Política de cookies

jueves, 28 de agosto de 2014

Basura en los accesos a Hospital Infanta Leonor, Vallecas

 Todas las imágenes pertenecen a VallecasWeb (D.Cámer, fotógrafo)

Bueno, esta vez mi entrada va a ser un poco distinta, esta vez voy a contribuir a denunciar una situación que a todas luces es penosa e intolerable, aparte de que atenta a las necesidades básicas de los ciudadanos y pone en riesgo la salud/salubridad de esta zona.

      La imágenes muestran los alrededores y accesos al Hospital Infanta Leonor de Vallecas, uno de los que se construyó en la época de Esperanza Aguirre. El hospital pertenece a la Comunidad de Madrid y sólo lleva abierto desde el 2008. Sus alrededores ya parecen un vertedero.

      Si leen el artículo completo de Antonio Luquero en el informativo digital VallecasWeb (les invito a hacerlo) verán que yo solo he puesto unas cuantas fotos, que el reportaje completo es una muestra de la basura acumulada, de instalaciones destrozadas y abandonadas que debieron costar un pico, de accesos imposibles para personas con movilidad reducida... personas que deben acudir al hospital con cierta frecuencia y que ponen en riesgo su seguridad por tener que circular por la calzada y no por una acera en condiciones.
      Este espacio está abandonado por el Ayuntamiento de Madrid... o de la Comunidad de Madrid, porque ambos se echan las culpas para quitarse el lío del abandono de esta zona (Según comenta un portavoz PSOE JMD V. Vallecas en los comentarios finales). Esta zona está llena de basura y de animales que campan a sus anchas, que suponen un riesgo para la salud de sus ciudadanos. Esta zona es un VERTEDERO... y se supone que las zonas hospitalarias, los accesos y su recinto, deberían ser algo más escrupulosos en temas de higiene y salud ambiental.
      Cuando Esperanza Aguirre lo inauguró, allá por el 2008, todo eran sonrisas y buenas intenciones. Ahora en 2014 vemos con pesar que el dinero de los impuestos de los ciudadanos de Madrid se ha tirado literalmente a la basura al dejar esta zona en absoluto abandono y poniendo en peligro su salud, dada su penosa situación y escasa/nula salubridad.
      Quizá ahora que se acercan las elecciones, los dirigentes de Madrid, Comunidad y Ayuntamiento, se pongan las pilas y decidan utilizar los recursos de los madrileños para adecentar esta zona y sus alrededores. Sólo en mobiliario urbano destrozado encontramos miles de euros... esos que nuestros dirigentes no tienen rubor en malgastar para dar lustre a las fotos en las que aparecen inaugurando instalaciones pero que, una vez pasadas las fotos y los flashes, les importa un pito... como debe de importarles un pito los vecinos que allí viven y que tienen que hacer uso de las mismas. Para acceder por la llamada Gran Vía del Este hay que tener estómago. No digo más.
      La salud y la sanidad abarcan también en donde vivimos y en qué condiciones. Para Madrid, Ayuntamiento y Comunidad, está claro que estas cuestiones no les son prioritarias. Este es un problema evidente de salud pública. Tenemos que preguntarnos en qué «gastan» los recursos de sus ciudadanos si no es para cubrir sus necesidades más básicas de higiene, salubridad y seguridad. pero bueno, este no es el espacio adecudado. Me limitaré a lanzar sólo la duda... duda que los madrileños deberían exigir a sus dirigentes que les aclararan.
      Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor....

domingo, 10 de agosto de 2014

Reflexiones: Derechos humanos... y ébola

Bien, sí... todo está dicho sobre esta enfermedad infectocontagiosa. No voy a ahondar más en el tema, que bastante están haciendo su agosto informativo los medios con esta patología y con quienes tienen la desgracia de padecerla.
      Este es el blog de un médico que me ha parecido lo poco coherente que leído sobre el tema en días y que recomiendo leer a quien tenga miedo o le angustie la sobredosis de datos con que los medios de comunicación nos están ahogando en estos días. Está claro que a alguien le interesa que tengamos el miedo en el cuerpo:

Tampoco voy a entrar en el tema de si me parece bien o mal que hayan traído al sacerdote a España. Sólo voy a comentar un par de cuestiones que me llevan a sentir vergüenza por el mundo desarrollado en el que vivimos, cuestiones que han surgido a partir de este lamentable asunto.
  • todos los países occidentales han ninguneado esta patología infecciosa DURANTE AÑOS y sólo han decidido actuar cuando se han contagiado occidentales. Muchas ONG's han estado pidiendo ayuda y han sido una voz en el desierto. Hasta que se han infectado personas del mundo rico.. entonces, sí. Entonces es noticia de primera plana.
  • Nuestro país y EEUU se han traído a los suyos, a sus ciudadanos nacionalizados, y HAN DEJADO ABANDONADOS A SU SUERTE AL RESTO DE CIUDADANOS... En lugar de montar allí hospital bien instalado y pertrechado y ayudar a los infectados. Esto habría sido lo correcto. Pero ha primado el origen y el poder de los países de primera -irónico- sobre el resto.
  • Nuestro país RETIRA LA ASISTENCIA SANITARIA A TODO CIUDADANO QUE LLEVE MÁS DE TRES MESES FUERA DE ESPAÑA. Al sacerdote no le han aplicado esta premisa; pero si yo me hubiera ido a Alemania a trabajar un año y enfermara... en España no me atenderían. Ni a ti tampoco...
  • No se costean tratamientos a pacientes en España que supongan un coste desmesurado para la Sanidad española... casos recientes de españoles que padecen hepatitis C y que pueden morir en breve porque España se niega a comprar un fármaco que dice es caro. Esas personas, que no tienen tratamiento de otro tipo, morirán por falta de decencia de administraciones, como la valenciana, que dice que no a estos tratamientos y se quedan tan panchos. Al sacerdote le traen, sólo para él, el fármaco experimental que procede de algún laboratorio de EEUU; y ese gasto a la Sanidad española no le importa y lo asume con una miserable sonrisa Por supuesto, el laboratorio que lo investiga se frota las manos.
  • Los recortes en Sanidad, los brutales recortes que llevamos sufriendo desde que llegó el gobierno PP, han hecho que los sanitarios sintiéramos una desagradable sensación de ridículo ajeno cuando hemos visto cómo forraban un avión con plásticos y como enfundaban las cámaras de aislamiento entre los asientos de un avión de pasajeros imposibilitando toda movimiento en caso de necesidad o cómo han dado cursillos exprés a los sanitarios que se ocuparían de este sacerdote, mientras en la TV un cargo de la admnistración daba una rueda de prensa todo profesionalidad y aplomo dando la sensación de que todo está controlado... y no era así. Otras muchas fotos han dejado en evidencia que los protocolos o no existían o se los pasaban por un sitio muy feo (no llevar traje de aislamiento, no embolsar sábanas contaminadas con doble bolsa, llevar esas bolsas sin guantes...). En fin, cosas de la improvisación y de la falta de medios con los que nos ha dejado este gobierno a base de recortazos. No dejéis de leer a Esther Gorjón... Signos vitales 2.0: «Buenas noches, ¿es el enemigo?» magnífico!
Veo salir tanta roña cuando se rasca en todo este asunto, que sólo puedo sentir vergüenza y asco de lo que supone este mundo desarrollado en el que vivimos. Sin contar el despliegue absolutamente patético que todos  los medios están llevando a cabo desde que enfermó el sacerdote.

Por último, mi respeto por todas las ONG's que llevan trabajando años con enfermos de ébola sin más medios que los que pueden ir rascando. Han estado solos durante años y años sin que nadie se preocupara salvo de vez en cuando. Están muriendo gente en África por este mal, cierto, pero más gente muere de hambre y pocos se molestan por ello o hacen algo. Hay una frase que circula por twitter y por FB y es que... ¡el hambre no se contagia! Comer y estar sano y llevar una vida saludable es un derecho de todos los seres humanos, pero que esto no se cumple en África y en muchos otros países de este miserable mundo y no le interesa a nadie. Sólo interesa si esos países pobres pueden contagiar a los países ricos. Sólo interesa cuando muere uno de los ricos, cuando enferma uno de los ricos. Pasa con todo, con los atentados, con las guerras, con los genocidios... la gente sigue comiendo sin más cuando ve que las desgracias golpean a los pobres. Pero cuando les pasa a los ricos, entonces se moviliza lo que sea, como sea y donde sea... Se reza a quien haga falta y se trae fármacos de donde haga falta.

Sí, siento vergüenza... todo se resume en dinero. Sólo tienes derechos humanos si tu país es de los ricos.

Y, por ahora, nada más.