Política de cookies

jueves, 28 de noviembre de 2013

El derecho a bien morir: «¿ME HARÁN CASO?»

Image courtesy of Master isolated images at FreeDigitalPhotos.net

Todos vamos a morir. Esta es una realidad que tenemos clara y patente cada uno de nosotros. De muchas otras cuestiones dudaremos en nuestra existencia, menos de que nuestro fin natural será la muerte. Según afirman filósofos y poetas, la muerte es la única que de verdad hace iguales a todos los hombres, sean de la raza que sean, sean más pobres o más ricos.
      Lo que afortunadamente no sabemos es cuándo llegará ese momento..., instante que en nuestra cultura se nos ha enseñado desde pequeños a temer, aunque forma parte de nuestra más básica esencia. En ciertos pueblos y culturas la muerte se observa sin temor alguno, como parte del devenir de la vida. Pero nuestra sociedad se ha vuelto más..., cómo decirlo, más artificial en algunos aspectos, sin proporcionar a ese apelativo connotaciones peyorativas. A saber:
  • La ciencia controla casi todas nuestras actividades cotidianas
  • La ciencia alarga nuestra vida de forma artificial
  • La ciencia nos evita sufrimientos que podrían ser esperados en ciertos procesos patológicos
  • La ciencia evita la muerte
  • La ciencia modifica las condiciones de la muerte
Hoy día sufrimos menos dolor, menos enfermedades y algunas enfermedades ya no son mortales cuando hace pocos años sí lo eran. Hoy día los trasplantes permiten una segunda oportunidad a enfermos con órganos fracasados. Hoy día se operan procesos que hace sólo unos años eran mortales de necesidad...
      Hoy día a la ciencia se le pide casi de todo.


He tratado el tema de la muerte digna o bien morir en diversas ocasiones.

  • «El bien morir o muerte digna»
  • «Muerte digna»
  • «Palabras prohibidas»
  • «No le doy más de dos meses...»

