Política de cookies

lunes, 14 de noviembre de 2011

DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES


Hoy, 14 de noviembre de 2011, es el Día Mundial de la Diabetes.
En este blog ya se ha tratado con anterioridad el tema de la Diabetes, pero aún así he creído necesario tratar algunos aspectos de esta enfermedad y los puntos que las diversas organizaciones desean destacar a la hora de prevenir esta patología crónica.

La diabetes es un enfermedad crónica, en la que se produce o bien una falta de insulina (porque el cuerpo no la sintetice o fabrique) o bien, aunque sí existe insulina, ésta es defectuosa y no hace bien su cometido, es decir, la insulina no funciona bien. 
Pero, ¿qué es la insulina?
El páncreas es un órgano que tiene doble función: exocrina, es decir segrega enzimas cuya función es actuar sobre los alimentos en la digestión (duodeno-intestino delgado) de tal forma que contribuye a la asimilación de proteínas y grasas. La otra función que tiene el páncreas, llamada, endocrina, es debido a que segrega dos hormonas
  • Insulina: es la única sustancia en nuestro cuerpo que introduce la glucosa (hidrato de carbono) en las células para que éstas la quemen y obtengan energía. Es decir, saca la glucosa de la sangre, por lo que es una hormona hipoglucemiante.
  • Glucagón: hace la operación inversa a la insulina, es decir, cuando las cifras de glucosa en sangre bajan, se ocupa de movilizar las reservas que existen en músculo e hígado, sacando glucosa a la sangre. Es, por tanto, hiperglucemiante.
El equilibrio que el páncreas mantiene entre ambas, insulina y glucagón, hace que las cifras de glucosa en sangre sean constantes, tanto si ingerimos alimentos como si hacemos ejercicio. Estas cifras llamadas "normales" oscilan en un rango relativamente amplio, llamado rango de referencia, y es entre 70 y 110 mg/dl.

¿Qué pasa en la diabetes?:
Como indicaba más arriba, puede existir una ausencia total de insulina o, aunque ésta exista, esté en poca cantidad o su función sea defectuosa. Si esta alteración de la insulina es congénita, nos encontramos ante una diabetes tipo 1, que se suele manifestar en los primeros meses o años de vida y casi siempre el tratamiento es insulina, aparte de una estricta dieta. Pero puede pasar que nuestro páncreas endocrino funcione bien, segregue bien insulina y se adapte a nuestros cambios, pero a lo largo de la vida, tanto por factores hereditarios, como por predominancia de factores de riesgo, nuestro páncreas deje de funcionar de forma correcta. De esta forma la insulina sintetizada, o sea defectuosa o sea fabricada en menor cantidad o de forma errática; nos encontramos entonces con una diabetes tipo 2. En estos casos el tratamiento puede ser: dieta, ejercicio y medicamentos: antidiábeticos orales (ADO) y/o insulina, según el caso.
Otro tipo de diabetes, es la diabetes gestacional: aparece en los embarazos y se produce porque durante la gestación se produce un importante cambio en el metabolismo en general y en el metabolismo de los hidratos de carbono-glucosa, en particular, de tal forma que el cuerpo de la gestante es incapaz de mantener en niveles adecuados la glucosa en sangre. A veces es necesario, aparte de una estricta dieta, administrar insulina. En la mayoría de los casos tras el parto, al cabo de unas semanas los niveles de glucosa se normalizan por sí mismos y la diabetes desaparece. Pero esa mujer ya tiene riesgo de diabetes en etapas más posteriores (diabetes 2)

Como se pueden imaginar, la diabetes tipo 1 no se puede prevenir, es decir, será un daño que dará la cara más pronto o más tarde, pero en la diabetes tipo 2 si se puede prevenir su aparición o retrasar el inicio de sus manifestaciones clínicas.

