Política de cookies

lunes, 28 de marzo de 2011

Reflexiones: Tuberculosis, una infección muy actual

El pasado día 24 marzo se celebró el DÍA MUNDIAL DE LA TUBERCULOSIS. Antiguamente a esta enfermedad se la conocía como «Tisis». Es una enfermedad infecto-contagiosa producida por un microorganismo muy resistente llamado Mycobacterium o micobacteria tuberculosa. Afecta fundamentalmente a los pulmones, pero también puede llegar a afectar a los riñones, a los huesos y articulaciones, al sistema nervioso, al aparato genitourinario, al aparato digestivo o sistema linfático. Pero, la forma de presentación más frecuente es la infección respiratoria, en forma de tuberculosis pulmonar (TB).
La forma de transmisión más frecuente es la vía aérea-respiratoria; cuando una persona con TB tose, estornuda o escupe, el microorganismo pasa al aire y éste puede pasar a otra persona. Suele ser un proceso respiratorio que cursa, en general, con fiebre, tos y expectoración abundante, cansancio y con una duración de más de tres semanas.
La puede padecer cualquiera, pero afecta más a personas con bajas defensas, desnutridas o con otros procesos crónicos o infecciosos. Se considera enfermedad profesional en el ámbito sanitario. También se ven contagiados los viajeros que van a países en los que esta infección es más prevalente. Y su contagio se ve potenciado por ciertas conductas en personas enfermas -véase: escupir en el suelo o toser y estornudar sin proteger nariz y boca-.
No existe vacuna efectiva totalmente, pero sí hay tratamiento que si se lleva de forma adecuada puede llevar a la curación total.
En España las cifras de TB están estables, pero en otros países en los que el acceso a los tratamientos es limitado por lo caro y por lo prolongado de su duración (unos tres meses), las cifras, lejos de disminuir, aumentan. La dificultad de erradicación de esta patología viene determinada por las formas resistentes de la infección, por mal uso de los fármacos o por interrumpir el tratamiento antes de tiempo.
Hasta hace poco, la opinión general era que esta enfermedad estaba casi erradicada. Se la asocia con personajes históricos (María de las Mercedes de Orleans y Alfonso XIII, Gustavo Adolfo Bécquer) y se la considera , incluso, la enfermedad de una época... El Romanticismo.
Sin embargo, la TB es una enfermedad muy actual, a la que no hay que tener más miedo de lo normal, pero sí seguir pensando en ella, sobre todo por parte de profesionales sanitarios cuando ciertos cuadros respiratorios cursan con una determinada evolución. La mejor forma de prevención es el Diagnóstico y Tratamiento Precoz del paciente y su entorno, para evitar su transmisión.
Por parte del paciente: llevar a cabo el tratamiento tal y como le haya indicado el médico y jamás automedicarse. Estos son los dos factores que, entre otros, han contribuido a la multirresistencia actual de las micobacterias tuberculosas a los tratamientos conocidos.

En general, es imprescindible que no se tome ningún antibiótico que no haya sido pautado por un médico. Muchas de las enfermedades infecciosas resistentes a los antibióticos conocidos es debido a la mala costumbre que existe hoy día de tomar lo que uno cree o lo que alguien profano en la materia recomienda. En breve retomaré este tema que creo de vital importancia.
Y, por ahora, nada más.

miércoles, 23 de marzo de 2011

"Día Nacional Contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario"


Como dice el enunciado, hoy es el Día contra las agresiones en el ámbito sanitario.
Por agresiones se entiende no sólo los golpes, sino que se incluye las agresiones verbales, amenazas, coacciones. El 33% de los enfermeros han sufrido una agresión de este tipo en el último año. Demasiadas.
Supongo que todos los profesionales de la salud, en algún momento u otro, hemos sufrido algo de este tipo. Por lo menos yo sí, muchas veces, demasiadas. Generado por el estrés o la angustia, da igual. El caso es que a veces se intenta volcar en el personal sanitario el dolor o la frustración propios o de personas queridas.
Creo que TODOS debemos poner de nuestra parte para que esto se acabe, para que esto no sea algo cotidiano. ¿Quién debe hacer qué? No lo sé, de verdad, pero creo que es un problema que debemos procurar solucionar todos, personal sanitario y administración, por un lado, y usuarios y familiares, por otro. Entender la postura del otro, acercarse al otro, empatizar con el otro, no plantear expectativas inalcanzables, no buscar paliar la propia frustración en el otro.
Eso sí... a las Administraciones me gustaría indicarles que los recortes que sigue poniendo en práctica en la partida de recursos humanos, sobre todo, ayuda mucho a que este problema no tenga una fácil solución... el estrés que genera por parte de personal y usuarios puede ser foco de origen de muchas agresiones... Ya que llegan las elecciones y tanto les preocupan la los políticos el bienestar de los ciudadanos y como tanto les gusta llenarse la boca de afirmar...
Y, por ahora, nada más.