  • No tengo nada nuevo que añadir, aunque me gustaría tratar este tema desde un punto de vista algo diferente..., más cercano a las personas de la calle que no saben de medicina ni de ciencia ni tienen por qué. Más cercano a lo que todos sentimos como seres que pensamos y tenemos temores. Me alejo, por tanto, unos metros de mi papel como profesional de la salud y me vuelco en mi faceta más sencilla.
          Creo que todos deseamos que nuestra muerte sea lejana. Pero también creo que todos deseamos morir antes de perder nuestras facultades básicas como persona independiente que camina, vive, se vale y piensa de forma autónoma. El temor a enfermedades invalidantes tanto físicas como cognitivas nos impulsa a creer desear que la muerte nos lleve mientras estamos en plenas facultades físicas y/o intelectuales. 
          Todos deseamos que la muerte aparezca cuando seamos muy viejos, que no padezcamos una larga y horripilante enfermedad, que no suframos, no tengamos dolor, no pasemos una larga temporada en el hospital, no tengamos una larga y atroz agonía, no enterarnos de ese instante..., que sea mientras que dormimos. Deseamos pasar nuestros últimos días con nuestros seres queridos, en nuestra casa o en el ambiente controlado de un hospital. Pero aunque ése sea nuestro deseo..., lo más probable es que no sea ni cuando ni como esperamos o deseamos.
          Nuestra sociedad y sus leyes, por desgracia o no, siempre van por detrás de los avances humanos tanto sociales como científicos. Tal es así que, hoy día, una persona no puede decidir cuando desea morir: se evitan a toda costa los suicidios, tanto autónomos como asistidos... No entendemos que alguien desee morir por voluntad propia; consideramos la vida como algo bello y preciado. Pero sin embargo no desearíamos estar en el pellejo de muchas de esas personas que desean morir a toda costa porque su vida se les hace insufrible, un algo espantoso que comienza en cuanto abren los ojos por la mañana. Supongo que todos recordamos a Ramón Sampedro, marinero gallego que quedó tetrapléjico y que luchó hasta el fin por su derecho a suicidarse. Sin embargo, existen cientos de personas con su misma discapacidad física, de nacimiento o accidental como la suya, que ni se plantean esa solución a su vida. Que viven su vida con alegría y tomando lo que el día a día les regala.
          Por otro lado, hay personas que cuando conocen y entienden que sufren una enfermedad invalidante y mortal se amparan en sus creencias para llevarlo con serenidad; otras, tras conocer sus diagnóstico, deciden poner ellos mismos el fin sin esperar a que sus fuerzas se agoten. Muchos otros luchan cuando saben que padecen un cáncer y otras personas se amilanan, temen e, incluso, se suicidan ante el temor de un sufrimiento atroz.
          ¿Que quiero decir con todo esto?
          Cada persona tiene sus propios miedos, que nadie puede inferir o presuponer o ignorar. Cada persona debería poder decidir sobre su fin, sin que nadie ni nada le prive la libertad de llevar a la práctica lo que en conciencia desea hacer con su vida.
          Eso es lo que quiero decir.
         La Medicina hasta hace poco y ya cada vez menos (afortunadamente) veía la muerte como un fracaso. Ese furor científico en el que el hombre (como entidad) se vio abocado en el siglo XX y lo que llevamos del XXI le llevó, en ciertas ocasiones, a creerse vencedor en casi todas las lides y a alejarse de la muerte ante todo y sobre todo, fuera cual fuera el resultado sobre esas personas. Es por ello que realizó intervenciones (RCP, partos, intervenciones quirúrgicas...) cuyo resultado fue más catastrófico que el haber permitido a un ser humano morir de forma digna, obteniendo situaciones vegetativas espeluznantes que ya no tenían solución porque la eutanasia no es legal. Recuerdo a muchas personas en esa situación, resultado de un «no saber parar»
          Existe un documento legal, el testamento vital o documento de voluntades anticipadas (ved ejemplos en Madrid, Andalucía, Castilla La Mancha, Asturias, entre otras...) en las que la persona que lo rellena deja por escrito de forma clara qué desea que se haga en el momento en que le llegue la posibilidad de la muerte..., pero según leo en ciertos medios, por ejemplo, en este, no siempre se cumple porque puede primar el criterio médico, es decir, que el médico considere que no ha llegado su hora. O quizá no esté disponible en la CCAA donde pasemos nuestros últimos días porque fue rellenada y entregada en otra diferente. Entonces...
          La eutanasia no es legal.
          El suicidio asistido no es legal.
          Las sedaciones terapéuticas están cuestionadas en su legalidad o más bien en su ética por algunos/as.
          Entonces, ¿qué nos queda?
         Mi respuesta es fea, lo sé, pero sólo nos queda tener suerte, suerte de que la persona que nos atienda en casa o en el hospital o en la residencia sepa qué hacer y cómo, sepa parar cuando llegue el fin de verdad, no nos haga sufrir demasiado, sepa hacer uso de los sedantes y quiera utilizarlos, quiera hacer caso del documento de últimas voluntades si se ha rellenado o que la familia no se aferre al último suspiro de vida cuando llegue el fin.
         Vale. Los médicos, a veces, no desean dejar morir a sus pacientes, otros no desean hacer uso de fármacos que en su conciencia podría acelerar nuestra muerte o los familiares se apoderan de nuestras decisiones y no nos dejan marchar... En definitiva: puede que alguien ignore cual es nuestro deseo. Y nuestro fin no sea el que habíamos dispuesto, por documento escrito o mediante deseos compartidos con nuestros seres queridos.

          Por eso, yo sólo deseo que se cumpla mi voluntad, sea la que sea, cuando me plantee ese momento que espero lejano. 

          Y por ahora, nada más. Cuidaos... por favor.

    domingo, 24 de noviembre de 2013

    25 NOVIEMBRE: día Mundial CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

    Editado: 25 noviembre 2013
    Editado 8 diciembre 2016
    Imagen perteneciente a Camino Martín Santaella

    Un 25 de noviembre más..., otro más y NO HA CAMBIADO NADA
    En este artículo de ELPAIS titulado «Ojos cerrados ante los malos tratos» muestran esta triste realidad, dejando en evidencia que todos somos un poco culpables cada vez que una mujer muere a manos de su maltratador. Mujeres que mueren en la oscuridad de sus hogares, pero también mujeres que mueren en la calle, a la vista de todos... Y a veces nadie hace nada.


