Política de cookies

lunes, 30 de marzo de 2015

#PrescripciónEnfermeraImprescindible

Image courtesy of pandpstock001 at FreeDigitalPhotos.net

En estos días se está dirimiendo el futuro de la Prescripción Enfermera. Enfermería debe tener regulado su quehacer diario... porque a diario la enfermera/o prescribe. A diario, sí, solo que sus acciones se encuentran en un limbo de alegalidad. No me voy a extender en este término.

Una vez más nos GOBIERNAN otros y nos vemos mangoneados por otro estamento (en la figura jurídica de sus más altas jerarquías) que decide lo que enfermería puede o no hacer en su trabajo diario. No queremos, insisto, hacer recetas ni prescribir nada que no nos corresponde; queremos tener cobertura legal a lo que YA HACEMOS A DIARIO desde hace muchísimos años (Ana Junquera). Pero leo en «El País» o en cualquier otro medio: «Los médicos advierten de los “graves riesgos” de que los enfermeros receten» y siento que nos mangonean una vez más, que el poder del lobby médico le ha calentado la oreja al ministro, ministro que quizá sabe mucho, pero con sus afirmaciones sobre Enfermería demuestra que ignora también bastante, y me invade el desánimo. Nos gobierna de forma dictatorial un poder que no va a dejar que enfermería, que ya es grado, vuele a sus anchas. No deberíamos de ser caciqueados durante mucho más tiempo por los que nos disponen techos de cristal cada vez más bajos temiendo nadie sabe qué... quizá no lo saben ni ellos. El respeto que en otros países se tiene por sus enfermeras/os está muy lejos de ser el que se tiene en este país, por lo menos con lo que respecta a los legisladores. El respeto de nuestros enfermos y usuarios de la sanidad hace tiempo ya que lo hemos conseguido y, la mayor parte de nosotros, trabajamos a diario por conservarlo y mejorarlo.

Es curioso que otros que sí prescriben con un nivel similar al de Enfermería, como Podología tiene un bagaje formativo en farmacología similar al de Enfermería (Esther Gorjón). Y ellos prescriben sin complejos ni suspicacias por parte de los legisladores y el lobby médico.

Señores que legislan:
  • A mí, a nosotros sólo nos interesan y preocupan nuestros enfermos y usuarios de la sanidad
  • Yo no quiero ni ansío «poder» hacer nada que no hago ya...
  • Yo no quiero quitarle nada a nadie...
  • Yo no quiero que nadie se sienta acomplejado o atacado por mi labor como enfermera...
  • Yo sólo quiero hacer mi trabajo, cuidar a las personas que atiendo con y gracias a mi profesión.
  • Quiero que se regule de una puñetera vez lo que hago a diario. Quiero que se legisle sin disposiciones transitorias, sin funciones delegadas de quien no tiene ya que «delegarme» nada.
  • Quiero hacer mi trabajo y quiero que mis compañeros puedan hacer el suyo. Quiero trabajar con los médicos sin tiranteces ni miradas de soslayo reales o imaginarias. Yo respeto su labor... solo pido el mismo respeto.
Los que piensan legislar contra la capacidad de la enfermería en prescribir, defienden sus tesis amparándose en el interés que muestran sobre los enfermos y usuarios de la sanidad, pero demuestran que desconocen por completo la realidad cotidiana de los centros hospitalarios y de atención primaria de nuestro país... (@cuidandosfs dixit) Porque la realidad entre médicos/médicas y enfermeros/enfermeras en nuestro país es otra, Es otra en su gran mayoría, basada en el respeto mutuo y en el deseo de un trabajo en equipo cuyo único beneficiado sea el enfermo y usuario de la sanidad no, los egos de nadie y ni el coto de poder de nadie. Los que legislan se encuentran muy lejos física y mentalmente de esta realidad. Creo que parece que alguien nos quiere enfrentar... no sé, es como una sensación. Si a esos que nos niegan lo que hacemos por derecho les interesara de verdad el enfermo y sus necesidades regularían nuestra labor tal y como la llevamos a cabo hoy día.

Por cierto... y nuestro «lobby» enfermero, ¿donde está? ¿Que opina, a todo esto? ¿Existe el «lobby» enfermero...? ¿Quien representa los intereses de las/los enfermeras/os? Uhhhmmm... El silencio es ensordecedor.