¿Qué son los factores de riesgo de la diabetes?
Los factores de riesgo son aquéllos que, cuando se manifiestan o se producen durante un tiempo determinado, facilitan la aparición del proceso o de la enfermedad en cuestión, pero se pueden evitar y por lo tanto reducir sus consecuencias. Suelen ir asociados a estilos de vida.
Existen más pero, en síntesis, los factores de riesgo más habituales son:
  1. Factores Predisponentes:
  • Edad superior a 45 años
  • Antecedentes familiares de diabetes.
  • Haber sufrido diabetes gestacional, aunque el embarazo no haya llegado a término.
     2. Factores de Riesgo:
  • Exceso de peso-obesidad
  • Perímetro de cintura: más de 88 cm, en mujeres. más de 100 cm, en hombres.
  • Vida sedentaria o no realizar ningún tipo de actividad física/deporte de forma regular.
  • Dieta no variada: que no se tenga un aporte adecuado de verduras, frutas y legumbres y que sea abundante en grasas animales y grasas saturadas, en general.
  • Hipercolesterolemia e hipertrigliceridemia, traducido: colesterol Total y LDL alto (o colesterol HDL bajo) y nivel de triglicéridos en sangre altos.
  • Tratamientos medicamentosos para otras patologías, sobre todo HTA, corticoides, antiinflamatorios.
A su vez, la diabetes es factor de riesgo para otras patologías, como: cardiopatías y nefropatías (ERC). Por ello, evitando la diabetes, a su vez evitamos otras patologías crónicas.

Como se puede observar, salvo la edad y los antecedentes familiares-personales, todos son evitables o controlables con hábitos de vida saludables: ejercicio, dieta saludable y equilibrada. Así, que la diabetes puede evitarse o prevenirse. Está demostrado que hacer ejercicio físico, reducir peso y perímetro abdominal, bajar niveles de colesterol... reducen significativamente el riesgo de sufrir diabetes. 


Si se entiende en qué consiste la diabetes, será más fácil prevenirla. 
Las estadísticas  nos hablan con claridad (Gutierrez Jimenez, M.):


"A la diabetes se la considera ya la epidemia del siglo XXI, y está intimamente relacionada con la obesidad y el sobrepeso y la inactividad física.
La diabetes afecta a 366 millones de personas en el mundo, y es responsable de 4,6 millones de muertes al año. La Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que en veinte años se dupliquen los casos a nivel mundial y que además, por entonces, se convierta en la séptima causa de muerte a nivel planetario.
(...)
Los casos de diabetes están aumentando en todo el mundo, y en particular en los países en desarrollo, donde se producen más del 80% de las muertes relacionadas con esta enfermedad. Casi la mitad de las muertes por diabetes corresponden a personas de menos de 70 años, y un 55% a mujeres.
En los países desarrollados la mayoría de los diabéticos superan los 65 años, mientras que en los países en desarrollo el grupo más afectado es el de 35 a 64 años."


Por ello, esta campaña anima a conocer los factores de riesgo y estimular cambios en los hábitos cotidianos dirigidos a evitar sus consecuencias. Además, mediante infomación adecuada, se pretende facilitar a los ciudadanos el reconocimiento de los primeros síntomas y signos de las primeras fases de esta enfermedad crónica, para que se lleve a cabo un diagnostico temprano y un tratamiento adecuado. Vamos, facilita saber cuándo debemos ir al médico.
No es cuestión de tener miedo, es cuestión de tomar nosotros mismos las riendas de nuestra salud, desear estar sanos y en las mejores condiciones físicas y conocer las herramientas que nos lo posibilita. 
A ello os animo.

PARA SABER MÁS:
Y, por ahora, nada más.

2 comentarios:

CreatiBea dijo...

Siempre viene bien estos días en los que se recuerda la forma de prevenir enfermedades o se proporciona información para que no el que no sepa de que va.

Además, aunque sea por un momento, nos hace ser conscientes de lo importante que es llevar una vida saludable para envejecer bien.

Besetes!

Lola Montalvo dijo...

BEA: disculpa... el sistema no me avisó que tuve tu comentario y lo veo hoy. Te pido perdón por ello.
Llevar una vida saludable es relativamente fácil y barato... y los beneficios en nuestra salud son impagables. Creo que sí, que merece saber cómo cuidarnos para poder disfrutar de una vejez lo más sanos posible.
Besos miles, Bea.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...