La foto la he sacado de Internet. Si le pertenece a alguien y desea que la retire, así lo haré

lunes, 21 de marzo de 2011

DÍA MUNDIAL DEL SÍNDROME DE DOWN

Mucho se tiene logrado ya, cierto, pero aún quedan muchas cosas por hacer, muchas barreras que eliminar, muchas murallas que vencer.
Todas las campañas que se llevan a cabo van en esa dirección. Reivindicaciones basadas en la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad cuyo objetivo es concienciar a la sociedad sobre los derechos de quienes tienen síndrome de Down.

Creo que poco más se puede añadir.
Las personas con Síndrome de Down tienen mucho que ofrecer. Ofrezcamosles la oportunidad de que lleguen todo lo lejos que puedan y deseen. Los límites no están marcados, por nada, por nadie.
Y, por ahora, nada mas
La foto la he tomado de Internet. Si le pertenece a alguien y desea que la retire, así lo haré.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Memoria de mi enfermera XXVII: «Operación bañador»... misión ¿imposible?


Estoy desolada. Tengo una boda y nada me queda bien. Por eso, como la boda es dentro de dos semanas y no me da tiempo a hacer ya nada porque se me ha echado el tiempo encima, he ido esta mañana a la corsetería de Paqui. La verdad es que me ha solucionado la papeleta, porque me ha dado una faja-corsé que me ayuda a meterme en el vestido que me compré el año pasado para la boda de mi prima... Eso sí, me salen dos bultos por los lados y el pecho me impide respirar. Pero entrar en el vestido... entro.
Intentar meterme en un vestido imposible me ha ayudado a darme cuenta de que el verano se me echa encima y que, o me pongo ya a adelgazar, o no me podré poner los bikinis del año pasado. He ido, ya que pasaba cerca de allí, al salón de estética de mi amiga Sole y me ha dado una dieta que me ha asegurado que es mejor que la del año pasado. Con la del verano anterior perdí diez kilos en cinco semanas y me quedé estupenda, pero con el veranito y la Navidad, ahora peso quince más... Me ha asegurado que me puedo quitar lo que me sobra en un mes y medio y que es muy segura.
Ea, con mi faja-corsé y mi dieta en el bolso ya me siento otra... la vida me sonríe.

oooo0000oooo

¿Les suena?
Yo he escuchado una conversación similar esta mañana. Real como la vida misma. Además, he leído en prensa, que algunas personas están dispuestas a utilizar sustancias potencialmente peligrosas con tal de poder perder peso. Se acerca el verano y todos los excesos que hemos cometido durante el invierno y la Navidad, excesos acumulados de forma patente en zonas harto visibles de nuestra anatomía, queremos eliminarlos como por arte de magia en un mes o dos, lo que queda para que llegue el buen tiempo y empecemos a mostrar carne. Se ponen así de moda dietas ridículas, excesivamente incompletas o extremas, que pasan de mano en mano sin supervisión ninguna por algún profesional como dietistas, nutricionistas, enfermeros o médicos. Son dietas, por ello, que suponen una «bomba de relojería» en según qué organismos... que podrían poner en serio peligro la salud del que las sigue sin pensar en más que en tener un físico acorde a lo que su mente y la sociedad les dicta.
Cierto que la obesidad, --ya se ha comentado en otros lugares de este blog--, es una enfermedad crónica que debe ser tratada y atendida por profesionales de la salud y que requiere en muchos casos un tratamiento invasivo y duro. Pero en el caso que tratamos en esta entrada, el sobrepeso (IMC entre 25 y 29,9; normopeso: IMC 18,5-24,9), es más un problema nutricional --de malnutrición-- que una patología en sí. Puede llegar a ser el primer estadio de la obesidad... si no se corrige el motivo que lo origina.
La mayor parte de los casos de sobrepeso (cuando la persona no sufre otra patología y/o afección) es el resultado de:
  • Exceso de ingesta energética en la dieta asociado a...
  • Un bajo gasto calórico en su vida diaria, en sus actividades cotidianas
Traducido: comemos más de lo que necesitamos y/o no tenemos una adecuada actividad física diaria que lleve un gasto de lo que ingerimos...
Resultado: al ingerir más calorías de las necesarias... se acumula y engordamos.

