Política de cookies

jueves, 27 de noviembre de 2014

Reflexiones: DENIS MUKWEGE, Premio Sájarov 2014

Imagen perteneciente a BBC

Imagen perteneciente a Clarin.com

Yo creo que la mayor parte de nosotros no conocemos a este médico congoleño que ha recibido el premio Sájarov 2014 de Libertad de Conciencia, DENIS MUKWEGE. Le conocí ayer, lo vi en la tele, le escuché en la radio y me encogió su labor. Me emocionó.

Este médico ginecólogo se ha dedicado desde hace ya muchos años, desde 1998, a curar las lesiones brutales que sufren mujeres y niñas por ser violadas. El Congo, que vive en constante conflicto armado desde hace ya tantos años que ni es noticia en los medios, sufre esta lacra de la violencia sobre las mujeres, en el que se utiliza la violación de mujeres como arma de guerra, algo que está condenado ya desde 1925, pero que a los que hacen las guerras les da igual. Y hacen un daño no sólo físico, por el mero espanto de una violación; hacen un daño psicológico, anulando a la víctima y  una daño social, condenándola al ostracismo entre sus iguales

«Al concederme el Premio Sájarov, llaman ustedes la atención del mundo sobre la necesidad de proteger a las mujeres en periodos de conflictos armados, y rechazan la indiferencia frente a una de las mayores catástrofes humanitarias de estos tiempos modernos»,  Mukwege ante los eurodiputados en Estrasburgo  (fuente: Huffinton Post).

En el hospital que él mismo fundó, el Hospital Panzi en Bukavu, a diario opera a una decena de mujeres con heridas horripilantes a resultas de violaciones brutales, violaciones en grupo, violaciones con objetos, lesiones producidas por productos químicos, violaciones a niñas... incluso bebés.

«Este premio no significará nada para las mujeres víctimas de violencia sexual si ustedes no se unen a nuestra búsqueda de paz, justicia y democracia (...) Juntos, los políticos, la sociedad civil, los ciudadanos, los hombres y las mujeres, tenemos que rechazar el uso de la violación como arma de guerra»
 (fuente: Huffinton Post).

Este médico ha puesto su vida en riesgo (sufrió un atentado en 2012) por hacer lo que hace. Y, aún así, sigue ayudando a estas mujeres todos los días.

«Los cuerpos de las mujeres se han convertido en un auténtico campo de batalla y la violación se utiliza como arma de guerra»
(fuente: Huffinton Post)

Espero que ya conozcamos todos quien es este hombre y lo que hace. Y que no lo olvidemos. Mi admiración absoluta hacia estos profesionales de la salud que convierten el motivo de su profesión en su objetivo en la vida. 

Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor....

1 comentario:

Esteban Gomez dijo...

Gracias Lola por este post, muchas gracias!
Yo si conozco a este hombre ya desde hace años, y si labor, muy parecida y con mucha relación con la que realiza la reciente Príncipe de Asturias de la concordia... Caddy Adzuba.
Si tarea tiene que ver con la crueldad de una guerra que no entendemos, y que tiene menos que ver con malos y buenos que con nuestros teléfonos móviles.
Ojalá nos acordasemos de la situación contra la que luchan cada vez que usemos nuestro móvil de última generación que utilice COLTAN limpio de violencia.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...