    Otro año más me sumo a esta campaña. Intento poner mi humilde voz para ayudar a estas mujeres que sufren un auténtico infierno en vida y, por desgracia, demasiadas veces sólo consiguen escapar de su maltratador al morir. Son datos que vemos y OÍMOS en la TV, ese dato que nos encoge mientras comemos y nos decimos con espanto «¡Qué horror, pobrecilla...!», pero muchos y muchas ven ese problema como ajeno, como algo de un mundo lejano que no les pertenece y siguen llevando la cuchara a su boca sin atragantarse.
         Esto, la violencia cotidiana, los golpes y las muertes de mujeres, pasa muy cerca de nosotros. Algunas mujeres con las que compartimos oficina, planta de hospital, puesto de trabajo, banco de misa, cola en el mercado, asiento en la consulta del médico o barra de autobús o de metro..., muchas de esas mujeres que vemos a diario sufren una violencia tan horripilante tan aterradora que nadie se lo puede imaginar. Y las miramos sin verlas... 
          Broncas en la intimidad de los hogares con golpes, insultos, humillaciones, llantos de niños y mujeres, desesperación y desesperanza..., y mucha gente sigue pensando que esas broncas deben quedar en la intimidad de cada familia. Que es algo entre ellos y que nadie debe meterse en medio. 
          ...Y mientras sigamos pensando que no es nuestro problema, seguirán muriendo mujeres, seguirán llegando mujeres a urgencias con heridas brutales en el cuerpo y el alma, seguirán habiendo niños con infancias rotas por un salvaje que consideraba que su madre era una cosa que le pertenecía. Sí, mientras siga existiendo brutalidad hacia las mujeres, seguirá habiendo mujeres esclavizadas y humilladas, con o sin hijos.
          Ayudarlas es labor de todos y de todas por igual.
                                 
    Forges lo muestra genial. Es labor de todos por igual el acabar con esta horripilante lacra.

    En esta web NO MÁS VIOLENCIA DE GÉNERO han realizado una importante labor para mostrar las estrategias que sería necesario poner en práctica en nuestra sociedad para conseguir erradicar esta violencia de una vez para siempre; en esta página se dice:

    «En esta última entrega del análisis del Plan Estratégico para la Erradicación de la Violencia de Género aprobado por el gobierno para el período 2013-2016, os destacamos los 6 puntos más destacados para radiografiar la violencia contra las mujeres y difundir información:


    o Realizar encuestas sobre la percepción de la violencia de genero en la sociedad
    o Difundir datos sobre mujeres lesionadas graves
    o Intercambiar buenas practicas
    o Evaluar la satisfacción de las usuarias de los recursos
    o Estudio de las repercusiones psicosociales en los menores expuestos a la violencia de genero
    o Realizar un estudio acerca del tratamiento de la violencia desde el ámbito educativo»

    El documento completo lo tienen en un enlace de la misma página, en el que se lo pueden descargar en formato .pdf.
    Tocan los aspectos más importantes para poder abarcar este enorme problema desde un enfoque multidisciplinar (psicológico, social, educativo, sociosanitario...) porque quizá sí es cierto que el machismo y la violencia que demasiadas veces lleva asociada es una cuestión educacional. Eso sí, no olvidemos que hay muchas mujeres machistas..., a la sombra del ciprés alargado masculino, que a la chita callando educan hijos e hijas con actitud machista, que sueltos en la sociedad hacen un tremendo daño. Y no olvidemos ciertas actitudes de la iglesia católica y de otras confesiones religiosas o políticas que dan una asquerosas y obscena preeminencia al hombre para dejar acogotada social y culturalmente a las mujeres, relegadas a un segundo plano social y privado, para que sean, en definitiva, un mero elemento útil para la reproducción y para el sostenimiento doméstico de sus hogares. Sí, no olvidemos que el machismo y su violencia no vienen solos ni brotan de las flores ni aparecen por generación espontánea... Son ciertos estamentos de la sociedad los que aún mantienen esa idea rancia y patológica socialmente de que la mujer no vale para nada, salvo para el sexo y para tener la vida del hombre arregladita en casa. Hay más culpables a los que no se les presta atención ni se les conmina a guardarse sus opiniones venenosas o considerarlas delitos. Obispos, catedráticos, políticos con cargo electo o escritores, sin ir más lejos. Como la infame escritora italiana que ha sido publicada por el obispo de Granada, autora de ese libro titulado algo así como Sé sumisa y tal... ¡ah, sí, «Cásate y sé sumisa»!; ya el título acaba con más de cien años de lucha de la mujer por sus derechos más básicos y esenciales. Una mujer... como les digo: el machismo no brota de las flores: se educa y algunos se esfuerzan por mantenerlo como ideología. Sin palabras.
    Traté el este tema en otros post que podéis leer en este tag: maltrato, en el que trato, no sólo el maltrato a mujeres, sino a niñas y niños... algo que siempre va unido, por desgracia.
    Y, por ahora nada más.Cuidaos... por favor.
    Otra campaña que puede ayudar a nivel internacional, contra todo tipo de violencia.

