Política de cookies

lunes, 12 de mayo de 2014

#DiaInternacionaldeEnfermería... ¡celebración agridulce!

Imagen perteneciente a Mundiario.com
¿Por qué digo celebración agridulce?
Sencillamente creo que es evidente, pero de todos modos me explico:
  • recortes, repagos, recetazos... que nos afectan como profesionales y personas.
  • situación laboral en sanidad deprimente: menos personal, contratos precarios, contratos basura, sobrecarga de trabajo, falta de recursos técnicos... uuuufffff!
  • imagen en la sociedad menoscabada por declaraciones nefastas de adminsitraciones variopintas, estalates y locales...
  • crispación, desesperación, enferntamiento entre profesionales... enfrentamiento entre pacientes y profesionales. Oídos sordos de la adminsitración a esta precariedad y graves problemática.
  • falta de expectativas... en salud, en cuidados, entre profesionales, techos de cristal, demagogia... abusos!
  • abandono de algunas adminsitraciones a las graves necesidades ciudadanas...
  • nuevas patologías sociales: desamparo, desesperación, desahucios... que también afectan a la enfermería.
Hay demasiado paro entre los colegas enfermeros que, hartos de no encontrar trabajo o de que lo que hay es deprimente, se van fuera a trabajar sin esperanza alguna de que esto se solucione algún día. Estamos, probablemente, ante una generación perdida de enfermeros que no está claro que un día se pueda recurperar. Y los que estamos aquí....
      Los que estamos aquí con situación laboral estable hacemos lo que podemos (la mayoría...) por sacar el trabajo adelante de forma correcta y profesional y muchos nos sentimos mal por ser unos ¿privilegiados? sí, esa es la palabra que muchos de los que nos gobiernan (desgobiernan, más bien) han lanzado para hacernos el foco contra el que lanzar cuchillos... no, cuchillos, no: lancetas, bisturíes, trócares de gran calibre y jeringas de tamaño imposible. Somos las diana a la que mirar con desconfianza desde la ciudadanía, en general, y desde nuestros propios colegas en particular...

Eeeeey, ya, ya he contado lo feo.
Ahora vamos a por la celebración... porque aunque se nos tache de acomplejados (ATS, no por favor... enfemrera), aunque se nos siga viendo como «ponebatas» y «sirvecafés» por algunos estamentos sociales y de la administración, aunque se nos sigan poniendo palos en las ruedas para avanzar (no especialidades y las que hay sin reflejo en puestos laborales reales, dificultad-custionamiento de prescripción-enfermera, no valoración como para ocupar puestos de gestión de importancia... ¡ay, y un largo etc...!) los profesionales de la Enfermería estamos felices de serlo, porque nos gusta nuestro trabajo, porque sabemos que cuidar es algo que sabemos hacer de forma adecuada y bajo criterios científicos, porque sabemos que sabemos y podemos investigar e innovar, porque seguimos aprendiendo día a día, porque sabemos que la salsa de todos los centros de atención hospitalaria, de especializada, de primaria, residenciales... de lo que sea, sólo se puede cuajar por el trabajo de enfermeros y auxiliares. Somos conscientes de lo que somos, de lo que hacemos y, muy importante, de lo que podemos hacer.

¡¡¡Sí!!! Somos enfermeros y estamos muy felices de serlo y no deseamos ser otra cosa y no tenemos límites a lo que podemos lograr, hacia donde nos podmeos dirigir, ¡¡¡lo diga quien lo diga...!!!
Llevo 25 años ya de profesión ininterrumpida, gracias a la humanidad toda. He tenido mis baches, quien me lee lo sabe y al que hoy me descubra le invito a que lo entienda. Sí, pero nunca he deseado ser otra cosa que enfemrera, nunca. Mi vida profesional es por, para, según, si, sobre y tras la enfermería y todo lo que supone y, hasta que la socidad humana me deje, seguiré trabajando con todas las preposiciones con la enfermería.

Muy feliz de ser enfermera, orgullosa, contenta y decidida a seguir quitando vértices a esta rueda poligonal que nos han impuesto... pero esto es como todo: el roce redondea todas las aristas, más tarde o más temprano. Y nosotros no dejamos de trabajar limando y limando aristas.

Vídeo molón de factura coral en el que se vislumbra mi careto feliz y confiado y con el que sonrío cada vez que lo veo, al ver a mis compis, conocidos unos, absolutamtne desconocidos otros, con los que comparto esta ilusión...

      Y, por ahora, nada más... eso sí!!!
¡¡FELIZ DÍA DE LA ENFERMERÍA!!

1 comentario:

America Rojas dijo...

Feliz Dia de la Enfermera colega!!!


Desde el norte de Chile un gran abrazo!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...