Política de cookies

miércoles, 25 de abril de 2012

25 de Abril, DÍA MUNDIAL CONTRA EL PALUDISMO


Hoy se celebra el DÍA MUNDIAL CONTRA LA MALARIA ó PALUDISMO. Sé que a muchos esta enfermedad parasitaria le coge de lejos, que la ven como un problema que no le afecta y que sólo enferman personas de países en desarrollo, pero es una pandemia. Es cierto que el paludismo se dio como erradicado en España el año 1964 -no se diagnosticó ningún caso nuevo desde 1961-, pero hoy día siguen apareciendo casos nuevos debido a la presencia en nuestro país de personas de otras latitudes en donde es endémico.

¿QUÉ ES LA MALARIA?
La Malaria o Paludismo es una enfermedad parasitaria. El paludismo es causado por parásitos del género Plasmodium que se transmiten al ser humano por la picadura de mosquitos infectados del género Anopheles, los llamados vectores del paludismo, que pican sobre todo entre el anochecer y el amanecer.

Las estadísticas en tasas de morbi-mortalidad son abrumadoras, sobre todo, en lo que respecta a los niños. Pero es una enfermedad relativamente fácil de prevenir... erradicando los insectos que actúan como vectores y/o evitando que accedan a las personas y las piquen.
En la actualidad se están llevando a cabo importantes investigaciones que han conseguido terapias con muy buenos resultados en forma de vacunas, que impiden que el parásito produzca la enfermedad aunque haya llegado a ser inoculado en una picadura.

Indiscutiblemente, la inversión en I+D es fundamental para obtener estos logros; que los países desarrollados sigan aportando capital supondrá la diferencia para que lo que se ha conseguido se mantenga y se sigan marcando nuevos objetivos o que todo se pierda o se estanque. En muchos casos no es cuestión de grandes desembolsos, sino de utilizar los recursos de forma cabal y lógica. Pero teniendo en cuenta que las estadísticas hablan por sí mismas -reducción del número de países afectados, reducción de prevalencia y de mortalidad, incluso con reducción de un 20% en mortalidad infantil por malaria-, es innecesario recalcar la importancia de mantener la inversión y, por lo tanto, seguir salvando vidas.
Aún queda mucho por hacer, muchos objetivos por conseguir.
Y, por ahora, nada más.

jueves, 19 de abril de 2012

Memoria de mi enfermera XXXVIII: «Tú puedes salvar mi vida»

Imagen perteneciente a SEMES ANDALUCÍA

Ricardo va al colegio a recoger a su nieto. Le pesa esta nueva responsabilidad, ya que, cuando se las pintaba muy felices de poder disfrutar de una jubilación libre de obligaciones, su hija le pidió que se ocupara de su nieto. Ella le explicó que no tiene a nadie que la ayude y él, por supuesto, cedió. Pues nada... ¡una nueva responsabilidad!
Ha hecho la compra antes de hacer la comida. Ricardo también le ha hecho un par de recados a su hija... Como le cogen de camino le da cosilla decirle que no puede. Tardó más de la cuenta; corriendo ha preparado para comer unos macarrones y se ha ido pitando al colegio; se le echa la hora encima.
Cruza la calle al trote. El idiota del todoterreno le ha pitado mientras cruzaba el paso de cebra para que se diera prisa. ¡Como si él pudiera correr, a sus años! Bastante hace. Si le hubiera visto sólo cinco años atrás... Pero el tiempo no pasa en balde y ahora sí que parece un anciano, con sólo sesenta y seis años.
Un fuerte dolor inunda todo su cuerpo. Lo violento e inesperado le obliga a llevarse una mano al pecho y a sujetarse con la otra en un coche aparcado para no caer. El aire se le queda varado a medio camino en el pecho. No puede respirar, el intenso dolor se lo impide. Mira a su alrededor; sólo le faltan unos metros para llegar a la reja del colegio, pero las piernas le fallan y cae. Escucha, como si fuera muy lejos, voces y gritos. Debe ser cerca de él porque ve rostros angustiados, miradas preocupadas, gritos en bocas llenas de horror... pero parecen que estuvieran a kilómetros. Intenta decirles algo, no sabe qué pero, antes de poder sentir el suelo bajo su cuerpo, lo engulle la oscuridad. Una palabra se queda anclada en sus labios y no llega a ser pronunciada:  «Ayudadme»
La gente, padres y madres a la espera del timbre del colegio, se arremolinan alrededor de Ricardo. Algunos gritan, otros se tapan la cara con las manos, otros piden a los demás que no se apelotonen sobre el anciano caído, que le dejen respirar; otros llaman por el móvil al servicio de urgencias. Uno sólo se acerca al hombre y se arrodilla a su lado, pero no sabe qué hacer. Impotente le toca la cara y le llama, le coge la mano y le abre la camisa. Nadie más se atreve a arrodillarse junto a él... Y nadie sabe cómo puede ayudar a Ricardo.
Un rato después se escucha una ambulancia a lo lejos. Algunos suspiran de alivio... pero no saben que ya es demasiado tarde para Ricardo. Su corazón hace un ratito que dejó de latir para siempre.