    Editado: 25 noviembre 2013

    jueves, 14 de noviembre de 2013

    14 noviembre DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES




    Otro año más se celebra EL DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES. La diabetes sigue siendo una de las patologías crónicas con más prevalencia y cuyas complicaciones derivadas más graves pueden llegar a ser, como Cardiopatías, patologías Circulatorias graves, Nefropatía, Ceguera...Este año hace hincapié en varios mensajes clave, con el eslogan: 

    ENTIENDA LA DIABETES. TOME EL CONTROL
    • EDUCACIÓN 
    Entienda la diabetes, tome el control
    • PREVENCIÓN
    • ENTIENDA LA DIABETES
    • CONOZCA LOS SÍNTOMAS
    • CONOZCA LOS RIESGOS

    La misma Fundación de la Diabetes expone en su introducción los siguientes datos:

    «Diabetes, Educación y Prevención» es el tema del Día Mundial de la Diabetes para el período 2009-2013. El eslogan de la campaña es «Entienda la Diabetes y Tome el Control».


    La diabetes es difícil. La enfermedad impone ciertas demandas de por vida a los 371 millones de personas que viven con diabetes y a sus familias. Porque las personas con diabetes son responsables del 95% de la atención que necesitan, es de suma importancia que reciban una continua educación diabética de alta calidad a la medida de sus necesidades proporcionada por profesionales de la salud calificados. Además la FID, Federación Internacional de Diabetes, estima que más de 300 millones de personas en el mundo están en riesgo de contraer diabetes tipo 2. La diabetes tipo 2 se puede prevenir en muchos casos, ayudando y alentando a aquellos en riesgo a mantener un peso saludable y realizar ejercicio frecuentemente.

    La campaña realiza un llamamiento a todos aquellos responsables de la atención diabética a entender la diabetes y tomar control.

    Para las personas con diabetes éste es un mensaje sobre la capacitación a través de la educación. Para los gobiernos el eslogan es una llamada para implementar estrategias y políticas efectivas para la prevención y el control de la diabetes para salvaguardar la salud de los ciudadanos con o en riesgo de desarrollar diabetes. Para los profesionales de la salud es un llamamiento para mejorar su conocimiento a través de recomendaciones basadas en evidencia, y poner dichas recomendaciones en práctica. Para el público en general el eslogan en una llamada a entender el serio impacto que representa la diabetes y saber, si es posible, como evitar o retrasar la diabetes y sus complicaciones.



    Ya he tratado con anterioridad el tema de la diabetes; estos son los enlaces por si deseas leerlos: etiqueta diabetes

    La diabetes no es ninguna tontería. No existe azúcar bueno ni azúcar malo... solo existe diabetes bien tratada y controlada o diabetes mal controlada. En gran parte el éxito del tratamiento depende del diagnóstico precoz de esta patología crónica y de que el paciente entienda que es una enfermedad que por ahora no se cura, que puede generar severas complicaciones y que es el paciente el que debe tomar las riendas de su enfermedad. El diagnostico precoz dependerá de que la persona ante los síntomas que puedan producir alarma acuda de forma temprana al médico y consulte...
          Esta campaña pone en valor, por tanto, la responsabilidad activa de la persona en el diagnostico precoz de su diabetes y en la prevención de complicaciones ante un tratamiento temprano y un seguimiento adecuado de las pautas de dieta, ejercicio y fármacos... AUTOCUIDADO, en definitiva, pilares del tratamiento de la diabetes.
           Os dejo este vídeo de la campaña internacional que, aunque es en inglés, es fácil de comprender ante lo evidente y claro de las cifras.
          Y, por ahora, nada más. Cuidaos... por favor.


