiento médico lo más conservador posible, es decir, se procurará preservar la situación del enfermo y atrasar en la medida de lo posible el inicio de la terapia de diálisis. Al mismo tiempo, se irá preparando al enfermo y a la familia para que, llegado el momento, tome la decisión sobre el tipo de diálisis que preferirá cuando sea preciso. Esta preparación es fundamental porque ésta suele requerir una intervención quirúrgica menor, bien en forma de colocación de catéter abdominal, si el enfermo decide diálisis peritoneal, bien la realización de una fístula arteriovenosa, si se decanta por la hemodiálisis. 
      El nefrólogo llevará a cabo la pauta de fármacos que se considere oportuna para cada enfermo en base a su situación y características. 
      En este mismo espacio de prediálisis, los enfermeros llevarán a cabo una educación sanitaria lo más completa posible para que la calidad de vida del enfermo ERC sea la mejor en base a su situación, educando a enfermo y cuidador en dieta/alimentación (que ya hemos comentado en otras ocasiones que suele ser muy estricta y restrictiva en proteínas, líquidos e iones), actividades de la vida diaria, ejercicio y reposo, toma de constates (sobre todo ser autónomo en toma de tensión arterial) y hábitos saludables/abandono de hábitos tóxicos. Los enfermeros en las consultas ERCA potenciarán[2]
  • El autocuidado del enfermo renal, posibilitando que sea lo más autónomo posible y disponga de herramientas para solventar las diferentes circunstancias de la vida cotidiana con respecto al cuidado de su patología.
  • Conservar el mayor tiempo posible la función renal del enfermo, retrasando en la medida de lo posible el avance de la enfermedad.
  • Optimizar la calidad de vida del enfermo
  • Disminuir la aparición e incidencia de nuevas enfermedades, relacionadas o no con la patología renal
  • Coordinar con médicos y con el propio enfermo la toma de decisión en la programación de inicio de diálisis y tipo
  • Facilitar el inicio de la diálisis, haciendo más llevaderas las primeras sesiones y evitando recaídas o complicaciones, derivadas o no de la diálisis.
  • Llevar a cabo la correcta vacunación del enfermo en patologías infecto-contagiosas como Hepatitis, Tétanos, Neumococo y Gripe
  • Ayudar/asesorar al enfermo para acceder a asociaciones de enfermos Renales.

Es indiscutible que cuando un enfermo ERC pasa a la consulta de PREDIÁLISIS/ERCA siente que su enfermedad está más evolucionada, sabe que ha perdido función renal y que la posibilidad de iniciar una Terapia Renal Sustitutoria (TRS), o sea, la diálisis, está cada vez más cerca. El miedo, la angustia que siente un enfermo en esta situación es indiscutible y los profesionales no debemos olvidar esto jamás. Entender y empatizar con los temores del enfermo ERC y su familia facilitará su abordaje y el trabajo con ellos. La confianza debe ser mutua en todo momento.
      El enfermo debe saber que los profesionales que allí le atienden buscarán paliar en la medida de lo posible ese temor, mediante la educación sanitaria y un tratamiento personalizado que no impondrá jamás nada: el enfermo y su familia tendrán la posibilidad de elegir, de planear, de tomar sus propias decisiones, sean estas las que sean.
      Eso sí, cada enfermo es individual y es único. Su enfermedad tendrá sus propias peculiaridades y su propia evolución. Habrá enfermos que pasen poco tiempo en la consulta ERCA e inmediatamente necesiten inicial el TRS (hemodiálisis o diálisis peritoneal) y otros podrían pasar años antes de que se plantee siquiera esta posibilidad. Por supuesto, cuanto más tiempo transcurra hasta que inicien la diálisis, más tiempo dispondrán los profesionales de la salud en su formación como enfermo experto y autosuficiente.
      En estas consultas ERCA también se suele llevar a cabo la formación del enfermo y cuidador en las técnicas de hemodiálisis (domiciliaria) y en diálisis peritoneal.

