Política de cookies

viernes, 17 de julio de 2015

Memoria de mi enfermera LV: «Sociedad enferma... ¿de qué?»


Lo tiraron a un contenedor de basura... pero no a uno de esos verdes con tapa ancha y abatible, no. ¡¡Lo tiraron a un contenedor de esos soterrados, difíciles de acceder, metido en una bolsa de basura!!       Quería deshacerse de él como si fuera una cosa inservible e inútil; ella lo tiró sin más...
      Pero él lloró. Lloró con fuerza y con ganas hasta que alguien le oyó y hasta que alguien le habló y le ayudó. No puedo ni imaginar la angustia de ese pequeño nene metido en una bolsa a dios sabe cuántos grados de calor, medio deshidratado, a oscuras, entre basura... luchando por su vida haciendo lo único que podía hacer... LLORAR.
      Lo tiró su madre. Lo tiró a la basura. Sí... siento una pena enorme y dolorosa, porque no dejo de pensar si no lo hubiera escuchado nadie.
      La madre está en la cárcel... y la juzgarán y la condenarán, o eso espero. Y ese nene pequeñete vivirá.

¿En qué basura -perdón- de sociedad vivimos en la que alguien cree que la solución a un hijo no deseado es tirar a su bebé a la basura? ¿No podría haber llamado a una ONG o a un convento o simplemente llamar a los servicios sociales del hospital donde parió y contar lo que le pasaba? NO. Lo tiró. Existen millones de posibilidades para dar solución a su problema pero ella solo eligió una.

La sociedad en la que vivimos está enferma. Enferma de egoísmo y miseria moral... es lo único que puedo pensar al conocer la noticia de que una madre tiró a un bebé de 10 días a la basura porque no lo quería. Y ¡ojo! esto no es la primera vez que sucede y, siento pena al razonar que no será la última. Se mutilan a diario niñas y niños, sufren abusos, se les golpea y maltrata de miles de formas ruines, mueres por los golpes de sus cuidadores... sí, no es la última vez que veremos algo así. 
      Porque hay personas que se creen que para salvar su propia situación tiene el derecho a matar a otras o a intentarlo... Quizá tiene una cierta justificación cuando te defiendes de otro que quiere a su vez matarte a ti. Pero no tiene ninguna... NINGUNA justificación cuando al que quieres matar es a un bebé recién nacido.
      Espero que ese peque tenga más suerte en esta vida que la que ha tenido con la madre que le ha dado el azar... quizá la auténtica suerte es que esa persona no le cuidará ni le criará.

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

2 comentarios:

Irene y Umpa Lumpa dijo...

Yo tampoco lo entiendo.
No entiendo que sociedad es capaz de hacer eso con cachorritos de animales por ser tan irresponsables de no cuidar que no críen y tan inmaduros de no asumir las consecuencias. No lo entiendo.
Pero...¿cómo voy a entender que se haga eso con un bebé? Que encima... ¡no es un bebé cualquiera! ¡Es tu hijo! Lo has llevado 9 meses contigo... no me cabe en la cabeza. No lo puedo entender. Me quedé fatal cuando lo vi. Me hice las mismas preguntas que tú... Incluso... en el caso de dejarlo "abandonado"... a su suerte, ¿no era mejor a la puerta de un vecino? ¿Había que meterlo en una bolsa?

Menos mal que lloró. Menos mal que alguien lo escuchó.

Lola Montalvo dijo...

Irene:
Es más que evidente que en este mundo miserable, lo más desvalidos llevan las de perder. Algunos creen que su vida vale más que la de los demás y lo cierto es que están muy equivocados.
Espero que ese peque tenga más suerte que la que ha tenido en sus primeros días.
Besos miles y gracias por leer y comentar.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...