    martes, 12 de noviembre de 2013

    HIPERPARATIROIDISMO SECUNDARIO A ERC.



    editado el 22 agosto 2017
    Hoy voy a tratar un tema que es primordial en los enfermos con IRC que están en diálisis: el hiperparatiroidismo secundario a la enfermedad renal crónica, que puede desencadenar una osteodistrofia renal, conjunto de alteraciones derivadas de la alteración de la funcionalidad de las Glándulas Paratiroides como consecuencia de una ERC. Todo ello, por supuesto, complica la difícil situación del enfermo con patología renal.
          Este es un tema complejo que abarca varios aspectos que para los profanos en el tema puede dar la sensación de que no guardan relación entre sí, como son: 
    • La función renal en la eliminación de fósforo y calcio
    • La importancia del fósforo y calcio en el metabolismo del hueso
    • La importancia de las glándulas Paratiroides en el metabolismo del calcio y el fósforo en nuestro organismo
    Como se puede ver, calcio y fósforo son dos iones que tienen una importancia vital en los huesos, pero también en otras funciones del cuerpo, como formar parte de la estructura de todas las células, intervenir en el trabajo muscular y eléctrico de todas las estructuras y órganos del cuerpo, formar parte de proteínas complejas, actuar en la coagulación de la sangre, formar moléculas complejas para la obtención de energía en el organismo..., y un largo etcétera.
           Voy a explicar brevemente las funciones de estos iones que tienen relación con el HUESO y su estructura, sin orden estricto, para no liaros... para no liarme. En artículos futuros hablaremos de cómo reducir el fósforo en la ingesta.

    1. HUESO

    Los huesos están formados por unas células llamadas osteoblastos, cuya función es crear tejido óseo nuevo y captar los iones que van a darle su estructura cuasi sólida, fuerte y resistente, y por otro los llamados osteoclastos, cuya función es justo la contraria; el equilibrio entre ambos, los que fabrican y los que destruyen, da como resultado un hueso sano y con concentraciones adecuadas y estables de los iones que conforman su estructura. Estos iones son: el calcio y el fósforo. La absorción del calcio en el aparato digestivo, en el intestino, se debe también a una vitamina, la vitamina D, y a una sustancia que fabrica-sintetiza el riñón a partir de esa vitamina, llamada calcitriol, que estimula absorción en el intestino del calcio procedente de los alimentos. Todo este complejo sistema de equilibrio entre iones lo controla una glándula endocrina llamada PARATIROIDES.

     Imagen obtenida en NATUREDUCA                                Imagen obtenida en INTEGREAT EHR

    2. GLÁNDULAS PARATIROIDES
    Las glándulas paratiroides son cuatro pequeñas bolitas de tejido glandular (en los dibujos aparecen en amarillo) que se encuentras integradas en el tiroides, glándula que se palpa en la cara anterior del cuello y abrazando a laringe, como se puede apreciar en la imagen superior izquierda. Estas glándulas paratiroides segregan una hormona, la paratirina o PTH (también llamada parathormona), sustancia cuya función es mantener el equilibrio de la composición ósea en sus iones fósforo y calcio, sacando calcio de los huesos si este disminuye en la sangre o aumentando su depósito, si este calcio en sangre aumenta. También actúa cuando el fósforo aumenta en sangre para facilitar su depósito en el hueso y/o su eliminación renal, de tal forma que un nivel elevado de fósforo en sangre de forma permanente conllevaría que los niveles de la hormona paratiroidea, paratirina o PTH estuvieran aumentados de forma prolongada. La PTH también disminuye cuando aumenta el nivel de calcitriol en sangre.