      Es necesario insistir siempre en una cuestión que parece que no está muchas veces demasiado clara: el enfermo ERC jamás debe salir de la consulta del nefrólogo/enfermero con dudas. El enfermo/cuidador debe preguntar todo lo que preocupa o no entiende. Es necesario que tenga todas las cuestiones claras para que más tarde sepa aplicar lo aprendido en su domicilio, sin preocupaciones ni angustias (o las menos posibles). El conocimiento y el desarrollo de habilidades y destrezas suelen ser los mejores ansiolíticos para estos enfermos y sus familias. 
      Los profesionales de la salud debemos ser accesibles siempre y proporcionar un número de teléfono (operativo y que se atienda cuando suene) o dirección de mail para que se nos pueda consultar siempre. Ser claros y concisos en las explicaciones y aprender a captar los signos que nos indican cuando un enfermo/cuidador no ha comprendido algo pero no lo pregunta por temor o por vergüenza. Buscamos el empoderamiento de nuestros enfermos y el trabajo para conseguirlo es nuestro, de los médicos y de los enfermeros.

Esto es todo con respecto a este tema. 

Y, por ahora nada más. Cuidaos, por favor...

[1] Educación sanitaria al paciente con enfermedad renal crónica avanzada. ¿Existe evidencia de su utilidad?
Francisco Javier Bonilla León. Enfermería Nefrológica, Vol. 17, Nº. 2, 2014, págs. 120-131
[2]Documento Marco sobre ERC de la estrategia de cronicidad en el SNS. MINISTERIO DE SANIDAD SERVICIOS SOCIALES E IGUALDAD. 2015 pp. 26-28

Líderes Enfermeros


Hace poco, en EnfermeríaTV me pidieron que, con motivo del Día Internacional de Enfermería expusiera a quienes considero mis líderes en nuestra profesión. Comparto con vosotros el texto que les hice llegar. 
      Esta es mi opinión...

Mis 5 líderes de referencia y por qué lo son:

