Política de cookies

martes, 27 de agosto de 2013

Reflexiones: Desesperanza en las LISTAS DE ESPERA


imagen que pertenece a ELPAIS.COM

Ayer y hoy estamos viendo y escuchando en los medios que las listas de espera en la Sanidad Pública española se han disparado en los últimos años, pero en los últimos 6 meses ha subido de 76 a 100 días. Es el efecto lógico y esperado, por supuesto, ante la política de brutales recortes en cuestión sanitaria que está llevando a cabo el gobierno central y todas las autonomías que priman otras políticas económicas sobre la sanitaria. 
  • Recortes: en recursos económicos y por tanto en personal y en medios materiales. 
  • Esto supone: cierre de camas y de plantas enteras, cierre de consultas, cierre de servicios, cierre de centros hospitalarios, de centros de salud y ambulatorios, eliminación de prestaciones... 
  • Ralentización en la asistencia a ciudadanos 
  • Eliminación de la asistencia a ciertas personas, como inmigrantes, parados de larga duración o no beneficiarios de SS por no haber cotizado 
  • Retirada de prestaciones: como servicio de ambulancias, ciertas prótesis, cobertura de ciertos medicamentos, re-pago... 
  • AUMENTO DE LAS LISTAS DE ESPERA... no podía ser menos. 

       Y con el aumento de las listas de espera, los pacientes tardarán más en ser vistos en consultas de especialidades, tardarán en ser realizadas determinadas pruebas diagnósticas...
  1. con lo que... tardarán más en ser diagnosticados, de todo tipo de patologías, las graves también
  2. con lo que... tardarán más en ponerse en tratamiento de todas patologías, las graves también
  3. con lo que... tardarán más en ser intervenidos de todos los procesos que requieran esta medida, los procesos graves también
  4. con lo que... la incidencia y prevalencia, la MORBI-MORTALIDAD de todo tipos de patologías aumentará, las de las graves también.
  5. con lo que... habrá más pacientes crónicos, porque no se habrá podido abordar los procesos en sus desarrollo aguo y/o en la realización de screening para su diagnostico y tratamiento precoz
  6. con lo que... estas medidas que pretendían ahorrar dinero a corto plazo, producirá un incremento del gasto a medio y largo plazo, porque la atención de procesos complicados es siempre mucho más cara que la atención temprana, con el hecho indiscutible de que morirán más personas y más personas enfermarán y su calidad de vida será mucho peor, lo que redundará en más gasto para atenderlas... si es que se decide atenderlas, porque con el camino que llevamos, lo dudo.
      Ah, se me olvidaba... que está la privatización. Voy dejarme llevar por el nulo optimismo y por la falta de credibilidad que me inspira el que la privatización es buena para la sanidad española y comparto con ustedes esta tira que ilustra de forma real y con no poca dosis de cinismo lo que nos espera.
Allá va...

Ambas imágenes pertenecen al Huffinton Post

Eso sí, en este país que presume de Constitución, la cual afirma que los españoles somos iguales y tal, comprobamos con estupor que siempre hay ciudadanos que viven con ciertos privilegios, incluso los que NOS IMPONEN LOS RECORTES EN SANIDAD PÚBLICA, LOS QUE VENDEN NUESTROS CENTROS PÚBLICOS A EMPRESAS PRIVADAS...

Y yo digo, bueno, me pregunto:
  • ¿Qué derecho tienen los políticos en decidir si podemos o no tener sanidad pública?
  • ¿Qué derecho tienen los políticos en vender a las privadas lo que pertenece a todos los ciudadanos?
  • ¿Qué derecho tienen los políticos en decidir lo que se puede o no hacer con nuestros impuestos, impuestos que no todos ellos pagan como debieran y algo que muchos de ellos no hacen y esconden bienes en ocasiones de procedencia B?
  • ¿Qué derecho tienen en beneficiar a unos pocos empresarios de la sanidad privada con los inputs de la sanidad pública, algo que no va a revertir a todos los ciudadanos por igual?


