Política de cookies

viernes, 31 de agosto de 2012

Reflexiones: Contra los recortes en Sanidad: Rebelarse o Morir

Foto Campaña Médicos del Mundo, «Derecho a Curar»


El día 1 de septiembre entra en vigor la normativa (Real Decreto Ley 16/2012) que obliga a los Servicios Sanitarios públicos a no atender a los inmigrantes en situación irregular de forma gratuita y universal como se venía haciendo hasta la fecha. 
Supongo que la mayoría de mis colegas profesionales de la Salud ya conocen la Campaña lanzada por Médicos del Mundo cuyo lema es «Derecho a curar» y que pretende que se nos sumemos a una objeción de conciencia en contra de la aplicación de esta ley por razones éticas. Ya nos hemos adherido más de 1300 profesionales, aunque mi labor hoy día no es asistencial como tal, pero me da igual. Me sumo a ello. 

El gobierno ha redactado esta ley basándose en una serie de ideas preconcebidas arraigadas en la sociedad, en cierta medida xenófobas, y que han exprimido de forma, para ellos, satisfactoria. Se basan en mitos falsos que Médicos del Mundo se ocupan en aclarar. Destaco las que considero más llamativas, para no sobrecargar: 

  • que los inmigrantes sobreexplotan los servicios de salud: no es cierto, porque en su mayoría son personas jóvenes y sanas, no habituadas a consultar al mlédico en males banales, como hacen los occidentales. 
  • que dejar de atender a este grupo de población ahorrará costes: algo dudoso en enfermedades infecto-contagiosas, dado que ellos pueden ayudar a propagar patologías hasta ahora controladas, con lo que el gasto aumentaría de forma indirecta. 
  • que inmigrantes son turistas sanitarios… No es cierto: los verdaderos turistas sanitarios suelen ser ciudadanos de la UE conocedores de la calidad de la sanidad española. 
  • No se les atiende en primaria pero sí en urgencias: otro error, dado que atender en primaria evita sobrecargar los servicios de urgencias de ya de por sí bastante saturados con los brutales recortes que se están aplicando por parte del gobierno. Aparte, no todos los inmigrantes tienen patologías agudas. Los tratamientos crónicos no se atienden en urgencias...
Esta objeción de conciencia por parte de los profesionales sanitarios está respaldada por cuestiones éticas básicas: el acceso a la salud sin discriminación para todas las personas es un derecho humano reconocido por todas las normas internacionales. Forma parte de un código deontológico que compromete al profesional a proteger la salud de las personas sin ningún tipo de discriminación. Este resumen de motivos tiene poco que discutir, aunque no está libre de opiniones, por supuesto. 

Unas comunidades autónomas se han mostrado claramente en contra de este R.D. y seguirán atendiendo a inmigrantes sin papeles… Imaginen mañana a aquellas personas que siguen tratamientos crónicos como terapias por cáncer, enfermos con VIH, pacientes en tratamiento en hemodiálisis y no se les atienda. Todos estos ejemplos no se atienden en urgencias, son tratamientos citados, programados… crónicos. 
¿Se les abandonará? Estoy cansada de que se siga viendo a los inmigrantes como una lacra, como algo que hay que extinguir y echar de nuestra «magnífica» sociedad. Cada persona vive donde puede… creo que es un derecho que no debemos olvidar, y muchos han salido de sus países expulsados por guerras, hambrunas, violencia, pobreza… tal como ahora salen los españoles a otros países buscando una oportunidad de tener una vida mejor. Los inmigrantes enfermos que viven en España deben seguir recibiendo asistencia sanitaria porque ellos no son un gasto económico insostenible. Ellos no. Me parece que los políticos están dirigiendo sus flechas hacia los más débiles, inspirando ciertas actitudes xenófobas con sus leyes excluyentes para que no prestemos atención a su labor como gobernantes, en gran medida, incompetente e irresponsable. Deberían aplicarse más a recortar sus prerrogativas y sus abusos, su amiguismo y su nepotismo y dejar a las personas con menos medios vivir en paz. 