1. Doris Grispun: conoce a la perfección el lugar que le corresponde a las enfermeras en nuestra sociedad, lucha por ello y en su país lo ha logrado. Defiende un sistema público de salud en el que las enfermeras cobran un papel fundamental, como así es de forma oficiosa. Y es muy simpática y accesible.
2. Lynda Juall Carpenito-Moyet: la he descubierto, lo reconozco, gracias a su conferencia en el Coib (Colegio Oficial de Enfermería de Barcelona). Me sorprende lo lógico que parece todo lo que expresa y defiende y lo fácil que parece su defensa en pro de la ciencia enfermera. Sus citas me las he grabado a fuego en el corazón: «No podemos pedir permiso a los médicos para cuidar» y «No es fácil ejercer la medicina, pero la enfermería puede resultar más difícil aún» (poniendo de ejemplo lo complicado que es provocar el cambio de hábitos en una persona)
—citas sacadas de Nuestra Enfermería: Indicios de la «mejor enfermería del mundo» http://www.nuestraenfermeria.es/indicios-de-la-mejor-enfermeria-del-mundo/—
      Me gustaría destacar a varias personas que considero líderes de la enfermería en España; para mí lo son porque creo que generan con su trabajo y su esfuerzo cambios buenos y necesarios para nuestra profesión:
3. Azucena Santillán: es la enfermera líder, para mí, en la investigación enfermera y en la Enfermería Basada en Evidencias. No creo decir nada nuevo, la verdad. Eso sí, ha creado en mí la necesidad de formarme en esta materia... y no soy asistencial. No comprendo cómo no se lanzan todos los enfermeros a estudiar y comprender el cambio que puede suponer en la enfermería el trabajar en base a evidencias y estimular cambios en otros colegas para mejorar la práctica diaria. Es una enfermera científica que encima trabaja como una enfermera asistencial más y dedica su tiempo a formar a otros compañeros en la materia. Es mi líder indiscutible. Gracias a personas como ella la enfermería española podrá llegar a algún sitio que no sea un dique seco —como algunos quieren que se apalanque— o seguir, como hoy está, a la sombra de otros.
4. Para mí esta enfermera es incuestionable: Elena Rodríguez Seoane: Autora de dos obras de referencia que destaca el papel de la enfermería en un campo tan poco reconocido o vistoso como es la Salud Mental. Elena Rodríguez Seoane es ENFERMERA ESPECIALISTA EN SALUD MENTAL y profesora de la UNED. Ella ha recopilado durante años el fruto de su labor asistencial y de su conocimiento y ha abordado dos obras sobre enfermería en Salud Mental que a mí me han resultado impresionantes; no deja un fleco suelto para entender este grupo de enfermedades y de enfermos y defiende con uñas y dientes el papel de la enfermera en el tratamiento y cuidado de este grupo de enfermos y sus familias. Es respetada por otros profesionales en este difícil campo de la salud/enfermedad y me parece increíble que no tenga un papel más destacado. Ser enfermera sea quizá el motivo de este anonimato... y las enfermeras son casi todas invisibles.
5. Por último me gustaría darle un papel destacado a otro enfermero: Xose Manuel Meijome: le sigo en las redes y en su magnífico blog: «Cuadernillo d@ enferme(i)r@». Es un profesional serio, cabal, que en cada entrada escribe un artículo sereno y estudiado de cada tema con su dosis de crítica. Creo que todos los enfermeros deberíamos leerlo de forma regular para obtener de sus escritos una visión reposada e inteligente. Reconozco que no siempre estoy de acuerdo con lo que expone, pero precisamente esos artículos magníficamente defendidos me permiten ver/obtener un punto de vista que casi siempre se me ha pasado por alto. Creo
que debería ser más referente de la enfermería española de lo que es hoy día.

Tus 5 webs/blogs de referencia y el motivo

Considero que en la blogosfera enfermera hay una serie de profesionales que lo hacen muy bien. Son de todos conocidos y muy valorados el trabajo de los más destacados. Por ello no voy a nombrar a los que ya todos conocemos y admiramos. Creo que debo dar visibilidad a los que aportan cosas nuevas y visiones originales de nuestra profesión; a los que sigo y leo con interés:

A.«Enfermera 2.0: La mirada enfermera»
http://enfermeradospuntocero.blogspot.com.es/
Rosa María Nieto, su autora, es una enfermera humana, sencilla, coherente, inteligente y muy intuitiva. Me encanta el planteamiento que hace de los temas más cotidianos. Es la «jefa» y la compañera que todos querríamos tener. Hace escucha activa desde la lejanía. Es genial.

B. «El defensor de la Enfermera»
 http://defensordelaenfermera.blogspot.com.es/
Chema Antequera Vinagre es el abogado enfermero que vela por ayudar a todo el que se lo solicita, vela por ayudar a solucionar situaciones injustas en enfermería y ayuda a entender cuál es el marco legal en el que nos movemos. Me encanta el derecho sanitario y en sus entradas se aprende a trabajar en un marco legal seguro. Me encanta. Ya cuando una tiene la suerte de conocerlo en persona, los artículos se leen con otro aire, con otro espíritu.

C. «PSXXI»
 http://juherya.blogspot.com.es/
Juan F. Hernández Yáñez, da una visión más que coherente de la enfermería. Es un hito dentro de la blogosfera de enfermería, sin ser enfermero. En su blog nos proporciona visiones duras y reales de nuestra cotidianidad. Creo que debería ser obligatoria la lectura de más de uno y más de dos de sus artículos...

D. «El arte de cuidar»
 http://elartedecuidar-ana.blogspot.com.es/
Ana Junquera, conocí a esta enfermera bloguera en un ámbito más literario que de enfermería. Que escribiera un blog relativo a nuestra profesión era cuestión de tiempo. Decir que es profesional, sensible y empática, inteligente y magnífica en su prosa es quedarse corto. Es una pena que no actualice su bitácora como debiera.