Sí, creo que debemos defender con uñas y dientes la sanidad Pública, porque nos la están robando; creo que esto va a revertir de forma negativa en la salud/sanidad de todos los ciudadanos que no tienen a su disposición medios para proporcionarse una sanidad de calidad, es decir, no tienen dinero para que les atiendan de forma eficaz y eficiente en un centro privado… como sí tienen esos legisladores que hoy deciden de forma arbitraria lo que podemos o no pagar con nuestros impuestos.
      Quizá lo que no tendríamos que pagar son sus sueldazos, esos que ellos mismos se han concedido y para el que parece que siempre hay bastante dinero del erario público, más sus prerrogativas en transportes y dietas, más sus sobresueldos, más sus pensiones, más la tecnología de última generación que les dan en parlamentos y sedes oficiales… para eso, amigos y amigas, siempre hay dinero. Porque son ellos los que deciden que para esa parte de los presupuestos siempre hay recursos.
      Como decía el otro día mi amiga ANA HIDALGO, en su blog VIVIR CON INSUFICIENCIA RENAL, en su entrada «Deprisa, deprisa, privatizando la Sanidad»han aprovechado que estamos en verano, que Gibraltar no es español y que ocurren desgracias mucho más gordas en Oriente, para acelerar el proceso de privatización en Madrid; así, cuando los madrileños regresen, se encontrarán con todo consolidado.Eso sí. la marea blanca no ha dejado de hacer escuchar su voz en pos de evitar esta masacre que nos afecta a todos...
      Esto es muy grave, muy grave. La salud de todos se puede ver y se verá seriamente afectada con todas estas medidas y cuando estemos enfermos… ¿Quién nos atenderá como hasta ahora han hecho, es decir, primando nuestra asistencia y no el dinero que podemos o no reportar a intereses creados? La privada, no…
      Total, a los políticos de hoy les importa un cuerno lo que nos pase mañana, porque ellos cuando terminan cargo, ya tienen su futuro asegurado: en una empresa de asistencias hospitalarias o afines o en una empresa de energéticas, el cementerio de elefantes oficial del politicastro español.

Y, por ahora, nada más. Feliz regreso de vacaciones y cuidaos, por favor...

jueves, 15 de agosto de 2013

Reflexiones: HOMOSEXUALIDAD, no es una enfermedad ni un trastorno. Forma parte de nuestra naturaleza...

Image courtesy of Salvatore Vuono at FreeDigitalPhotos.net

La HOMOSEXUALIDAD forma parte de la naturaleza del ser humano. Tanto hombres como mujeres pueden sentir atracción sexual y emotiva por personas de su mismo sexo... tal como existen estas mismas tendencias en seres vivos que no son humanos, como los mamíferos o los insectos o los delfines
      Pero quien se niega a aceptar la homosexualidad como algo natural en los seres vivos se aprovechará a decir que los humanos somos un escalón más del la escala evolutiva y que por tanto la homosexualidad debería haber sido descartada de nuestra conducta desde hace tiempo...porque somos seres racionales y civilizados. Sí, somos tan civilizados y racionales que hemos descartado la violencia y la vena salvaje del humano ¿verdad? Ese ser humano que muchas veces disfruta viendo sufrir a otros seres vivos, torturándolos y matándolos mientras se jalea al asesino por puro placer y lo llama arte y a ese arte dudoso le llama tauromaquia. Pero bueno, esto es otra cosa, según esos seres humanos civilizados. 

En estas semana estamos observando cómo en países que se dicen desarrollados como Rusia, condenan la homosexualidad y se creen con derecho a propinar maltrato, torturas y vejaciones a quienes se afirman o manifiestan como homosexuales, sin que el gobierno haga nada por perseguir este tipo de salvajadas. Hoy una atleta rusa, ha afirmado lo execrable que a ella le resulta la homosexualidad y lo muy de acuerdo que está con las leyes antigais de su país. Esta mujer tendrá un alto valor como deportista, pero está claro que su calado moral y humano está viciado por los más elevados prejuicios que dicen mucho de su falta de conocimientos; quizá le haría falta un poco menos de deporte un poco más de miras sociales y humanas, más estudio y más lectura... quizá, no lo sé.