Creo que vivimos unos tiempos en que los gobernantes no son la solución; en gran medida, ellos son parte del problema… 

Recuerdo mis anteriores entradas: «Desesperanza» en la que se muestra cómo los brutales recortes del gobierno dejan a los más humildes desamparados y con más cargas, cuando los poderes públicos deberían velar por ellos y evitar que la pobreza siga campando a sus anchas. 
Y «Los de calor... y otros golpes» entrada en la que pretendo analizar los recortazos en materia de sanidad por parte del gobierno y sus repercusiones funestas en la población. Sin ambages...

PARA SABER MÁS: 
Y, por ahora, nada más.

jueves, 23 de agosto de 2012

Muerte

Me acabo de enterar. Falleció ayer.
Es una muerte prematura e injusta. Tenía mucho aún por vivir. 
Su trasplante no llegó, no llegó... no.
Tengo tanta pena, tanta. 
Veo pasar la vida por la ventana. La vida que fluye ajena al dolor que siento, al pesar que me atenaza y no me deja casi respirar. La gente va y viene, ignorando que otros sufren, que para algunos la vida se ha detenido en un minuto, en un segundo... dejando todo en suspenso; dejando a los que se quedan tan solos y tristes. La vida fluye ajena a sus familiares, a su esposa, a sus seres queridos que le lloran hoy y le echarán en falta para siempre.
Sí, la vida sigue y debe de seguir. 
Su trasplante no llegó.
No puedo seguir escribiendo... sé que las palabras no pueden reflejar lo que siento hoy. Son vanas y superficiales. Inútiles.
La vida es esto, sí. La muerte forma parte de ella y aprendemos a aceptarla como obligada compañera.
Pero ésta, como otras tantas que ocurren a diario, es una muerte prematura e injusta.
Mi cariño para él, para los suyos.

Y, por ahora, nada más.



viernes, 10 de agosto de 2012

Reflexiones: Los de calor... y otros golpes!

foto Lola Montalvo (C)

Estamos en plena ola de calor... La temperatura en muchas partes de España superan los 42ºC y el aire es irrespirable. Se ponen en marcha numerosas campañas de prevención de insolaciones y golpes de calor, vigilando con especial atención a ancianos, niños y personas enfermas.
      Beber mucha agua, no hacer ejercicio en las horas centrales del día, protegerse del sol con sombreros y gorras y con cremas solares de alto FPS, tomar alimentos ricos en vegetales frescos y frutas... Esas son la mayoría de recomendaciones.