E. «La Comisión Gestora»
 http://lacomisiongestora.blogspot.com.es/
Andoni Carrión y Carlos Núñez, me encantan los artículos, a menudo irreverentes, de estos dos enfermeros que no se callan ante nada ni ante nadie y que se esfuerzan por hacer de la enfermería una profesión más visible y más protagonista de su propio futuro. Para mí son imprescindibles.

5 perfiles en twitter que sigues y recomiendas y por qué

Complicado decantarme sólo por 5, pero voy a intentar tocar todos los palos. De todos modos, sigo perfiles que también sigo en sus blogs..., pero recomiendo:

1. Enfermería Visible, @enfrmeravisible
 Pertenece a la web del mismo nombre y al grupo reivindicativo del que formo parte. Triste que haya sido preciso que naciera... y está claro que será imprescindible su existencia hasta que logremos el lugar que nos corresponde.

2. EstherGorjon @jestherhanny
 Magnífica, aguda, inteligente y profesional. Me encanta su visión de la enfermería. Sus vídeos y enlaces sobre urgencias y emergencias me hacen darme cuenta de lo mucho que desconozco y de lo mucho que admiro la labor de los que su trabajo cotidiano consiste el salvar vidas; sobre todo de las enfermeras, como ella, que trabajan en estos servicios...

3. Nuestra Enfermería @NEnfermera
 Este perfil pertenece a una publicación bloguera, blog que leo y sigo con interés. Sus publicaciones en Twitter y sus artículos me muestran facetas, personas, temas de la enfermería que me sería muy complicado conocer por mí misma.

4. ENE Enfermría @enerevenfermera
 Publicación periódica de contenido enfermero-científico que ningún enfermero debería desconocer. Contenidos excelentes.

5. La Factoría Cuidando @LaFactCuidando
 Es más que una web. Es un multiespacio de salud en donde todo tiene su sitio: salud-enfermedad, sanidad, enfermería-profesionales de la sanidad, enfermos y usuarios, contenidos científicos y docentes... Seguir su perfil en Twitter me permite que no se me escape nada de lo que publican y nada de lo que recomiendan. Es un espacio muy currado y creo que se merecen que se les reconozca.

Respeto el trabajo de mis compañeros, de todos en general, porque ser enfermero, aparte de todas sus indiscutibles ventajas y satisfacciones, es un trabajo duro, complicado, estresante, en que hay que estar siempre al 100%, estudiando, leyendo, formándose... Pero no todos son iguales. Algunos dan algo más, mucho más; se forman, investigan, publican, se hacen docentes, innovan. No es justo que se trate a todos por igual y entre esos enfermeros que destacan entre los demás son entre los que he elegido mis líderes. Hay muchos más, pero necesitaba destacar a estos compañeros en especial, porque les admiro y por que respeto lo que hacen y los que son.

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

martes, 12 de mayo de 2015

#12Visibles12M Los enfermeros cuidamos también en nuestros blog


 Esta entrada es mi colaboración en el blog Nuestra Enfermería
Soy bloguera desde el año 2009. Casi desde el principio tuve la necesidad de plasmar lo que mi profesión supone en mi vida y en mi persona y expresar lo que veo a través de los enfermos que cuido y de los usuarios que atiendo.
      En mi espacio se vio reflejado, casi sin darme cuenta, todo mi bagaje profesional, mis inquietudes personales y mi inesperado papel como cuidadora de un enfermo con una patología renal crónica en hemodiálisis domiciliaria. En mi blog, de repente, tuve la oportunidad de dibujarme como profesional pero, sobre todo, de afianzarme como cuidadora.
      Creo que los enfermeros y enfermeras de la blogosfera tenemos una enorme necesidad de cuidar a través del espacio 2.0, de ir un poco más allá del espacio físico limitado de nuestros servicios donde laboramos a diario y proporcionar cuidados a quien nos pueda leer. Mi espacio, en concreto, va dirigido a profesionales de la salud y a lectores profanos, de ahí que aunque utilizo un lenguaje técnico procuro hacerlo asequible a quien pueda entrar y leer. En mi caso busco varios objetivos:

1.     Estimular en quienes me lean, aunque sea solo un poquito, la necesidad de estar bien y de cuidarse. Por ello gran parte de mis post son divulgativos. Creo que muchas personas no saben o no entienden bien qué suponen ciertos aspectos de la salud y la enfermedad; hay mucho charlatán por las redes que enturbia la información y la manipula. Por ello, procuro dar información veraz y documentada a esos potenciales lectores, les informo, explico y busco picar su necesidad de estar bien. Creo que es uno mismo el que debe tomar la decisión de cuidarse y llevar unos hábitos de vida saludables; saber y entender quizá sean los revulsivos que algunos necesitan.
2.     Ayudar a los enfermos-ERC y sus familias a llevar a cabo el cuidado complejo, difícil y duro —a menudo estresante— que supone el día a día de un enfermo-ERC, esté o no en diálisis. Con mi propia experiencia como cuidadora de un enfermo de este tipo he elaborado una serie de entradas y una página entera de recursos on-line que pretenden allanar un poquito el camino a estos enfermos, que no siempre reciben la formación básica imprescindible en sus consultas de Nefrología ni reciben el apoyo necesario (constante e inmediato) que suele ser preciso para todo proceso crónico y para éste más aún todavía, dado que las pautas de dieta e higiene, hábitos de vida… condicionan el éxito o fracaso del tratamiento médico. El autocuidado en un enfermo renal es fundamental para que todo lo demás vaya bien; en este sentido, los cuidados de enfermería se muestran fundamentales para que estas personas —enfermos-ERC y cuidadores— puedan aprender a cuidarse y a llevar una vida lo más «normal» posible. Este es uno de los ejes fundamentales de mi blog y a ello dedico la mayor parte de sus contenidos.
3.     Proporcionar información a otros colegas sobre aspectos que ellos puedan desconocer, sobre todo relativos a la hemodiálisis domiciliaria. En este sentido me siento muy satisfecha, dado que durante todos estos años he aprendido muchísimo de otros compañeros, pero también he aportado mi pequeño granito de arena en este campo tan poco habitual.

      Me gustaría creer que aporto algo positivo y, sobre todo, útil a nuestra profesión. Sé que muchos cuidadores y enfermos me leen buscando precisamente eso que escribo y que cuando me encuentran se sienten entendidos y apoyados. Destaco en todo lo que escribo mi condición de enfermera, de enfermera que cuida, que estudia, que busca y comparte, que reivindica; que aprende de otros…, de otros colegas y profesionales de la salud, cierto; pero también de otros cuidadores, enfermos y usuarios. Me estimula creer que aporto tanto como recibo… y ése es mi espíritu como enfermera-bloguera.

Todos los días me muevo por la blogosfera sanitaria y leo con admiración otros espacios de otros compañeros, enfermeros o de otras profesiones sanitarias. Y veo que me siento impelida por la misma fuerza que la mayoría, sobre todo en los espacios que escriben enfermeros, porque los enfermeros somos cuidadores por naturaleza, buscamos en todas las etapas de la vida, incluso ante la muerte, el mejor cuidado de las personas, humanizar nuestra atención, empatizar con las personas, evolucionar… y hacer visible nuestra labor, por qué no. Sacarla de esa sombra que otras profesiones proyectan sobre nosotros y alumbrar por nuestra cuenta la asistencia sanitaria y el cuidado de salud. Creo, es mi opinión, que muchos de nosotros con nuestros espacios blogueros deseamos hacer visible nuestro trabajo, mostrarnos como una profesión capaz y que podemos actuar con conocimiento, con ciencia, con responsabilidad y, sobre todo, con autonomía dentro de nuestro ámbito. Y muchos lo hacen muy bien.
      Cuidar es algo propio de enfermería, está en nuestra piel, y los enfermeros de la blogosfera también cuidamos a través de nuestros blogs.

