Política de cookies

lunes, 9 de julio de 2012

Reflexiones: Cuando calienta el sol allá, en la playa... ¡¡QUEMA!!

Foto Lola Montalvo (C)

Acabo de regresar de mis vacaciones. 
He estado en la playa, he visitado pueblos y ciudades con mar.
Como persona que «usa» este tipo de vacaciones de forma más o menos habitual, creía que la lógica impulsaba a los bañistas a protegerse frente al sol..., dado que, además, es junto con la prevención de las muertes por calor extremo, uno de los mensajes más habituales en los telediarios todos los años.  
Pues he de afirmar que ESTABA EQUIVOCADA.
He visto, durante estos días, de forma harto frecuente, pieles quemadas por el sol no sólo en adultos, sino en niños. Entiendo que estar morenito, disfrutar del sol en la piel es algo que gusta, que atrae. Los deportes al aire libre, baños en playas y piscinas, disfrutar al aire libre es algo que impulsa nuestra actividad en verano. Lo sé. Pero se puede evitar el quemarse, el sobre exponerse a los rayos del sol. Y creo que, el que lo haga un adulto, es su responsabilidad; pero a los niños, esos adultos tienen la obligación de protegerlos. Esto incluye las quemaduras solares y la insolación

A estas alturas a pocos se les escapa que el sol es dañino si se toma sin protección. No sólo sus rayos aceleran el envejecimiento prematuro, sino que pueden facilitar el desarrollo de determinados tumores, incluso, cáncer. Además, tal como los especialistas indican de forma llana, la piel tiene memoria..., es decir, que las lesiones que se produzcan son acumulativas y daños ocasionados por el sol en piel previamente dañada por el sol o por otros factores, desarrollan más fácilmente lesiones graves.
La piel debe protegerse antes, durante y después de la exposición, con un factor adecuado a nuestro tipo de piel... Hasta hace poco se indicaba que las personas con tonos de piel oscura no debían protegerse. Hoy día se aconseja que también utilicen algún tipo de protección y que hidraten la piel tras la exposición.

Los niños necesitan un cuidado muy especial, porque ellos no son conscientes del peligro que supone la exposición prolongada y somos los adultos los que debemos estar al tanto:
  • Niños menores de 5-6 meses no deberían estar expuestos al sol de ninguna manera. A ser posible no llevarles a la playa, pero bueno... Muchos especialistas contraindican la utilización de cremas solares en niños menores de 6 meses.
  • Se les debe aplicar un FP alto, no inferior a 30 y resistente al agua, cuyo tipo y formato debe ser aconsejado por el pediatra
  • Se les debe proteger cabeza y ojos, con gafas de sol adecuadas.
  • Deberían tener siempre puesta una camiseta que evite paso de rayos nocivos del sol
  • Se les debe aplicar con frecuencia una nueva capa de crema protectora
  • Deben beber abundantes líquidos y retirarles del sol cada cierto tiempo. Nunca tomar sol en horas centrales del día.
  • Tras la exposición, aplicarles siempre cremas hidratantes y refrescantes
  • Ante la mínima aparición de zona de piel enrojecida, consultar con el pediatra. Cuidado si éstas son extensas, sobre todo en niños pequeños... 
  • Ante quemaduras solares, aunque parezcan banales, vigilar la temperatura. Es frecuente que aparezca fiebre
  • Ante cualquier duda, consulte con el pediatra, enfermero y/o farmacéutico.
Nada más... y nada menos.
Pasemos bien estos días de playa y sol, de actividades al aire libre, de piscinas y agua en general, pero hagamoslo con cuidado. Es muy sencillo y nos ahorraremos muchos disgustos.

Si desean saber más:
Y, por ahora, nada más.

7 comentarios:

CreatiBea dijo...

Bienvenida!!!! :)))))

Yo creo que ahora la gente está muy concienciada, pero como bien dices, todavía hay quien se tuesta bajo el sol cual langostino...
Los mayores allá ellos, pero a veces me dan ganas de decirle a algún padre que le ponga cremita al niño, o un gorrito.

Besitos, y no sabes cómo me alegro de verte otra vez en activo por la blogosfera, ¡das vidilla!

tomae dijo...

Querida Lola, después de esta entrada recordé nuestro segundo día de Playa -no hubieron muchos porque luego fuimos a la montaña-

No fue mi mujer pues aprovechó para hacer unos cursillos ...

"Sobre todo no te olvides de ponerles crema"

Yo, las unté, te lo aseguro ...aunque en una me descuidé una zona que luego la rojez de su espalda delató ese descuido mío...

Es increíble como ataca el sol, en nuestra época, llego a pensar que cuando era un crío no pasaba lo mismo, estoy convencido que es cierto lo de la capa esa ozónica, y que cada vez hemos de tomar más precauciones.

PD. No eludiendo mi responsabilidad del "untaje" para futuras ocasiones, agradecería si me pudieras aconsejar un remedio "post-descuido" para aliviar el escozor de la zona afectada.

Un fuerte abrazo ... y saludos a todos los que empiezan próximamente sus vacaciones. Bss!

Serena van der Woodsen dijo...

Es una pena pero es verdad que la gente no acaba de darse cuenta de lo importante que es. Lo de no proteger a los niños es indignante... bebés en la playa... a quién dan el carnet de padre?
Por otro lado, hay gente que piensa que si no se quema la piel es que el sol no le está dañando: "yo no me pongo crema porque nunca me quemo". Grave error, la piel hay que protegerla siempre.
Me alegra leerte de nuevo, Lola.
Besos.

Lola Montalvo dijo...

OS PIDO DISCULPAS POR LA TARDANZA EN RESPONDER... regresé de vacaciones y me vi sumergida en un maremágnum de obligaciones que me han limitado el tiempo libre.

Lola Montalvo dijo...

BEA: Cierto que ver peques con la piel quemada da idea del poco caso que sus padres les hacen... sin paños calientes!
Besos miles, Bea y muchas gracias.

Lola Montalvo dijo...

TOMAE: cierto que a veces pasa eso: se quedan pequeñas zonas sin cremita que se queman sin remedio.
Cuando eso sucede, remedios:
. Mezclar agua con vinagre y aplicarlo en forma de paños en la zona dañada. Se dejan unos minutos y se va cambiando... de forma similar a como se hace cuando se ponen paños en la fiebre. Nunca alcohol: se absorbe por la piel
. Poner cremas aftersun de las que ya están comercializadas.

Lo mejor: poner primero paños de vinagre y después aftersun... Hidratar bien la piel y protegerla del sol en los siguientes días.

Espero haber solucionado tu duda, Tomae.
Besos miles

Lola Montalvo dijo...

SERENA: Ayer pasé el día en la playa y vi un buen número de adultos y peques literalmente achicharrados. Da igual lo que se diga... pero no debemos rendirnos, tenemos que cambiar como sea el ideario costumbrista. Es demasiado peligroso para la salud.
Encantada de verte de nuevo por estas tierras medias, Serena. Besos miles

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...