Política de cookies

viernes, 31 de agosto de 2012

Reflexiones: Contra los recortes en Sanidad: Rebelarse o Morir

Foto Campaña Médicos del Mundo, «Derecho a Curar»


El día 1 de septiembre entra en vigor la normativa (Real Decreto Ley 16/2012) que obliga a los Servicios Sanitarios públicos a no atender a los inmigrantes en situación irregular de forma gratuita y universal como se venía haciendo hasta la fecha. 
Supongo que la mayoría de mis colegas profesionales de la Salud ya conocen la Campaña lanzada por Médicos del Mundo cuyo lema es «Derecho a curar» y que pretende que se nos sumemos a una objeción de conciencia en contra de la aplicación de esta ley por razones éticas. Ya nos hemos adherido más de 1300 profesionales, aunque mi labor hoy día no es asistencial como tal, pero me da igual. Me sumo a ello. 

El gobierno ha redactado esta ley basándose en una serie de ideas preconcebidas arraigadas en la sociedad, en cierta medida xenófobas, y que han exprimido de forma, para ellos, satisfactoria. Se basan en mitos falsos que Médicos del Mundo se ocupan en aclarar. Destaco las que considero más llamativas, para no sobrecargar: 

  • que los inmigrantes sobreexplotan los servicios de salud: no es cierto, porque en su mayoría son personas jóvenes y sanas, no habituadas a consultar al mlédico en males banales, como hacen los occidentales. 
  • que dejar de atender a este grupo de población ahorrará costes: algo dudoso en enfermedades infecto-contagiosas, dado que ellos pueden ayudar a propagar patologías hasta ahora controladas, con lo que el gasto aumentaría de forma indirecta. 
  • que inmigrantes son turistas sanitarios… No es cierto: los verdaderos turistas sanitarios suelen ser ciudadanos de la UE conocedores de la calidad de la sanidad española. 
  • No se les atiende en primaria pero sí en urgencias: otro error, dado que atender en primaria evita sobrecargar los servicios de urgencias de ya de por sí bastante saturados con los brutales recortes que se están aplicando por parte del gobierno. Aparte, no todos los inmigrantes tienen patologías agudas. Los tratamientos crónicos no se atienden en urgencias...
Esta objeción de conciencia por parte de los profesionales sanitarios está respaldada por cuestiones éticas básicas: el acceso a la salud sin discriminación para todas las personas es un derecho humano reconocido por todas las normas internacionales. Forma parte de un código deontológico que compromete al profesional a proteger la salud de las personas sin ningún tipo de discriminación. Este resumen de motivos tiene poco que discutir, aunque no está libre de opiniones, por supuesto. 

Unas comunidades autónomas se han mostrado claramente en contra de este R.D. y seguirán atendiendo a inmigrantes sin papeles… Imaginen mañana a aquellas personas que siguen tratamientos crónicos como terapias por cáncer, enfermos con VIH, pacientes en tratamiento en hemodiálisis y no se les atienda. Todos estos ejemplos no se atienden en urgencias, son tratamientos citados, programados… crónicos. 
¿Se les abandonará? Estoy cansada de que se siga viendo a los inmigrantes como una lacra, como algo que hay que extinguir y echar de nuestra «magnífica» sociedad. Cada persona vive donde puede… creo que es un derecho que no debemos olvidar, y muchos han salido de sus países expulsados por guerras, hambrunas, violencia, pobreza… tal como ahora salen los españoles a otros países buscando una oportunidad de tener una vida mejor. Los inmigrantes enfermos que viven en España deben seguir recibiendo asistencia sanitaria porque ellos no son un gasto económico insostenible. Ellos no. Me parece que los políticos están dirigiendo sus flechas hacia los más débiles, inspirando ciertas actitudes xenófobas con sus leyes excluyentes para que no prestemos atención a su labor como gobernantes, en gran medida, incompetente e irresponsable. Deberían aplicarse más a recortar sus prerrogativas y sus abusos, su amiguismo y su nepotismo y dejar a las personas con menos medios vivir en paz. 

Creo que vivimos unos tiempos en que los gobernantes no son la solución; en gran medida, ellos son parte del problema… 

Recuerdo mis anteriores entradas: «Desesperanza» en la que se muestra cómo los brutales recortes del gobierno dejan a los más humildes desamparados y con más cargas, cuando los poderes públicos deberían velar por ellos y evitar que la pobreza siga campando a sus anchas. 
Y «Los de calor... y otros golpes» entrada en la que pretendo analizar los recortazos en materia de sanidad por parte del gobierno y sus repercusiones funestas en la población. Sin ambages...

PARA SABER MÁS: 
Y, por ahora, nada más.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...