¿Cuál sería, entonces, la solución?
Adecuar nuestra alimentación a nuestro estilo de vida y a nuestra actividad diaria y/o aumentar el ejercicio físico diario. La solución NO ES HACER RÉGIMEN. El régimen, ya por su nombre, indica sacrificio, obligación, en muchos casos, monotonía y, por supuesto... temporalidad, porque se abandona cuando nos aburrimos o cuando creemos que hemos conseguido nuestro objetivo.
Por ello, a esas personas que sufren cierto sobrepeso las invito a modificar sus hábitos de vida de forma permanente. Pero no para conseguir un peso X en un tiempo límite, sino para conseguir rebajar su exceso de peso en un tiempo indeterminado con una dieta variada, rica y nutritiva (DIETA MEDITERRÁNEA) ajustada y complementada con un plan de ejercicio físico diario adecuado a las circunstancias de cada cual. No se debe buscar exclusivamente un objetivo estético, sino mejorar el nivel de salud, desear estar bien por mucho tiempo. Elegir, mediante hábitos de vida saludables, mejorar nuestro nivel de salud.
Y, por ahora, nada más.
Safe Creative #1103168741712

jueves, 10 de marzo de 2011

10 marzo: DÍA MUNDIAL DEL RIÑÓN

En esta celebración que tiene lugar el segundo jueves de cada marzo, este año se dedica a la prevención de las enfermedades cardiovasculares, que tanta relación tienen con la patología renal. Con mensajes como «No dejes que tus riñones dañen tu corazón» o « Protege tus riñones, salva tu corazón» intentan llamar la atención sobre este problema y su prevención.

1 2
2. Cartel promocional de Asociación Enfermos Renales Tenerife

Se incide en la importancia de prevenir y realizar una detección precoz de toda patología renal que, a corto o medio plazo, puede llegar a desencadenar una patología cardiovascular y viceversa, es decir, actuar sobre todas aquellas patologías cardiocirculatorias que pueden llegar a desencadenar una Enfermedad Renal Crónica. Entre otras medidas generales, se destaca:
  • Vigilar y controlar la tensión arterial (por debajo o igual a 140 mmHg de sistólica y por debajo o igual a 90 mmHg de diastólica)
  • Vigilar y controlar los niveles de glucemia o azúcar en sangre (por debajo de 120 mg/dl)
  • Vigilar y controlar los niveles de colesterol en sangre (por debajo de 220 mg/dl)
  • Llevar una dieta variada y rica en fibra, verdura, hortalizas y fruta fresca.
  • Evitar hábitos tóxicos como el tabaco y drogas.
  • Realizar actividad física/ejercicio de forma regular-diaria de al menos 30 minutos.
  • Tener presentes los factores de riesgo y los antecedentes personales y familiares que predisponen a padecer diabetes, cardiopatías o cualquier tipo de patología renal. Sobre estas personas hay que incidir de forma más específica.
El corazón y los riñones están íntimamente ligados en nuestro cuerpo, de tal forma que lo que afecta a uno termina afectando al otro. Por ello es necesario proporcionar información y concienciar a las personas en la importancia de llevar una vida lo más sana posible, con una dieta variada (dieta mediterránea) libre de hábitos nocivos y con un hábito regular de ejercicio físico. Fundamentalmente, se pretende proporcionar las herramientas más básicas a los ciudadanos para que sepan a qué se enfrentan y cómo prevenirlo, así como animarles en la idea de desear cuidarse y de estar bien muchos años.

Nuestra salud es nuestra responsabilidad. No hay que esperar a cuidarse cuando ya estamos enfermos, sino llevar un estilo de vida que busque aumentar nuestro nivel de salud y evitar estar enfermos. Es nuestra responsabilidad.