-----ooooo00000ooooo-----

Como hago siempre, les invito a imaginar que esto les pasa a ustedes. Que se encuentran en la situación de Ricardo..., pero también que uno de ustedes se encuentra en ese grupo de padres y madres que ven impotentes como Ricardo cae al suelo y delante de sus ojos muere, sencilla y llanamente porque no saben cómo le pueden ayudar.
Las estadísticas, siempre frías y brutales, indican que CADA 20 SEGUNDOS SE PRODUCE UNA PARADA CARDÍACA EN ESPAÑA. Por supuesto, muchas de estas personas fallecen porque nadie sabe cómo atenderles o porque no existe un aparato tan simple y vital como es un desfibrilador.
Si todos nosotros, e insisto en lo de TODOS, conocemos la técnica básica de Reanimación-Resucitación Cardio-Pulmonar (RCP-B) todos podremos ayudar en una situación así, sabremos qué hacer, hasta que un servicio de urgencias atienda debidamente a una persona que ha sufrido una parada cardíaca. Porque las posibilidades de que una persona que sufre una parada se recupere son mayores si se le hace una RCP precoz. Pasados unos minutos, sólo unos pocos tras la parada, la situación de una persona resulta ya irrecuperable.
Y me imagino que se preguntarán ¿DÓNDE PUEDEN ENSEÑAR-FORMAR A LOS CIUDADANOS EN RCP-BÁSICA?: En el colegio e institutos, en la universidad, en centros de ocio, en asociaciones de vecinos y culturales, en centros deportivos, en nuestro centro de salud, en nuestra empresa...
Además CONSIDERO NECESARIO, IMPRESCINDIBLE, QUE EN TODOS LOS LUGARES PÚBLICOS HAYA UN DESFIBRILADOR. Es una herramienta vital para recuperar según qué paradas cardíacas.
Recuerden que traté el tema en la entrada «SALVAR 1 VIDA»
Si todos aprendemos la técnica (ideal sería que todos tuviéramos los conocimientos básicos en no sólo RCP-Básica sino en Primeros Auxilios... Heimlich, por ejemplo) y sabemos aplicarla correctamente se evitarían muchísimas muertes. Muchísimas. Piensen, además, en lo satisfactorio que puede resultar poder ayudar a alguien, conocido o no, que sufre una parada o un simple atragantamiento, evitar que muera. ¿Y que sepas que si te pasa a ti, alguien te ayudará y sabrá qué hacer?
Piensa en eso también...
De una forma o de otra, salimos beneficiados todos.
------
EDITO (20 DE ABRIL 2012): los profesionales del 061 de Andalucía imparten cursos de formación en reanimación cardiopulmonar básica entre escolares, cuerpos de seguridad, docentes, familiares de pacientes con cardiopatías... (nota informada por SaludAndalucía, gabinete de comunicación de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía)

PARA SABER MÁS:
Hay muchas más web. Yo he incluido aquéllas que hacen referencia a la formación en RCP-B y a necesidad de tener acceso a Desfibriladores en sitios públicos, guiándome por la mejor accesibilidad en los buscadores, jamás por criterios de publicidad ni nada que se le parezca.

Y, por ahora, nada más

jueves, 12 de abril de 2012

Libro: «Cuidar y acompañar...A LA PERSONA CON ENFERMEDAD DE PARKINSON»


En esta semana se celebra del Día Mundial del Parkinson, concretamente el 11 de abril. 
Según afirman las distintas asociaciones de afectados de esta patología, el Parkinson es una de las enfermedades crónicas más habituales pero también una de las más desconocidas.
El libro de la Editorial Médica Panamericana, «Cuidar y acompañar a la persona con Enfermedad de Parkinson» (2009), pretende proporcionar la información que un paciente con Parkinson y sus familiares,  así como sus cuidadores o amigos, precisan para que puedan entender este proceso, su evolución y sus pronóstico y, así, saber cómo deben ser los cuidados que estos enfermos deben recibir para que su vida sea lo más normal posible sin perder en calidad.
El libro está estructurado en forma de preguntas y respuestas, intentando recoger las inquietudes más frecuentes entre los enfermos y familiares cuando han sido diagnosticados de estas patología. Se enfoca en diversos aspectos de la vida cotidiana como alimentación, descanso/sueño, eliminación, sexualidad... así como en otros más específicos como medicación, ejercicios-rehabilitación, evolución de los síntomas, pronóstico... El enfoque es hacia el paciente, por supuesto, pero también hacia el pilar de los cuidados que estos enfermos precisan: el cuidador
Destaco la forma sencilla, llana y realista con que sus autores han afrontado los temores ante la evolución de la enfermedad, el pronóstico y consecuencias, siempre desde un punto de vista positivo, en el espíritu de que conocer el problema permite afrontar esta enfermedad con más valor.
Pero le veo ciertas carencias menores, que no restan mérito al texto, pero que considero de cierta importancia.
  • No explican en qué consiste realmente esta enfermedad. La definen desde los síntomas sin entrar en más consideración. No digo que deban hacer un tratado fisiopatológico, por supuesto -y aparecen en el texto ciertos dibujos con la palabra «Dopamina», pero no la explican-. Creo que explicar en un apartado concreto y claro, con palabras sencillas, en qué consiste esta patología hace comprender mejor el por qué de esos síntomas, algo tan crucial en esta enfermedad, así como entender su evolución.
  • Los recursos clínicos y sociales a los que se hace referencia en el texto para pacientes con Parkinson y sus familiares son los recursos del país de origen de sus autores. Creo que sería interesante que se hiciera un acopio de recursos en la web a nivel internacional y que se detallara en cada tirada nacional los recursos de los que cada país dispone, en forma de asociaciones y servicios de ayuda. Es una guía para ayudar al paciente allí donde vive y se le debe proporcionar los medios clínicos y sociales acordes a sus necesidades justo donde reside, por lo menos de forma somera.
Creo que es una buena obra, que habla de forma clara y realista de esta enfermedad.
Y, por ahora, nada más.