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

jueves, 12 de marzo de 2015

Día Mundial del Riñón... Salud Renal para ¿TODOS?



Este es el lema de este año en la efemérides del Día Mundial del Riñón... «Salud Renal para todos». Un bonito objetivo, sin duda...
      La campaña parte de la Asociación Día Mundial del Riñón (World Kidney Day) y me parece magnífico, por supuesto. La esencia de esta campaña recoge la importancia de cuidarse para evitar la aparición de patologías renales en todas sus variedades. 
      Pero...
      Tenía que haber un «pero», por supuesto. Si no hay agua potable ni recursos de salud-sanitarios en todos los países... ¿cómo se logra esto? En el cartel promocional vemos decenas de rostros sonrientes de personas de todas las etnias y razas... y me parece, muy bien, insisto. Pero me resulta irreal y... falso. Ni siquiera en nuestro país esto es realizable, dado que el Sistema Nacional de Salud ha sacado de su cobertura a todos los inmigrantes sin papeles que habitan y viven en economía sumergida en nuestros pueblos y ciudades. Si algun@ presentara síntomas o malestar que pudiera indicar una patología Renal, no acudiría al Servicio de Salud correspondiente para que se le atendiera. Y si acudiera, quizá no se le atendería. 

Todo esto que afirmo va en una sola dirección: las políticas de promoción de la salud sólo tienen sentido si existe un sistema con recursos sociosanitarios que sean capaces de abordar estos programas. Me resulta curiosa esa imagen con rostros de todas razas y edades sonrientes cuando en Palestina, Ucrania, Siria, Libia, Mali, Sáhara y un largo y eterno etc de países viven en conflictos brutales en los que tener acceso a agua limpia y potable es un lujo... un LUJO. Vemos a diario a niños y adultos morir de cientos de formas miserables en países en conflicto y sin recursos... ¡en fin!
      Insisto: me resulta irreal. Pero necesaria, sin duda.

Hecha esta salvedad, he de decir que la campaña me parece muy buena... y me encantaría que fuera realidad. 

He hablado de este tema antes. Puedes leerlo pinchado en este ENLACE
Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor.

sábado, 7 de marzo de 2015

DÍA DE LA MUJER... ¡NO HAY NADA QUE CELEBRAR!


 Imagen perteneciente a Lola Montalvo (C)

Otro 8 de marzo más. Y no hay mucho que celebrar. 
      Para conmemorar este día, vemos en las redes y en los medios imágenes lamiosas de mujeres sonrientes, con corazones, ositos, lazos, flores, color rosa pasteloso... imágenes en muchas ocasiones memas, superficiales y totalmente alejadas de la realidad que vivimos, no sólo en los países desarrollados, sino fundamentalmente en los países menos afortunados. Pobreza, guerras, violencia-violaciones, hambre, esclavitud, prostitución, enfermedades, discriminación... siempre afectan más a las mujeres que a los hombres. Mucho más.
      Os invito a escuchar este audio que no dura más que 7 minutos. Os dejará con la boca abierta... triste será si no lo logra.      


No hay nada que celebrar en este día. Las mujeres sufren más la crisis, el paro, el hambre y las humillaciones. Los recortes y desahucios. Las mujeres siguen sufriendo la violencia de género que signitfica sufrir agresiones físicas, psicológicas y/o sociales solo por el mero hecho de nacer mujer. Las mujeres siguen cobrando menos sueldo que los hombres ante el mismo trabajo y ocupación. Las mujeres son las mejor preparadas/formadas (no sólo estudian más carreras: sencillamente estudian más y se preparan más) pero son las que menos puestos de responsabilidad logran...

No, no hay nada que celebrar. Este día debe servir para recordar lo MUCHO que falta por conseguir y lo muy lejos que estamos de una igualdad de derechos. Este día debe ser reivindicativo... sin olvidar su esencia real. Está demostrado que las sociedades más igualitarias son las más justas, las más resistentes a las crisis, las que más fácilmente evolucionan. Es rentable social y económicamente ser una sociedad con una igualdad real entre hombres y mujeres... tenemos que servir trabajando para lograrlo. Un día tendrá que ser realidad la igualdad entre hombres y mujeres.

Y no me hartaré de decirlo: despreciable es el machismo en los hombres, pero horripilante es el machismo en las mujeres.

PARA SABER MÁS: 
Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...