Y, por ahora, nada más.
editada 8 febrero 2015

martes, 8 de marzo de 2011

8 de marzo..."DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER"


Siempre he escuchado que la celebración de este día 8 de marzo es "Día Internacional de la Mujer Trabajadora"... pero creo que todas las mujeres son trabajadoras, se responsabilicen sólo de su casa o no. Mi opinión es que debe ser una celebración a nivel mundial dirigido a TODAS LAS MUJERES. Mi madre lleva años sin laborar fuera de casa y , sin embargo, ha trabajado toda su vida y lo sigue haciendo a sus más de 70 años. Sin reconocimiento alguno, sin cobrar y sin pensión... Creo que pocas cosas son tan injustas, pero en fin.
En los países occidentales se han conseguido grandes avances en lo que a la consideración y respeto hacia la mujer se refiere. Aún queda mucho por hacer, por supuesto... porque muchos afirman que el que la mujer «saliera a la calle a trabajar» fue un gran logro. No digo que no; sí, cierto, muchas mujeres hemos salido a la calle a trabajar, pero nadie nos ha liberado de las responsabilidades del trabajo -duro, muy duro- en el hogar. Por ello, en algunos casos -muchos, demasiados- más que liberación, ha supuesto atarse un yugo más al cuello... llegar a casa reventada de trabajar fuera y ponerse a hacer todas las labores, es de titanes.


Pero, sí, la verdad, no se puede discutir que la situación de la mujer en los países occidentales ha mejorado a todas luces, aunque aún queden «flecos» como la diferencia salarial con los hombres en puestos de trabajo iguales, la dificultad de medrar para las mujeres en sus puestos de trabajo en relación a iguales del sexo masculino. Maltrato, violaciones... asesinatos. Sí, queda mucho...
Pero tal como indica Forges en su tira, si esta es la situación de las mujeres en occidente, cómo será la situación de las mujeres en los países en vías de desarrollo.
La espantosa mutilación que supone la ablación de niñas y jóvenes, las violaciones, asesinatos, prostitución, falta de escolarización, explotación, nulidad social, preeminencia masculina en la sociedad... situaciones todas ellas que conllevan siempre una esclavización de la mujer de forma patente o en la sombra. Me horripila pensar lo que deben sufrir tantos millones de mujeres sin voz, sin nadie que las escuche, sin nadie a quién le importe lo que les pase.
En la sombra por la ignorancia de los que nada les importa.
Por eso... el Día Internacional de la Mujer, lo dedico a reconocer lo que hemos logrado por aquí, a establecer lo que aún queda, cierto, pero sobre todo a denunciar el infierno que tantos millones de mujeres y niñas sufren a diario sólo por el mero hecho de no haber nacido varón.
Por último, una reflexión.
Las mujeres hemos conseguido muchas cosas, muchos avances... es verdad. Pero los hombres, muchos, aunque no todos, por desgracia, han hecho posible muchos de esos logros. No porque nos los hayan «concedido». No. Si no por el enorme cambio de actitud en nuestra sociedad, en esos hombres, en su mentalidad, que no han sentido temor por cambiar su forma de ver y aceptar a las mujeres. Mi marido, gracias a los dioses, no es ni la sombra de lo que fue mi padre. Ni de lejos.
Aún queda mucho por hacer en nuestra sociedad, por supuesto. Pero NO NOS OLVIDEMOS DE LAS MUJERES QUE VIVEN EN OTRAS CULTURAS. Ellas aún están en la sombra de todas las conciencias. Y aún están muy lejos de conseguir lo que nosotras tenemos.
¡Feliz Día de la Mujer... EN IGUALDAD(1)!
Besos miles

Y, por ahora, nada más.

(1) Añado esto tras leer el post de Rosa M. Nieto: Feliz Día en Igualdad: Reflexión
Safe Creative #1103088657346