    3. REGULACIÓN RENAL
    Los riñones, cuando funcionan bien, regulan la cantidad de calcio y fósforo en el cuerpo. Esto lo hacen aumentando su eliminación en la orina, cuando están en exceso o disminuyendo su eliminación, cuando estos iones están disminuidos en la sangre. La cuestión es (simplificando muchísimo) que no se eliminan al mismo tiempo el calcio y el fósforo en el riñón, por ello si se elimina uno, se tiende a disminuir la eliminación del otro. Además, cuando la vitamina D se absorbe a través de la piel por efecto del sol sobre la misma, se encuentra en una estructura no activa llamada colecalciferol o D3 que se transforma en el riñón en la sustancia ya sí activa, llamada calcitriol.
          Cuando el riñón enferma deja de realizar también esta función, por lo que el metabolismo del calcio se verá afectado, generalmente se absorberá menos en el intestino y se eliminará menos fósforo... aquí es donde comienza el problema, el complejo problema.
          En síntesis, con la IRC derivada de una patología renal el fósforo no se elimina como debiera, acumulándose en sangre; el calcio no se absorbe como debiera, con lo que se saca de los huesos. Es un complejo proceso que se conoce como Osteodistrofia Renal

    4. PROBLEMAS ÓSEOS EN ENFERMOS CON ERC
    El primer problema en sí mismo es que el riñón no lleva a cabo su labor como unidad funcional: no filtra la sangre y no la limpia de sustancias de desecho y de exceso de iones (no funcionan ninguno de los riñones). Esto supone, además, que los riñones no segregan sustancias necesarias para el correcto funcionamiento del cuerpo (como la eritropoyetina) y no da lugar a otras como el calcitriol, necesario para absorber calcio en el intestino procedente de los alimentos. Por otro lado, el riñón no filtra la sangre, por lo que no mantiene el delicado equilibrio de iones que debe tener el organismo, sobre todo en este caso el calcio y el fósforo. Al no eliminarse y al no funcionar, el riñón no responde a las órdenes de la hormona del paratirioides, la PTH. De esta forma nos encontraremos los siguientes efectos indeseables en el organismo (muy simplificado, porque la cuestión es muy compleja):
    • El calcio se absorbe menos en el intestino procedente de los alimentos, porque le falta el calcitriol que sirve para esta función, así que se produce aumento de PTH para procurar sacar ese calcio de los huesos y mantener los niveles en sangre estables.
    • El fósforo no se elimina en los riñones, con lo que tiende a acumularse en exceso en la sangre; este exceso de fósforo (hiperfosforemia) estimula que la paratiroides segregue más PTH para intentar eliminar ese exceso de fósforo en la orina
    • Al no funcionar los mecanismos reguladores procedentes del riñón, la glándula paratiroides no percibe que el metabolismo del calcio y fósforo funcione bien, el calcio se altera y los niveles de PTH se mantienen elevados sin posibilidad de reducirse de ninguna forma natural. Mantenido en el tiempo es lo que se conoce como hiperparatiroidismo, y como es debido a una ERC, se le conoce como hiperparatiroidismo secundario
    Las sesiones de diálisis intentan eliminar todas aquellas sustancias que el riñón DEBERÍA eliminar por sí mismo de forma natural cuando está sano; y en parte es así, es decir, en cada sesión de diálisis se elimina creatinina, urea, potasio, fósforo... pero jamás lo hará de la misma forma que lo hace el organismo cuando sus riñones están sanos. Es decir, siempre quedará un cierto exceso de estos iones en sangre, entre otras cosas, porque la hemodiálisis no suele ser diaria, si no que se suele aplicar en sesiones en días alternos. La Diálisis Peritoneal si puede mantener estos niveles de forma más aceptable, porque su frecuencia sí es diaria.
    Los nefrólogos cuidan los niveles de iones en sangre de estos enfermos en diálisis, vigilan que se eliminen en cantidad adecuada con cada sesión y que no se absorban los que proceden de los alimentos. 
          ¿Cómo lo hacen?
    • Restringiendo la ingesta de iones en general: sodio, potasio y fósforo, sobre todo. Mediante medios culinarios se procura eliminar todos estos iones en lo posible, pero el fósforo es más complejo de reducir por estos medios dado que existe muy poco en forma libre; casi siempre va asociado a las proteínas, por ello la mejor forma de reducir su ingesta es reducir el consumo y cantidad de proteínas.
    • Ajustando el tipo de diálisis, cuando es posible, y las horas de hemodiálisis, ajustando también los líquidos de diálisis, el número dializador, el tipo de baño... que facilita un gradiente de iones concreto, para cada enfermo el que mejor le viene. Siempre son pautas individualizadas.
    • Pautando fármacos quelantes fósforo, fármacos cuya acción está localizada en el aparato digestivo, se mezcla con el alimento ingerido formando complejos insolubles (quelar) con el fósforo y que impiden su absorción en el tránsito intestinal; éstos son en general el hidróxido de aluminio, las sales de calcio, sevelamer o carbonato de lantano, entre otros. Estos productos consiguen que, al impedir la absorción del fósforo contenido en los alimentos, éste se elimine con las heces sin llegar al torrente sanguíneo y reduciendo sus nocivos efectos por su acumulo en el organismo. Pero estos quelantes no consiguen capturar todo el fósforo y siempre habrá parte que se absorba y pase a la sangre. Por ello lo ideal es reducir al mínimo la cantidad de fósforo contenido en los alimentos para que estos quelantes tengan una eficacia máxima, como se ha indicado más arriba.
    • Administrando vitamina D en forma de colecalciferol o calcitriol, sobre todo en niños, porque su crecimiento puede verse en retraso por todo este problema, como es fácil suponer.