La política anti-homosexualidad que menudea en todos los países bien de forma patente, como en Rusia y en muchos países islámicos, o bien de forma hipócrita como en el resto de los países del mundo, convierte a las personas que aman a los de su mismo sexo en parias o en perseguidos o en víctimas o en héroes; y no es justo, los y las homosexuales no deberían vivir ninguna de estas situaciones. Deberían ser personas que vivieran su vida como la intenta vivir todo ser humano. En España, sin ir más lejos, la hipocresía llega a niveles tales de lo absurdo que ni en el mundo de los toros ni en el mundo del fútbol hay reconocido ni un sólo hombre gay. Ni uno. ¿Por qué?  Los toros ni los nombro -ya lo he hecho más arriba y punto-, porque me parce un mundo horripilante que nada aporta a la sociedad y que debería desaparecer desde ya. En el fútbol, yo me digo: ¿metería menos goles un hombre homosexual que otro que no lo sea...? Porque quizá ese futbolista lo está haciendo ya en algún equipo de esos que a muchos les hace perder el sueño. El aspecto mentecato del ser humano llega a niveles de simpleza máximos... Digo España, como podría decir EEUU o cualquier país de la vieja y orgullosa y rancia Europa. Porque muchos persiguen la homosexualidad de forma clara como Rusia o de forma velada como el resto, la critican la vejan, la tachan de vicio y molicie... pero amparan la pederastia y a los pederastas en el seno de sus grupos recudidos llenos de moralinas cuasi-patológicas. Es curioso que ataquen la homosexualidad entre adultos que la eligen libremente y no condenen la violación sistemática de adultos a niños y niñas a los que les dejan la vida destrozada para los restos. Y ningún juez les mete en la cárcel ni pagan por sus delitos
      Curiosa moral ésta que caracteriza a nuestro mundo autodenominado civilizado. Curiosa y despreciable... ¿no?

La homosexualidad es un aspecto inherente a la naturaleza humana. No se elige ser homosexual; se es homosexual, se nace. No es una patología ni un trastorno ni un vicio ni una desviación ni nada de lo que tradicionalmente se ha considerado para apartarlo de la sociedad y de las prácticas consideradas como normales durante toda la historia. La homosexualidad es algo con lo que se nace, pero se nos educa heterosexuales... por lo que muchas personas tardan en entender que no son felices o que no les gusta el sexo con su pareja porque son homosexuales y ahí sí surge un trastorno: el comprender que eres lo que muchos en nuestra sociedad rechaza, el adaptar tu vida a que otros te comprendan y te respeten; el jugarse a perder el respeto de otros, de los tuyos; tu trabajo, tu consideración social; que te vean con otros ojos no siempre amables. Y eso es algo que no siempre se logra. O sea que la homosexualidad no es un trastorno ni una patología ni un vicio ni una tara, pero la sociedad hace que una persona homosexual pueda caer enfermo/a a la hora de reconocer al mundo que es homosexual. Porque recuerden: el ser humano es un ser bio-psico-social, tres esferas inseparables e influenciables por las otras dos, tanto para lo bueno, como para lo malo.
      ¡Qué paradoja! 
      ¿No creen?
      La homosexualidad no es una enfermedad pero muchos enferman por reconocerse como tales... por la influencia negativa de la sociedad en ellos.
     A mí me da lo mismo con quien practique sexo la persona que tengo cerca. Me da igual con quien practique sexo la persona que tengo lejos; todas las personas del mundo. Sólo quiero que las personas sean felices y hagan felices a los demás, respeten a los demás y les dejen vivir en paz. Ojalá llegue el día en que nadie tenga que salir del armario, ojalá llegue el día en que una persona pueda elegir sin miedo a quien amar o con quien practicar sexo. 
      Ojalá llegue el día en que el respeto del que muchos presumen sea verdad... verdad verdadera.
      Necesitamos el respeto de los demás, eso nadie lo pone en duda. Demos a los demás lo que esperamos con anhelo recibir nosotros.
      
Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...