viernes, 4 de marzo de 2011

Reflexiones: Comer sano, alimentarse bien


Se ha publicado una encuesta sobre hábitos alimenticios de los españoles que da mucho que pensar. En esa encuesta queda patente que en la dieta de los españoles hay demasiada grasa, demasiados platos preparados y azúcares, y poca fruta, cereales, vegetales, hortalizas y legumbres. A parte, el español medio no hace ejercicio de ningún tipo, lo que se conoce como ser sedentario o sedentarismo.
Hace relativamente poco la Unesco consideró la Dieta Mediterránea como Patrimonio de la Humanidad en alguna de sus variables... y los españoles no son precisamente los que más la siguen.
La dieta es unos de los hábitos que más van a condicionar nuestra salud... no sólo la presente, sino la futura, la salud que tendremos -o no- en nuestros años de madurez y ancianidad. Una dieta inadecuada a nuestra actividad física cotidiana favorece el desarrollo de patologías crónicas como la obesidad, la Diabetes tipo 2, el desarrollo de alteraciones de los lípidos -grasas- en sangre como hipercolesterolemia, que a su vez todo esto facilita el desarrollo de Hipertensión Arterial, cardiopatías, poliartrosis... no voy a desgranar todo lo que supondría porque es prolijo y sería aburrido.
La Dieta Mediterránea en lo que supone de variedad de productos y en la riqueza de su preparación, no sólo a nivel gastronómico sino como valor nutricional, se ha demostrado que es beneficiosa en todos los aspectos de nuestra salud, que facilita la prevención de todo lo que se ha indicado más arriba y que cuida la salud.
El ejercicio físico diario adecuado a cada uno de nosotros es un hábito saludable imprescindible y complementario a una dieta adecuada. Antiguamente, aunque tampoco hace tantos años, nuestro trabajo cotidiano requería un gran esfuerzo físico. Hoy eso no es así. Muchos trabajos y ocupaciones son sedentarios o requieren poca actividad física, por ello lo que no hacemos en nuestro laboreo cotidiano deberíamos hacerlo fuera, en lo que supondría nuestro tiempo de ocio y tiempo libre. Muchos afirman no poder económicamente, no disponer de tiempo para ir a un gimnasio...
Excusas y autoengaño... en la mayoría de los casos, por supuesto.
Ejercicio físico diario puede ser salir a caminar diariamente una hora o más, depende de cada uno y de su situación particular. Ponerse ropa adecuada y un calzado cómodo -no tiene porqué ser un chándal- y salir a andar durante una hora... no a hacer recados o a visitar a un amigo. A caminar, a buen ritmo, aunque sin exagerar -al ritmo que cada uno pueda, por supuesto, sin ahogarse o cansarse en exceso-. Andar es tan buen ejercicio aeróbico como montar en bici, correr, bailar, hacer batuka, nadar, saltar a la cuerda o jugar al fútbol o baloncesto.
Merece la pena cuidarse cuando uno se encuentra bien, joven y en forma. Merece la pena pensar un poco en que con un modesto cambio de hábitos en nuestra dieta y en nuestra actividad diaria podremos ir cumpliendo años con un nivel óptimo de salud.
¿Qué pasa cuando uno, aún siendo aún joven o madurito, ya tiene sobrepeso o tiene colesterol alto o algo similar? En estos casos se debe asumir que el cuidado de estos procesos debe proceder de uno mismo. Buscar asesoramiento en su centro de salud con su médico de cabecera y su enfermero que son los que de una forma personalizada podrán dar las pautas para llevar una dieta correcta y un ejercicio óptimo. Cuidarse.
Sé que las prisas del día a día imperan en nuestra vida, nos llevan a comer cualquier cosa de cualquier forma y a considerar el ejercicio físico como un objetivo inalcanzable en nuestro devenir cotidiano. Pero es algo que debemos plantearnos como necesario ahora que nos encontramos bien, porque nadie nos va a cuidar si no nos cuidamos nosotros mismos primero.
Por último, una reflexión con respecto a los NIÑOS. Los niños aprenden a comer con nosotros y con nuestros hábitos. Hacen deporte si les educamos en el deporte. Enseñar, educar en estos hábitos, en algunos casos, no es fácil; supone a menudo un derroche de paciencia y de constancia que en ocasiones nos frustra y nos lanza a tirar la toalla. Es más fácil darle a un niño unas natillas de postre que una fruta; un batido o un pastelito para merendar o para llevar al cole que preparar un bocata de queso; y para cenar, una pizza o unas salchichas... que un pescadito a la plancha o un plato de verdura. El niño que se cría obeso, será un adulto obeso. Ya existen cardiopatías en niños y patologías crónicas asociadas a niños propias hace años de adultos mayores. Además, los niños ya no juegan en la calle como cuando nosotros éramos pequeños... ahora hasta los juegos infantiles tienden al sedentarismo.
Volver a la DIETA MEDITERRÁNEA de siempre y hacer ejercicio adaptado a nuestras circunstancias diariamente nos va a beneficiar y nos va a evitar males futuros... esos que, supongo, ninguno deseamos padecer. No hay que esperar a que una analítica nos dé el dato funesto o que un diagnóstico nos abra los ojos. Hay que cuidarse, hay que desear cuidarse sin esperar a que un profesional no los recomiende en una consulta de crónicos.
Nuestra salud es nuestra responsabilidad... no la de los servicios de salud. Nuestra.
¡Ea, ya lo dejo...!
Y, por ahora, nada más.

Safe Creative #1103048629246