lunes, 9 de abril de 2012

Reflexiones: Astenia primaveral...¡ese gran invento!

(C) Lola Montalvo

Llegó la primavera... bueno, hace ya algunas semanas que llegó y ya nos encontramos sufriendo sus rigores. Cansancio, fatiga, desgana, dificultad para conciliar el sueño, nerviosismo... es lo que ahora sufrimos y lo que se suele llamar Astenia Primaveral. Pero ¿qué es la Astenia Primaveral? ¿Existe de verdad este, considerado por algunos de forma errónea, mal? Y, si es así... ¿cómo se cura?
Está claro que esta situación producida por el cambio de estación, el cambio horario, el cambio de luz y de tiempo produce ciertas alteraciones en nuestro organismo, pero no es una enfermedad en sí, sino un síntoma. No más.
Eso sí. En los medios, en todo espacio donde se puede hacer publicidad, menudean los anuncios en los que hombres y mujeres sonrientes y llenos de vitalidad sostienen en sus manos el producto milagro que nos curará de forma definitiva esa astenia. Y, supongo, que será más impactante cuando el que lo publicita es un personaje famoso y querido. El gancho que nunca falla.
A algunos les interesa sostener este falso mito de la Astenia Primaveral para vender según qué productos... innecesarios. Con su publicidad, nos quieren hacer insoportable esta situación, nos quieren hacer creer que estamos malos y nos hacen creer que necesitamos un producto para curarlo...
Ya he hecho referencia en otras entradas de este blog sobre la publicidad de productos a los que se les supone una serie de beneficios no del todo reales. En este caso estaríamos en la situación de hacernos creer que tenemos un problema de salud y vendernos el producto que nos lo cura, sobre todo en aquellas versiones de vitaminas y complementos varios, que se nos mete por los ojos diciéndonos que «no saben por qué, pero funcionan...» ¡El colmo de la desfachatez!

Puede que la Astenia Primaveral sea una situación real que algunas personas sufren con más intensidad que otras. Pero no es necesario tomar medicamentos ni productos farmacéuticos especiales para curar algo que no es una enfermedad. La mejor forma de sobrellevar esta etapa del inicio de primavera es:
  • Alimentación saludable y variada, rica en vegetales frescos, frutas y verduras..., así conseguimos ese aporte de vitaminas que tanto nos hacen creer los publicistas que nos faltan y que ciertos laboratorios nos venden en pastillas y otras empresas nos meten en la leche, por decir un par de ejemplos. En cierto tipo de dietas carentes de productos y alimentos frescos sí se podría observar alguna carencia -recordemos que algunas vitaminas se destruyen al cocinar los alimentos-, pero con el consumo de alimentos frescos y variados el aporte de vitaminas y minerales será el adecuado y suficiente. Además es más barato... y rico.
  • Tomar abundantes líquidos al día... Aprovechar a tomar zumos naturales.
  • Descansar de forma adecuada, a ser posible, 8 horas. Y si ya uno se puede permitir un descansito de 20-30 minutos después de comer, todo se sobrelleva mejor.
  • Hacer ejercicio de forma regular: al menos 30-40 minutos al día, evitando las horas finales del día, porque a lagunas personas les produce exceso de excitación.
  • Evitar tomar excitantes, como café o té... producen a veces el efecto contrario e impiden descansar.
  • Ser regular y respetar horarios en las comidas, descanso, ejercicio... Llevar rutina facilita el descanso y el inicio de la jornada diaria.
  • No tomar aportes de vitaminas-minerales que no sean recetados por el médico y/o no esté justificada su administración. Con una alimentación variada, tal como se ha indicado, son innecesarios estos suplementos, y algunos son perjudiciales si se toman sin estar indicado; ciertas vitaminas/minerales tomados sin necesidad se acumulan y pueden ayudar al desarrollo de otras patologías graves. No todos son tan inocuos como la sonrisa de spots nos aseguran.
Y, por ahora, nada más