Política de cookies

jueves, 15 de agosto de 2013

Reflexiones: HOMOSEXUALIDAD, no es una enfermedad ni un trastorno. Forma parte de nuestra naturaleza...

Image courtesy of Salvatore Vuono at FreeDigitalPhotos.net

La HOMOSEXUALIDAD forma parte de la naturaleza del ser humano. Tanto hombres como mujeres pueden sentir atracción sexual y emotiva por personas de su mismo sexo... tal como existen estas mismas tendencias en seres vivos que no son humanos, como los mamíferos o los insectos o los delfines
      Pero quien se niega a aceptar la homosexualidad como algo natural en los seres vivos se aprovechará a decir que los humanos somos un escalón más del la escala evolutiva y que por tanto la homosexualidad debería haber sido descartada de nuestra conducta desde hace tiempo...porque somos seres racionales y civilizados. Sí, somos tan civilizados y racionales que hemos descartado la violencia y la vena salvaje del humano ¿verdad? Ese ser humano que muchas veces disfruta viendo sufrir a otros seres vivos, torturándolos y matándolos mientras se jalea al asesino por puro placer y lo llama arte y a ese arte dudoso le llama tauromaquia. Pero bueno, esto es otra cosa, según esos seres humanos civilizados. 

En estas semana estamos observando cómo en países que se dicen desarrollados como Rusia, condenan la homosexualidad y se creen con derecho a propinar maltrato, torturas y vejaciones a quienes se afirman o manifiestan como homosexuales, sin que el gobierno haga nada por perseguir este tipo de salvajadas. Hoy una atleta rusa, ha afirmado lo execrable que a ella le resulta la homosexualidad y lo muy de acuerdo que está con las leyes antigais de su país. Esta mujer tendrá un alto valor como deportista, pero está claro que su calado moral y humano está viciado por los más elevados prejuicios que dicen mucho de su falta de conocimientos; quizá le haría falta un poco menos de deporte un poco más de miras sociales y humanas, más estudio y más lectura... quizá, no lo sé.

La política anti-homosexualidad que menudea en todos los países bien de forma patente, como en Rusia y en muchos países islámicos, o bien de forma hipócrita como en el resto de los países del mundo, convierte a las personas que aman a los de su mismo sexo en parias o en perseguidos o en víctimas o en héroes; y no es justo, los y las homosexuales no deberían vivir ninguna de estas situaciones. Deberían ser personas que vivieran su vida como la intenta vivir todo ser humano. En España, sin ir más lejos, la hipocresía llega a niveles tales de lo absurdo que ni en el mundo de los toros ni en el mundo del fútbol hay reconocido ni un sólo hombre gay. Ni uno. ¿Por qué?  Los toros ni los nombro -ya lo he hecho más arriba y punto-, porque me parce un mundo horripilante que nada aporta a la sociedad y que debería desaparecer desde ya. En el fútbol, yo me digo: ¿metería menos goles un hombre homosexual que otro que no lo sea...? Porque quizá ese futbolista lo está haciendo ya en algún equipo de esos que a muhcos les hace perder el sueño. El aspecto mentecato del ser humano llega a niveles de simpleza máximos... Digo España, como podría decir EEUU o cualquier país de la vieja y orgullosa y rancia Europa. Porque muchos persiguen la homosexualidad de forma clara como Rusia o de forma velada como el resto, la critican la vejan, la tachan de vicio y molicie... pero amparan la pederastia y a los pederastas en el seno de sus grupos recudidos llenos de moralinas cuasi-patológicas. Es curioso que ataquen la homosexualidad entre adultos que la eligen libremente y no condenen la violación sistemática de adultos a niños y niñas a los que les dejan la vida destrozada para los restos. Y ningún juez les mete en la cárcel ni pagan por sus delitos
      Curiosa moral ésta que caracteriza a nuestro mundo autodenominado civilizado. Curiosa y despreciable... ¿no?

La homosexualidad es un aspecto inherente a la naturaleza humana. No se elige ser homosexual; se es homosexual, se nace. No es una patología ni un trastorno ni un vicio ni una desviación ni nada de lo que tradicionalmente se ha considerado para apartarlo de la sociedad y de las prácticas consideradas como normales durante toda la historia. La homosexualidad es algo con lo que se nace, pero se nos educa heterosexuales... por lo que muchas personas tardan en entender que no son felices o que no les gusta el sexo con su pareja porque son homosexuales y ahí sí surge un trastorno: el comprender que eres lo que muchos en nuestra sociedad rechaza, el adaptar tu vida a que otros te comprendan y te respeten; el jugarse a perder el respeto de otros, de los tuyos; tu trabajo, tu consideración social; que te vean con otros ojos no siempre amables. Y eso es algo que no siempre se logra. O sea que la homosexualidad no es un trastorno ni una patología ni un vicio ni una tara, pero la sociedad hace que una persona homosexual pueda caer enfermo/a a la hora de reconocer al mundo que es homosexual. Porque recuerden: el ser humano es un ser bio-psico-social, tres esferas inseparables e influenciables por las otras dos, tanto para lo bueno, como para lo malo.
      ¡Qué paradoja! 
      ¿No creen?
      La homosexualidad no es una enfermedad pero muchos enferman por reconocerse como tales... por la influencia negativa de la sociedad en ellos.
     A mí me da lo mismo con quien practique sexo la persona que tengo cerca. Me da igual con quien practique sexo la persona que tengo lejos; todas las personas del mundo. Sólo quiero que las personas sean felices y hagan felices a los demás, respeten a los demás y les dejen vivir en paz. Ojalá llegue el día en que nadie tenga que salir del armario, ojalá llegue el día en que una persona pueda elegir sin miedo a quien amar o con quien practicar sexo. 
      Ojalá llegue el día en que el respeto del que muchos presumen sea verdad... verdad verdadera.
      Necesitamos el respeto de los demás, eso nadie lo pone en duda. Demos a los demás lo que esperamos con anhelo recibir nosotros.
      
Y, por ahora, nada más. Cuidaos, por favor...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta primavera publicaron mi libro Amor de tres lunas plenas, donde el amor de dos hombres esta tratado con la elegancia y el romanticismo que se merece. Os invito a leer. Podéis obtener información en mi pag. Web www.angelramos.org

El Señor Gordo dijo...

Peras con peras, manzanas con manzanas... Los crueles crímenes contra homosexuales en Rusia deberían repugnar la conciencia de cualquier ser humano. El sueño de la razón genera monstruos. http://www.elsenorgordo.com/2013/08/peras-con-peras-manzanas-con-manzanas-o.html

Muñekita Cat dijo...

Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a emitacat@gmail.com

besoss!!
Emilia

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...