    5. CONSECUENCIAS DEL EXCESO DE FÓSFORO EN SANGRE
     EN ENFERMOS CON ERC
    El exceso de fósforo en el organismo sostenido a largo plazo puede desencadenar un trastorno de gravedad variable, hiperparatiroidismo secundario a una patología renal con IRC.
          Lo que se produce (simplificando mucho) es que las glándulas Paratiroides, como valoran que el fósforo aumenta y el calcio no se absorbe en el intestino, deben segregar más PTH. Aumentan de tamaño y aumentan la cantidad de parathoromona en sangre. Las consecuencias de esto son diversas, fundamentalmente, falta de calcio en los huesos, aunque hay más:
    • Alto Remodelado Óseo: OSTEITIS FIBROSA
    • Bajo Remodelado Óseo: OSTEOMALACIA y/o ENFERMEDAD ÓSEA ADINÁMICA
    • Alteraciones Sistémicas: HTA, calcificación vascular/válvulas cardiacas, Hipertrofia y fibrosis Miocárdica, etc.
          Es básico suponer que todo esto complica más aún la situación del enfermo renal, esté o no en diálisis y que compromete  su pronóstico e, incluso, la posibilidad de poder, en un futuro, recibir un injerto renal en forma de trasplante, sobre todo en las lesiones vasculares y cardíacas derivados de este proceso.
          Como último, indicar que a veces la situación del enfermo llega a un nivel tal que se hace preciso realizar una intervención quirúrgica para extirpar la o las paratiroides hipertrofiadas.

    6. CUIDADOS AL ENFERMO CON ERC
    El enfermo con ERC debe seguir al pie de la letra las pautas de su nefrólogo y de su enfermera. Es importante que lleve a cabo la dieta tal y como se le explica, porque la dieta personalizada busca un aporte limitado de iones que pueden perjudicar su estado presente y futuro, sobre todo con lo que respecta al calcio y al fósforo.
          Además deben tomar la medicación y los medicamentos pautados por su nefrólogo, cuidando y haciendo más hincapié en los quelantes del fósforo, tomándolos en medio de las comida y a las horas que el médico le indique. A veces esta toma de medicación se ve complicada con indeseables efectos secundarios que dificultan el cumplimiento de la pauta (aerofagia, gastralgias, acidez...). Los enfermeros deben estar al tanto de este punto y poner los medios adecuados para que el enfermo pueda consultar sus necesidades/problemas sin acudir a consulta (canal de comunicación abierto y accesible: teléfono, mail…).
           Por último, los enfermos con ERC deben realizar ejercicio físico en la medida de sus posibilidades de forma cotidiana, a ser posible diariamente. El ejercicio físico cotidiano ayuda a facilitar el depósito de calcio en los huesos y a contrarrestar en parte el efecto del acumulo de iones en sangre por la menor eliminación de fósforo. El tipo de ejercicio más adecuado es el aeróbico y el que genere cierta tensión ósea, como caminar, correr o montar en bicicleta, todo siempre adaptado, por supuesto, a las características físicas/etarias de cada persona. También, y si las condiciones del enfermo lo permiten, se puede practicar deportes de equipo, atletismo, natación...