Lola Montalvo Carcelén
Enfermera, bloguera y escritora 

12 mayo, DÍA INTERNACIONAL DE LA ENFER... #EnfermeríaVisible

Un año más...
      Y seguimos con casi los mismos problemas que el pasado. Bueno, eso y que ahora sabemos que seguiremos igual dado que no tenemos una representación corporativa y profesional que nos sepa/pueda/logre poner en el lugar que nos corresponde.
      Los profesionales de enfermería (enfermeras y TCAE) somos los únicos que pasamos las 24 horas del día junto a los enfermos. Somos los primeros que atendemos las urgencias/emergencias de planta, por ello cuidamos, preservamos y salvamos la vida de los enfermos que tenemos a cargo. Determinamos si es necesario avisar al médico de guardia, por lo que tenemos conocimientos para hacer una primera valoración de la situación de un enfermo y filtramos la atención precisa, ya sea en un servicio de cirugía o de medicina. Somos los que más atendemos en Primaria a los enfermos crónicos y agudos que lo precisen en su domicilio. Somos los que posibilitamos con nuestros cuidados y junto al médico que los enfermos crónicos estén estables y aprendan a cuidarse por sí mismos, mejorando su situación y reduciendo reagudizaciones... En las residencias  —¿alguien conoce a una enfermera de residencia y lo que hace?— los enfermeros están gran parte del tiempo solos, sin médico, solucionando las cuestiones más variadas que uno pueda imaginar, aplicando cuidados que posibilitan que los residentes enfermos estén controlados y los sanos lo sigan estando más tiempo.
      En fin. 
      Un año más me veo en la necesidad de decirle a quien me lea cual es la labor de los enfermeros, una labor primordial, también gracias a la cual los enfermos se curan. Nuestra labor es imprescindible para que la sanidad de este y cualquier otro país salga adelante y funcione. Falta personal, mucho personal y, aún así vamos hacia delante y el trabajo sale, mejor que peor, en todos los servicios cada turno de cada día. Enfermería siempre ha sido una profesión de trabajo de fondo, a la sombra de otros que no han tenido ni sentido la necesidad de dejar ver cual era nuestro verdadero papel (que cada uno se busque la vida, ¿no?) Pero cada día se nos pide más, se nos exige más... ¡¡cada día se espera más de las enfermeras!! Que estemos al día en conocimientos y técnicas, que sepamos de todo, que resolvamos todo, que atendamos todo... pero a la sombra, calladas y sin reivindicar nada. Sin especialidades, sin puestos afines a nuestra formación especializada, si la hubiera. Lejos de los puestos de decisión y gestión... calladitas. Y sin hacer sombra a nadie... 
         Otra vez... ¡en fin!
     Como colofón dejo una imagen que un día tuve la necesidad de colgar en diversas redes sociales... 

FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LA ENFERMERÍA

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

lunes, 4 de mayo de 2015

Salvar vidas está en nuestras manos #HigieneManos5M


En el Día del Lavado de Manos, os presento el cartel que he realizado para la ocasión... 
      Os animo a que difundáis la idea entre nuestros compañeros de trabajo y en nuestras casas de la necesidad de realizar una adecuada higiene de manos, que se convierta en un gesto normal y rutinario, imprescindible; porque debido a unas manos sucias se pueden transmitir cientos de enfermedades infecto-contagiosas, de la cuales una gran mayoría pueden se mortales en personas malnutridas y enfermas.
      Que no te lo tengan que decir más veces...
Salvar vidas está en nuestras manos
#HigieneManos5M
lavado de manos

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...