      Pero tenemos otros temas de enorme gravedad que suben la temperatura de estos días... la temperatura social. Me van a permitir que me refiera a ellas, que les dedique unas frases aunque sea. No pretendo, espero que se me crea, que todos estén de acuerdo conmigo. Mi opinión es como profesional... y como persona. Entiendo que algunas personas no compartan conmigo mi parecer.
  • EL REPAGO DE MEDICAMENTOS Y OTROS SERVICIOS: el gobierno le llama co-pago, pero es que ya pagamos con nuestros impuestos los gastos de sanidad, por lo tanto hacer pagar más es redundante. Los ancianos pagan una parte cuando antes tenían todos los medicamentos gratis... Las pensiones más pobres se quedan mermadas con el repago de estos medicamentos y los ancianos y enfermos crónicos suelen ser los que más gasta... Y los ancianos de rentas bajas al quedar tan reducida su pensión están abandonando tratamientos para poder seguir comiendo y viviendo. También desde ahora pacientes en tratamiento crónico deben costear ambulancias para sus desplazamientos a hospitales y otros centros (tratamientos a largo plazo como los de cáncer, hemodiálisis, rehabilitación...) si esa persona tiene recursos... pero si no tiene nada más que una humilde pensión -imaginen los ancianos fuera de lista de trasplante que deben hacer hemodiálisis en una ciudad y viven en un pueblo recóndito y deben ir a su centro tres o cuatro veces a la semana... para siempre-. Con esta medida le echan a los usuarios el exceso de gasto, el derroche, que durante años tuvieron muchas administraciones. Ni profesionales sanitarios de base ni usuarios tenemos la culpa de esto, pero somos los que lo pagamos.
  • RECORTES EN SANIDAD: reducción de plantillas, aumentos del número de horas, reducción de sueldos, pérdida de pagas extras, cierre de plantas enteras, retirada de recursos... la calidad asistencial de nuestra sanidad se ve mermada de forma ostensible, cuando hasta hace nada era la una de las mejores sanidades del Europa e incluso, mundial.
  • NO ASISTENCIA A INMIGRANTES SIN PAPELES: Con respecto a este asunto he escuchado opiniones de mucho tipo. Muchos inmigrantes que ahora ya no tienen papeles, han estado trabajando hasta hace poco, con contratos, pagando Seguridad social, que han perdido con la crisis y su paso al paro y con la nueva normativa del gobierno para que sólo estuvieran los activos. No atender a esos inmigrantes es, bajo mi punto de vista, una falta de solidaridad y de lo más básico que caracteriza un estado de derecho. Apoyo a mis compañeros profesionales de la salud que se declaran objetores de esta norma injusta.
  • DEPENDENCIA: Esta partida se ha visto esquilmada en todas las CCAA cuyos gobernantes nunca estuvieron de acuerdo con su aplicación. De hecho en algunas, como Madrid, nunca se llegó a aplicar de forma efectiva porque sus gobernantes nunca consideraron de recibo (y eso que lo obligaba una ley...¿?) que tuvieran que dedicar recursos a las familias que tenían a un dependiente a su cargo. No entiendo en qué se apoyan, pero así es. Salvo algunas CCAA, en prácticamente todas no se aplica esta ley y se le ha retirado todos los recursos económicos y humanos, por lo que esta partida languidece mientras las personas con situación de dependencia sufren privaciones de una administración que debería velar por ellos... o eso dice la constitución. Es una situación MUY INJUSTA, porque los dependientes necesitan a cuidadores permanentes a su lado, que velen las 24 horas del día por su cuidado, generalmente un familiar o allegado, que no puede dedicarse a otra cosa que a cuidar a ese enfermo... Así que los que no tienen medios económicos llegan a rozar la pobreza porque la administración no cree que deba velar por sus necesidades. Desigualdad, insolidaridad, abandono, pobreza... no digo más.
      Sí, estamos viviendo tiempos en lo que estamos llegando a un punto de ebullición. Servicios Sociales, Sanidad, Dependencia... se ven empobrecidos por unos recortes injustos que priman la Economía -banca, macroeconomía, prima de riesgo, bonos...- y se olvidan de las PERSONAS. Sumemos a esto Educación, Justicia, I+D+I... olvidadas de igual forma.
      Se están utilizando, SIN NUESTRO CONSENTIMIENTO, nuestros impuestos en rescatar bancos, en pagar deudas que nosotros, los ciudadanos humildes, no hemos contraído ni generado y somos los que estamos pagando la pelota. Nos están privando de lo que más necesitamos: EL CUIDADO DE NUESTRAS NECESIDADES: SALUD, EDUCACIÓN, DEPENDENCIA. El gobierno ignora nuestras necesidades, nuestras prioridades... eso sin entrar en que quizá haya otros intereses nada honestos ni claros (privatización de servicios públicos en beneficio de los privados, como sucede en Madrid o Castilla la Mancha...)
      Sí, ya termino.
      Estamos viviendo tiempos difíciles. Muy complicados. Y los más débiles están pasándolo peor que nunca: pensiones bajas, parados, inmigrantes... están aumentando la tasa de pobreza en España y en todo el mundo (no nos olvidemos de que si a nosotros nos va mal, en los países en desarrollo todo es mucho peor, peor... ) Nuestra Sanidad, nuestro bienestar está en peligro, está siendo esquilmado y parece que a nadie le importa lo suficiente como para ponerle freno. 
      ¿A dónde vamos a llegar?
      Estamos en plena Ola de Calor. Las calles hierven, el aire es irrespirable... Pasado mañana mejorará el tiempo. Pero lo que de verdad importa tiene pinta de ir para largo. ¿Nadie puede hacer nada? 

      Y, por ahora, nada más. Cuídense...