    7. CONCLUSIONES
    Como se puede desprender de lo que se ha expuesto en el presente texto, el HIPERPARATIROIDISMO SECUNDARIO A LA ERC es una situación derivada de la propia ineficacia renal como órgano que filtra y limpia la sangre de las sustancias de desecho del metabolismo y del normal funcionamiento del organismo. Al dejar de funcionar el riñón, aparte de no prestar su labor limpiadora de los tóxicos en sangre, deja de realizar otras muchas funciones que interfieren en otros órganos y sistemas del organismo. Y una de ellas es su papel en la regulación del metabolismo en el tejido óseo. No se puede evitar su aparición, pero sí se puede prever esta situación en cada enfermo renal, tenga el tratamiento que tenga. 
          Es por ello que el nefrólogo lo tendrá presente, como así es, pero el enfermo debe también ser consciente de esta realidad, de tal forma que entienda que siempre el éxito o el fracaso de los diversos tratamientos depende de la adhesión del enfermo renal a los tratamientos que se le proponen. El cuidado de la dieta, la toma correcta de los medicamentos y la realización de ejercicio son acciones que el enfermo debe programar por su cuenta, con el asesoramiento y apoyo constante de las enfermeras que le atienen en consulta.

    8. DOCUMENTOS CONSULTADOS Y APORTADOS PARA SABER MÁS 
    DE ESTE TEMA
    1. Metabolismo óseo. Vitamina D Y PTH. Bone metabolism. Vitamin D and parathyroid hormone MA NAVARRO-MORENO a, P ALÍA-RAMOS a, ENDOCRINOLOGIA Y NUTRICIÓN Vol. 53. Núm. 03. Marzo2006
    2. Calcio, Fósforo, Magnesio y Flúor. Metabolismo óseo y su regulación. Perez Llamas, F.; Garaulet Aza, M.; Zamora Navarro, S.Gil Hernández, A.; Nutrición Básica (Máster en Nutrición y Metabolismo). Cap. I,27. p. 900-925. Universidad De Córdoba
    3. El Hiperparatiroidismo secundario (HPT 2º) en prediálisis Isabel Martínez Servicio de Nefrología, Hospital de Galdakao  Hospital de Galdakao   Osteodistrofia Renal. Etiopatogenia, diagnóstico, prevención y tratamiento. Jorge B Cannata Andía, Carmen Díaz Corte Unidad de Metabolismo Oseo y Mineral Instituto Reina Sofía de Investigación Hospital Central de Asturias. Oviedo. España AMBOS TEXTOS EN 1st Concgres of Nephrology in Internet, 2000
    4. Osteodistrofia Renal. Guía para el tratamiento de la Osteodistrofia Renal Grupo de expertos de la Sociedad Española de Diálisis y Trasplante M. Teresa González Álvarez (Coordinadora), J.Bover, E.Fernandez , A.Foraster, J.G.Hervás, A Llopis, A.Palma, JE Ruiz, R Sans y V. Torregrosa. 2004
    5. Aspectos de interés sobre prevención, diagnóstico y tratamiento de la osteodistrofia renal. Mercedes Serrano Arias, Ángeles González Cárcedo, Carmen Díaz Corte, Jorge B. Cannata Andía. Unidad de Investigación, Metabolismo Óseo y Mineral. Instituto Reina Sofía de Investigación. Hospital Central de Asturias. Oviedo, España. Revista Seden VOLUMEN 1997 - NUMERO 1 - 1997 Sección Editorial Mesa Redonda, Salamanca 1996
    6. Atlas de Osteodistrofia Renal. Sociedad Española de Nefrología
    7. Aspectos morfológicos del hiperparatiroidismo en enfermos con insuficiencia renal crónica. La importancia de la correlación clínico-patológica. Ana Puras, Cristóbal Solozábal REVISTA ESPAÑOLA DE PATOLOGÍA Vol. 36, n.º 4, 2003
    Y, por ahora, nada más. Cuidaos... por favor.